Autor Tema: imformacion sobre problemas hormonales en perras  (Leído 20346 veces)

0 Usuarios y 2 Visitantes están viendo este tema.

Desconectado dankaiser

  • Ya Caza Jabalí
  • ******
  • Mensajes: 748
  • DANKAISER
imformacion sobre problemas hormonales en perras
« en: 26 de Enero de 2007, 02:26 »
ANDRÓGENOS:

Son esteroides que se producen en las células de la teca, de Leydig y la zona reticular de la glándula adrenal. Al igual que los estrógenos, estimulan la mitosis de la epidermis pero se ha visto que este grupo hormonal no produce hiperpigmentación generalizada ya que en especies de roedores como el cuyo y el hámster, se han detectado zonas altamente sensibles a la estimulación androgénica.

Al contrario de los estrógenos, los andrógenos incrementan el tamaño de la glándula sebácea, lo que se ha observado al aplicar altas dosis de estos compuestos en especies como el ser humano, manifestando una hipersecreción de sebo.

También participan de la misma forma que los estrógenos, sobre la fase de anagén en el ciclo de crecimiento del pelo sin embargo, la controversia con respecto a su deficiencia, todavía persiste entre los investigadores.


Proestro y estro prolongados: Cuando el sangrado excede por más de 40 días (el proestro y estro pueden durar en conjunto de 6 a 40 días, 3 a 20 días por etapa). Generalmente, estas perras presentan un patrón de células superficiales en sus citologías vaginales lo que indica un efecto de estrógenos sin embargo, al realizar la medición de los niveles de progesterona, si no se observa un incremento de la misma se puede pensar en la existencia de quistes o tumores ováricos productores de estrógenos. Es importante recordar que la progesterona es necesaria para que se presente la receptividad sexual. Los quistes ováricos se pueden presentar en perras menores a los 5 años de edad y los tumores en perras mayores de 5 años. Por otro lado puede haber diversas causas que provoquen un sangrado persistente como son: Infecciones, inflamación, cuerpos extraños y exagerada administración de compuestos estrogénicos. Por esto es muy importante realizar estudios de citología vaginal, medición de estrógenos y progesterona (P4) y ultrasonido del aparato genital.

Para establecer el tratamiento para estas entidades, se debe considerar lo siguiente:

- Regresión espontánea: Se sabe que en algunos casos tanto los quistes como los tumores ováricos, puede presentar una regresión espontánea por lo tanto, no todas las perras que presentan un sangrado persistente necesitan tratamiento, pero si el problema persiste entonces, se debe actuar en consecuencia.

- Efectos colaterales: Cualquier método médico o quirúrgico que sea utilizado como tratamiento, no debe producir efectos indeseables por ejemplo, hiperplasia quística endometrial - piometra, anemias o cualquier entidad que interfiera con la salud reproductiva de la paciente.

TRATAMIENTO: Cuando se decide utilizar progesterona en casos de sangrado prolongado (método tradicional), existe un elevado riesgo de producir hiperplasia quística endometrial . piometra por lo que no es recomendable.

Actualmente para solucionar problemas de quistes ováricos se ha recomendado el uso de GnRH (hormona liberadora de gonadotropinas) a dosis total de 50 a 100 mg por vía intramuscular (IM), cada 24 horas y un máximo de tres aplicaciones o bien se puede utilizar HCG (gonadotropina coriónica humana) 20 UI/Kg por vía IM cada 24 horas hasta producir la regresión del problema. Estos protocolos han sido utilizados frecuentemente para producir regresión o luteinización del quiste folicular sin embargo, se desconoce el porcentaje de efectividad para producir cualquiera de estos dos fenómenos es decir, si se logra la regresión, pues obviamente el problema está resuelto pero, si se produce luteinización, el cuadro se complica porque se tendría que aplicar prostaglandina f2 alfa (PGF2a) la cual, no tiene efectos muy marcados para producir la destrucción de un cuerpo lúteo en la perra (ver tratamiento de anestro prolongado). Por lo tanto, si no se logra la corrección médica del problema, se recomienda la resolución quirúrgica del mismo. Si el quiste o tumor es unilateral se puede retirar solo el lado afectado y dejar el sano teniendo un buen pronóstico para la reproducción posterior de la paciente.

Anestro Prolongado: Para hablar de este problema se debe considerar que la perra haya ciclado y que no haya tenido actividad estral en un periodo mayor a los 12 meses para no confundir esta entidad con un celo silencioso. Por lo general la inactividad ovárica se relaciona con el bloqueo hipotalámico producido por niveles circulantes de progesterona (> 5 ng/ml) lo que puede sugerir la presencia de un quiste ovárico pero luteinizado. Al realizar la medición de P4, si estos niveles se mantienen por 10 a 12 semanas y después disminuyen, pueden indicar un diestro normal pero, si se mantienen por más tiempo el diagnóstico se confirma. Es un problema para el propietario remitir a la perra para la toma de tantas muestras por un largo periodo de tiempo ya que el costo es elevado, por lo tanto, es muy recomendable, apoyar el diagnóstico con ultrasonografía del ovario. Otras causas pueden ser la falla ovárica prematura aunque se sabe que esto ocurre hasta los 7 a 10 años de edad, enfermedades inmunomediadas (oforitis inmunomediada) que no son comunes pero deben ser consideradas, hipotiroidismo o aplicación de algunos fármacos como son los pertenecientes al grupo de glucocorticoides.


TRATAMIENTO: En casos donde existen quistes ováricos luteinizados usualmente la aplicación de PGF2a solo produce una caída temporal de los niveles de P4 lo que indica una luteólisis parcial por lo que es recomendable retirar el quiste por vía quirúrgica. Si el problema es unilateral la paciente tiene un buen pronóstico para reproducción posterior.

Hipoluteoidismo: El mantenimiento de la gestación en la perra depende en el 100 % de la P4 liberada por el cuerpo lúteo y solo necesita al menos niveles de 2 ng/ml, por lo que el aborto por insuficiencia de P4 es poco probable que ocurra en la perra. Es complicado y hasta la fecha no ha sido totalmente explicado el porqué de la destrucción prematura del cuerpo lúteo sin embargo, cuando un aborto se presenta y no ha sido identificada alguna otra causa, se debe pensar en hipoluteoidismo. Obviamente la medición de los niveles de P4 tiene que llevarse a cabo para comprobar el diagnóstico. Algunas causas que se han encontrato como responsables del hipoluteoidismo son: Infecciones fetales, placentitis y administración exógena de glucocorticoides así como el hipotiroidismo.

C) Problemas durante la gestación: Son aquellos que involucran la vida del embrión o feto y generalmente se presenta una reabsorción embrionaria o un aborto respectivamente.

Brucelosis: Generalmente el signo clínico asociado a este problema es el aborto el cual, ocurre en el último tercio de la gestación. En ocasiones puede haber pérdida embrionaria si la muerte del producto ocurre antes de los 30 días de gestación y una tercera opción es el nacimiento de cachorros infectados que mueren al poco tiempo después del nacimiento. La presencia de una secreción vulvar de color verdoso obliga al médico a enfocar su diagnóstico hacia Brucella. El diagnóstico puede hacerse a través del cultivo de esta secreción, de placentas o de sangre, así mismo, pruebas de aglutinación pueden ser utilizadas (2 - mercapto -etano) sin embargo, la cantidad de falsos positivos en esta prueba es muy grande por lo tanto, si el resultado es positivo, se recomienda repetir el estudio 20 días después del estudio para confirmarlo. El riesgo de zoonosis debe tenerse en cuenta y la perra debe ser aislada del resto de los animales con quienes conviva. Esta entidad no pone en riesgo la vida de la perra al menos que haya una momificación fetal que no pudo ser expulsada, por lo tanto, existe el riesgo de ruptura o torsión uterina.

Herpes: Este problema comúnmente se presenta en criaderos. La muerte espontánea de neonatos sugiere la aparición de este virus. En la perra esta infección por lo general es de tipo subclínico aunque puede producir descargas mucopurulentas por ojos o nariz y lesiones vesiculares en vagina, en cachorros, produce la muerte porque provoca hemorragias y necrosis generalizadas. Se adquiere de forma venérea, trasplacentaria, por contacto del cachorro durante su paso por el canal del parto y por vías respiratorias. El diagnóstico se realiza ya sea por el aislamiento del virus lo cual en ocasiones no está disponible en los laboratorios por lo que otra opción es la realización de pruebas de suero - neutralización. No se ha informado del uso de fármacos para controlarlo por lo que solo se recomienda tener cuidado en el manejo sobre todo cuando se tienen varios perros, de tal forma que solo se puede prevenir (hacer pruebas periódicas). Se puede intentar el uso de antiherpéticos aplicados en el humano sin embargo, no hay información disponible al respecto.

Toxoplasmosis: Esta es una causa poco común de aborto en la perra, solamente que la infección se adquiera por la ingestión de materia fecal de gato contaminada con oocistos de Toxoplasma gondii o por el consumo de carne contaminada. El diagnóstico se basa a través de la identificación de anticuerpos en el suero de la perra sospechosa (IgG y IgM).

Neosporosis: Este problema es causado por un protozoario llamado Neosporum caninum que es parecido al anterior. Produce aborto en el ganado bovino por lo que su papel para producir aborto en el perro es desconocido pero se piensa que se puede adquirir cuando la perra vive en un rancho y consume fetos o placentas abortadas.

Micoplasmosis y ureaplasmosis: Estos microorganismos han sido considerados como habitantes normales en la vagina de la perra sin embargo, se les ha relacionado con problemas de vaginitis, infertilidad, muerte embrionaria temprana, aborto y mortalidad neonatal. Generalmente en los criaderos aumenta la concentración de estos organismos lo que facilita la contaminación. Su diagnóstico es relativamente sencillo ya que se puede hacer a través del cultivo vaginal, sin embargo, es necesario avisar al laboratorio que se está buscando a estos agentes ya que la técnica para su cultivo es diferente a la utilizada para un cultivo rutinario de vagina. El tratamiento indicado es con cloranfenicol o tetraciclinas por 10 a 15 días. Estos antibióticos no deben darse en neonatos ni en perras lactantes y para el tratamiento de la perra gestante, se puede administrar eritromicina pero puede producir problemas gastrointestinales. Se recomienda pedir antibiograma además del cultivo para determinar que otras opciones pueden administrarse.

Diabetes de la gestación: Es un problema común en la perra gestante o en la perra vacía durante la etapa del diestro que como se sabe, no hay diferencia significativa en las concentraciones de P4 de ambas. Se debe a elevaciones en los niveles de P4 la cual, es un potente antagonista de la insulina, lo que provoca que la perra aumente su resistencia a dicha hormona y no pueda utilizar a la glucosa. Es muy importante el seguimiento de la gestación, lo que implica que el propietario lleve a la perra en varias ocasiones con el médico veterinario para la revisión tanto de los productos como de la madre sin embargo, esta cultura no es común en países como México por lo que es necesario educar al cliente. La hiperglicemia puede producir aborto y produce un ambiente (excedido en glucosa) en el que el feto tiende a crecer más que lo normal siendo un riesgo al momento del parto (distocia), así mismo, el páncreas del producto, trabaja constantemente (produciendo insulina) debido a la estimulación de la glucosa presente en la madre. Cuando el cachorro nace, este mecanismo se mantiene y puede producirle la muerte por hipoglicemia. Tratamientos con dosis de insulina deberán ser considerados cuando la perra presente este problema.

Acromegalia del diestro: Al igual que la diabetes, este problema también es provocada por la P4, la cual estimula la producción de somatotropina (hormona del crecimiento) ocasionando un crecimiento del tejido de la región orolingual, orofaríngea y oronasal dando como resultado la aparición de problemas respiratorios. Por otro lado, las perras afectadas presentan crecimiento del abdomen, polidipsia, poliuria (ambos procesos están asociados con diabetes), incrementos en los espacios interdentales y excesivos pliegues de la piel en la cara y cuello. Para su tratamiento se recomienda la aplicación de fármacos que reduzcan los niveles de P4 por ejemplo, bromocriptina, 0.1 mg/kg/24 hrs/8 días/vía oral o PGF2a, 0.50 mg/kg/24 a 48 hrs/SC/5 a 7 días. Si este protocolo no da resultado, la ovariohisterctomía está indicada. Hallazgos de laboratorio, pueden incluir, incrementos en los niveles de fosfatasa alcalina e hiperglicemia.

D) Problemas Postparto: En este grupo se considerarán aquellos problemas que se presentan durante y despues del parto.
n Inercia Uterina: Se refiere a la fatiga que presenta el útero durante el parto. Este problema se clasifica en dos:
- Primaria: Cuando no hay suficiente fuerza contráctil para completar la expulsión del total de cachorros. Los productos son normales e incluso los diámetros pélvicos de la perra son adecuados pero por alguna razón que hasta el momento no ha sido completamente aclarada, el útero deja de contraerse. Probablemente haya insuficiencia hormonal o trauma uterino por ejemplo, ruptura muscular o torsión uterina.
- Secundaria: Se presenta cuando además de la fatiga uterina existe mala estática fetal o alguna anormalidad en el canal del parto de tal forma que el mecanismo del parto en algún momento se detiene porque los intentos por expulsar al feto son improductivos y por lo tanto, el músculo se fatiga.
n Separación Placentaria: Esta es una entidad caracterizada por la expulsión de secreción verdosa por la vulva (loquio). Es verde debido a que existe un pigmento llamado úteroverdina que procede de la placenta y es totalmente indicativo de que esta estructura se está separando del endometrio durante de la fase de labor, de tal forma, que si en un lapso de 2 horas a partir de la aparición de esta no hay cachorro, la intervención de un profesional es necesaria.
n Endometritis: A diferencia de la piometra en este caso no hay la presencia de un cuerpo lúteo y con frecuencia se confunde el término endometritis con el de piometra, que en el caso de la perra se presenta durante la fase lútea del ciclo estral y no en el postparto como ocurre en la vaca. En la mayoría de las perras postparto se presenta un ligero incremento de la temperatura corporal 24 horas despues del parto y si esto permanece una semana posterior, la posibilidad de una metritis debe ser considerada. Como es bien sabido, el parto es un proceso no estéril, por lo que siempre existe contaminación bacteriana que la propia perra es capáz de autolimitar sin embargo, en algunas ocasiones la aparición de distocia o la realización inadecuada de maniobras obstétricas pueden favorecer este problema. Signos clínicos como son la descarga vaginal anormal (pus), fiebre, anorexia y decaimiento sugieren endometritis. El diagnóstico puede hacerse a través de la observación del útero por medio del ultrasonido o de los rayos x, así mismo, el hemograma es una muy buena herramienta en la que se observa una leucocitosis por neutrofilia con desviación a la izquierda e incluso el uso de la citología vaginal puede ayudar. En este estudio se observa una gran cantidad de neutrófilos y en ocasiones, células endometriales y del sincitiotrofoblasto pueden ser detectadas.

TRATAMIENTO: El uso de antibióticos está indicado, se puede mandar un cultivo bacteriano de vagina incluyendo antibiograma, pero antes de obtener resultados se puede iniciar la terapia con amoxicilina a dosis de 22 mg/kg/8 a 12 hrs. Ya que si la perra est[a lactando, este fármaco es seguro para los cachorros. Al obtener los resultados del laboratorio, se puede diseñar la terapia completa y por el periodo de tiempo adecuado. En aquellos casos en los que esta terapia no funcione por la severidad de la endometritis, la ovariohisterectomía está indicada.
n Subinvolución de sitios placentarios: Se caracteriza por la presencia de descarga vaginal sanguinolenta durante más de 8 semanas postparto. Generalmente la perra no presenta fiebre ni otro signo clínico solamente se observa la descarga vaginal. Por lo general, el observar este sangrado es normal en el posparto siempre y cuando no rebase la duración de 8 semanas. Tradicionalmente, este fenómeno no requiere de tratamiento tomando en cuenta lo siguiente:
- La cuenta de la fórmula roja o blanca no presenta cambios
- La descarga vaginal no es purulenta.
- A la inspección ultrasonográfica del útero, no se encontró evidencia de presencia de líquido en el lumen uterino.
Este problema por lo general se presenta en perras de tres años o menos de edad. Si el sangrado no cesa despues de las 8 semanas la ovariohisterectomía debe ser considerada.
« última modificación: 26 de Enero de 2007, 02:31 por dankaiser »

Desconectado dankaiser

  • Ya Caza Jabalí
  • ******
  • Mensajes: 748
  • DANKAISER
Re: ANDRÓGENOS:
« Respuesta #1 en: 26 de Enero de 2007, 02:28 »
DIAGNÓSTICO DE PROBLEMAS HORMONALES:

El diagnóstico de padecimientos en los que el sistema endócrino está involucrado, se basa principalmente en la detección de la concentración anormal en sangre de la hormona implicada sin embargo, es pertinente decir que no existe un sistema de detección que sea infalible por ejemplo, los dos más comúnmente utilizados son el radioinmunoanálisis (RIA) y las pruebas de ELISA debido a que son ensayos de alta sensibilidad y especificidad sin embargo, estas características varían de manera importante dependiendo de la especie que se estudie, por lo tanto, una muy buena recomendación es que al mandar un estudio al laboratorio, se debe tener la seguridad que ambas pruebas están perfectamente validadas y estandarizadas para ser utilizadas en perros y gatos.

Otro aspecto que es necesario conocer, es el de saber las unidades en las cuales se presentarán los resultados :

a) Para la testosterona, las unidades se expresan en miligramos por decilitro (mg/dl donde mg= 1x10-6 gramos/dl).

b) Para la progesterona las unidades se expresan en nanogramos por mililitro (ng/ml donde ng =1x10-9 gramos/ml).

c) Para los estrógenos las unidades se expresan en picogramos por mililitro (pg/ml donde pg=1x10-12 gramos/ml).

Como se sabe, las hormonas relacionadas con la reproducción, se producen en pulsos y su secreción se ve afectada por factores como la edad, el sexo, la raza y los ciclos circadianos (horas del día),por eso es muy importante no basar el diagnóstico exclusivamente con el resultado obtenido de una sola muestra, ya que el margen de error en la interpretación en este caso es muy elevado, por lo tanto, es necesario tomar varias muestras para poder detectar desde el nivel basal de la hormona y así poder detectar sus fluctuaciones.

Algunos autores coinciden en afirmar que las principales causas de enfermedad endócrina son las siguientes :

a) Hiperfuncionamiento de la glándula : Hiperestrogenismo a consecuencia de un quiste o tumor ovárico así como un tumor testicular

b) Hipofuncionamiento de la glándula : Hipoestrogenismo a causa de una disfunción gonadal.

c) Falla en la destrucción del receptor y de la hormona

d) Iatrogenias : Por exceso en la aplicación de algunas hormonas. Quizá esta es una de las causas más comunes.

Por lo general, las manifestaciones clínicas de problemas endócrinos son la presentación de alopecia bilateralmente simetrica, hiperpigmentación, hiperqueratosis y no hay evidencia de prurito. Cuando el cuadro se complica por ejemplo con pioderma ó seborrea, el prurito aparece.

HORMONAS IMPLICADAS:

Básicamente, las dos hormonas principalmente involucradas son los estrógenos y los andrógenos de los que a continuación se describe su mecanismo de acción.

ESTRÓGENOS :

Pertenecen al grupo de los esteroides. Se producen en la célula de la granulosa, en la célula de Sertoli y en la zona reticular de la glándula adrenal. Tienen efectos de retroalimentación negativa en la etapa prepuberal y positiva cuando el animal es púber.

Su receptor se localiza en el citoplasma de la célula y al ser moléculas que derivan de grasa, pueden atravesar las membranas celulares a diferencia de las hormonas de origen peptídico cuyo receptor se localiza en la membrana celular.

Se ha informado que estas hormonas estimulan la mitosis de la epidermis y producen engrosamiento de esta. En estudios realizados en perros se ha demostrado que se puede inducir atrofia epidérmica cuando se aplican estrógenos en exceso. Por otro lado son capaces de estimular la pigmentación de la piel, debido a que provocan un incremento en la síntesis de melanina dentro de los melanocitos y a nivel de las glándulas sebáceas, reducen considerablemente la producción de sebo. Este es un signo clínico muy común cuando hay enfermedad endócrina.

En el ciclo de formación del pelo, la fase inicial conocida como anagén se ve muy afectada por los estrógenos. En algunas especies de mustélidos como el hurón, es notoria la alopecia durante la etapa reproductiva. Se piensa en forma general que hay zonas específicas en la piel que contienen un gran número de receptores para estrógenos lo que quizá puede explicar que la alopecia en estos casos, sea de tipo bilateral.

Causas de hiperestrogenismo son :

a) Quistes foliculares
b) Desbalance ovárico tipo I
c) Tumor de células de Sertoli

En estos padecimientos la signología clínica es muy similar con las excepciones obvias para cada caso, por ejemplo, prepucio pendulante en el macho.

En diversas investigaciones ha quedado claro que en perros a los que se les ha retirado la fuente de producción de estrógenos (ovario, testículo y la zona reticular de las adrenales), el pelo de estos animales no presenta cambio alguno, lo que sugiere, que los esteroides no son totalmente necesarios para el metabolismo de la piel sin embargo, de manera contraria, cuando en un paciente se sospecha de hipoestrogenismo, se ha formulado la hipótesis de que una deficiencia tan severa de esteroides puede producir alteraciones en le piel. Esta situación parece contradictoria, por lo que, se piensa que estas hormonas deben tener alguna conexión con otras para que un nivel equilibrado en la concentración de las mismas, mantengan la salud de la piel.

Desconectado dankaiser

  • Ya Caza Jabalí
  • ******
  • Mensajes: 748
  • DANKAISER
Re: PROBLEMA EN EL APARATO REPRODUCTIVO
« Respuesta #2 en: 26 de Enero de 2007, 02:29 »
E) PROBLEMAS EN VAGINA :

Los órganos internos del aparato reproductor femenino, derivan de las estructuras embrionarias conocidas como conductos de Müller ó conductos paramesonéfricos (útero, cervix, oviductos y parte anterior de la vagina), y los órganos externos, del tubérculo genital (clítoris y labios vulvares externos e internos) y del zurco urogenital (uretra, glándulas endometriales y parte posterior de la vagina). Anatómicamente la vagina se une con el vestíbulo vaginal a través de una constricción llamada cingulum localizado inmediatamente después a la apertura uretral, aquí, existen dos capas de epitelio que contienen una tercera capa delgada derivada del mesodermo (algunos autores le denominan sandwich). En la perra, este tejido es identificado como una estructura muy parecida a un himen, que por lo general desaparece cuando la perra alcanza su pubertad principalmente por efecto de los estrógenos.

Fallas durante el desarrollo embrionario producen las anormalidades que se presentan en la vagina, que por lo general son de tipo obstructivo y frecuentemente se localizan en el área cercana al cingulum. Ees posible afirmar que quizá estos defectos congénitos son los más comunmente encontrados en la perra.

HIMEN PERSISTENTE : Es una banda de tejido fibroso que permanece aún después de la pubertad que puede estar ubicada de lado a lado del lumen vaginal (banda vertical) ó puede ser en forma de anillo reduciendo el diámetro de la bóveda vaginal (banda anular). Ambas entidades pueden ser facilmente localizadas en la parte craneal a la abertura uretral (Fig. ).

VAGINA DOBLE : También de origen congénito se debe a la mala fusión de los conductos de Müller lo que produce la formación de un tabique que divide a la vagina en dos porciones así como al útero y el cervix.


Las perras que presentan cualquiera de las entidades arriba descritas, no alteran la fisiología reproductiva por lo que ciclan normalmente e incluso pueden concebir sin problemas, sin embargo, es muy importante la revisión ginecológica de estos pacientes para poder emitir un pronóstico para el momento de la cópula y para el momento de la presentación del parto evitando de esta manera la aparición de problemas como son el dolor y la distocia respectivamente.

HIPERPLASIA VAGINAL : Es un problema que se presenta frecuentemente en perras jovenes (2 a 3 años), e incluso puede aparecer a partir del primer celo. Consiste en la edematización del téjido vaginal cercano a la abertura uretral provocada por una respuesta exagerada a la estimulación de los estrógenos producidos durante la fase de proestro y estro (periodo estrogénico). Padecimientos que produzcan un hiperestrogenismo como son los quistes ováricos foliculares yel tumor de células de la granulosa, también pueden favorecer la aparición de la hiperplasia vaginal.

En ocasiones es tan fuerte la edematización vaginal, que se puede presentar el prolapso de este téjido Varios autores coinciden en mencionar los términos hiperplasia ó hipertrofia para referirse a este problema, sin embargo, al realizar estudios histológicos del tejido vaginal, ha sido aceptada como conclusión general, que realmente lo que sucede en esta entidad es una edematización de la vagina, pero como a través de la historia estos términos han sido utilizados de manera rutinaria, se ha decidido seguir usándolos pero con la aclaración que se acaba de mencionar.

Como es bien sabido, durante el proestro y el estro de la perra, la vagina aumenta de volumen para facilitar la cópula, se ha descrito por algunos investigadores que además de aumentar el espacio de la bóveda vaginal, el objetivo del crecimiento de este tejido es el de dar protección al meato urinario durante la penetración del pene, es decir, el tejido circundante a la entrada uretra, al aumentar su volumen, cubre al meato urinario brindandole de esta forma una protección natural, desgraciadamente en algunas pacientes este fenómeno se presenta en proporciones mayores.

Se ha mencionado que las razas que más padecen este problema, se encuentran el boxer, pastor alemán, bulldog, labrador, airdaleterrier y cobrador dorado, sin embargo, cualquier raza e incluso animales criollos pueden presentarlo. La elevada frecuencia de presentación del fenómeno en algunas razas, sugiere que pueden estar involucrados factores hereditarios sin tenerse actualmente el sustento científico para afirmalo por lo tanto, es muy importante platicar con aquellas personas dedicadas a la crianza formal del perro, sobre estas circunstancias que deben ser consideradas para tratar de aclarar el efecto genético en este problema y empezar a planear estrategias que permitan controlarlo mediante laadecuada selección del pie de cría para así lograr una reproducción responsable de la especie.

Cuando el prolapso vaginal se presenta, el diagnóstico resulta obvio al identificar la presencia de una masa, lo importante en este caso es tomar en cuenta las siguientes consideraciones :

Determinar el grado de lesion del tejido prolapsado ya que comunmente la perra se lame constantemente e incluso se puede lacerar al echarse ó contaminarse con tierra e infectarse.
n Revisar si la paciente padece estranguria (orina en gotas), aunque la información disponible, indica que solo un pequeño porcentaje de perras afectadas la presentan.
n Descartar que la masa en la vulva, no sea un polipo, leiomioma, alargamiento del clitoris ó un tumor venéreo transmisible, ya que, estos son problemas que frecuentemente se confunden con hiperplasia vaginal.

El tratamiento de esta entidad se basa en la intervención quirúrgica (ovario-histerectomía) debido a que la causa es de tipo endocrino y por lo tanto, es muy probable que cada celo, la perra presente el mismo problema. Cuando el proestro y el estro terminan, es decir, comienza la etapa de diestro, el problema se corrige y no es necesario dar alguna medicación, sin embargo, en aquellos casos en que el tejido prolapsado se ha lastimado, será indicado el uso de jaleas protectoras e incluso implementar terapia antimicrobiana. En aquellas pacientes en las que se haya detectado un grado severo de daño en el tejido vaginal, será indispensable retirarlo quirurgicamente.

Algunos autores han recomendado el uso de substancias bloqueadoras de estrógenos, tal es el caso del tamoxifeno (nolvadex) lo que puede ayudar a resolver el problema sin perder de vista que probablemente vuelva a aparecer en el ciclo siguiente, sin embargo, las molestias para la perra pueden ser disminuídas con este fármaco. La dosis recomendada es de 10 mg totales para perras de raza chica y 20 mg para las medianas y grandes, se administra por vía oral y por un periodo de ocho días dando la dosis total cada 24 horas.

Se ha recomendado la utilización de protocolos parra inducir la ovulación mediante el uso de hormona liberadora de gonadotropinas (GnRh) y de gonadotropina coriónica humana (HCG) con base en la teoría de que la ovulación acorta la duración de las fases de secreción de estrógenos, sin embargo, no existe información disponible que le dé un sustento científicamente comprobado para afirmar que estos tratamientos realmente funcionan y peor aún, que no produzcan algún efecto colateral indeseable. Cabe mencionar que el uso de las prostaglándinas no está indicado.

En caso de haber detectado alguna patpología ovárica como tumores ó quistes, entonces el tratamiento debe ser quirúrgico (OVH).

Se ha informado que las perras con hiperplasia, prolapso vaginal ó ambas, obviamente no aceptan la cópula por el dolor que se produce, por lo que pueden ser manejadas con inseminación artificial, sin embargo, algunos autores han informado que el porcentaje de fertilidad es bajo, pero existe la posibilidad de lograr una gestación, siempre y cuando se tenga la seguridad de que no existe alguna patología ovárica. Al parecer, la hiperplasia vaginal no se presenta durante el parto.

VAGINITIS : Este problema al igual que las infecciones vaginales por lo general se presenta en perras de cualquier edad sin importar si se trata de pacientes ovariohisterectomizadas ó pacientes completas. Hablar de vaginitis significa la inflamación de esta estructura la cual, puede deberse a varios factores. Algunos autores afirman que la vaginitis de origen bacteriano es consecuencia (secundaria) a la acción de otros factores como son : Traumatismos, obstrucciones e irritaciones por cuerpos extraños de tal forma que no siempre una inflamación vaginal está asociada con una contaminación bacteriana.

Es bien sabido que la vagina contiene una flora bacteriana normal que es mantenida a través de mecanismos homeostáticos de la perra, este control se manifiesta mediante secreciones normales que salen por vulva (secreción mucosa ó ligeramente purulenta) sin embargo, por efecto de algunos factores externos como el estrés, medicaciones antibioticas etc., esta flora empieza a crecer y es entonces cuando se puede hablar de infección vaginal, en otras palabras, se puede decir que el término vaginitis no siempre se refiere a una infección.

Algunos criadores e incluso médicos veterinarios tienen como práctica de manejo el recomendar la realización de un cultivo de la flora bacteriana de la vagina antes de que se lleve a cabo el apareamiento como medida de precaución. En mi opinion personal la cual incluso coincide con la opinion de otros autores, creo que esta práctica es altamente cuestionable sobre todo si se considera que la vagina contiene microorganismos y es difícil establecer que bacterias pueden ser las que están produciendo el problema, además, si no se ha realizado la exploración adecuada de la vagina a través de la palpación digital ó la utilización de un vaginoscopio, la observación de secreción purulenta no necesariamente significa que haya una infección sobre todo si se toma en cuenta el concepto anteriormente descrito que dice que una infección vaginal es secundaria a otras circunstancias. Es claro que si realmente existe infección, es entonces cuando la realización de un cultivo es procedente.En comparación con el macho, la presencia constante de una secreción de color verde, no causa un conflicto para el médico ó el propietario del perro porque se considera normal, a esta secreción se le conoce con el nombre de esmecma y es la forma en que la flora bacteriana del prepucio es controlada, pero, si en la perra se detecta un flujo, por pequeño que este sea e independientemente del color que este tenga, inmediatamente surge la preocupación de que pueda tratarse de una vaginitis ó de una piometra, de tal forma, que yo sugiero mantener la calma y tratar de llegar a un diagnóstico correcto ya que puede tratarse de un simple mantenimiento de la ecología bacteriana realizado a través de esta secreción.

Por otro lado es importante mencionar que la secreción que se observa en las perras con vaginitis, puede ser mucosa, purulenta, sanguinolenta ó combinación de estas (mucopurulenta, mucosanguinolenta, sanguinopurulenta). El diagnóstico debe establecerse no solamente basándose en la observación del tipo de secreción que como ya se dijo anteriormente puede tener un margen de error. La técnica de citología vaginal (Fig. )es una muy buena alternativa para llegar al diagnóstico. Si durante el proceso diagnóstico, se confirma que existe una infección entonces es recomendable la utilización de antibióticos de amplio espectro (previo antibiograma pero el uso de tetraciclinas y cloranfenicol está indicado) ó la aplicación de duchas vaginales, ya que con este último la probabilidad de que se desarrolle resistencia bacteriana es nula.

NEOPLASIAS : Los tumores vaginales se presentan aproximadamente en el 5 % de los casos y por lo general en perras viejas. Se ha informado en algunos estudios realizados que las neoplasias llamadas ó consideradas benignas, en la mayoría de los casos, se presentan en perras intactas mientras que las malignas en perras que han sido ovariohisterectomizadas, lo que ha provocado una seria polémica, porque no ha sido aclarado en su totalidad el efecto de las hormonas esteroides sobre la producción de tumores.

Dento de los tumores malignos se encuentran el leiomiosarcoma y el carcinoma de células transicionales. Al grupo de los benignos pertenecen el fibroma, el leiomioma, los polipos y el lipoma. Según la opinion del doctor Feldman, el tumor venéreo transmisible solo es catalogado como una masa que se presenta en la vagina, por lo que resulta difícil, decir si es benigno ó maligno. Para el diagnóstico los puntos importantes a considerar además de la obviedad en la presencia de la masa, son signos como el lamido constante, la secreción vulvar, la atracción de los machos y en ocasiones la estranguria, el tenesmo e inflamación de la región perineal. Es importante utilizar métodos como la biopsia, citología y la obtención de la pieza mediante cirujía, para identificar el tipo de tumor y asi poder plantear el tratamiento (en caso de que pueda usarse) y el pronóstico de recuperación de la paciente.

Dogo Argentino - Foro Dogo Argentino

Re: PROBLEMA EN EL APARATO REPRODUCTIVO
« Respuesta #2 en: 26 de Enero de 2007, 02:29 »

 

Legal: Si bien este foro requiere una registración, el mismo es de libre acceso y es por eso que los webmasters, administradores y moderadores no nos responsabilizamos por la veracidad de la información aquí publicada. Los comentarios publicados por los usuarios de este foro son responsabilidad de los mismos y no reflejan necesariamente la opinión de los webmasters, administradores y moderadores. El Foro Internacional del Dogo Argentino. Para ponerse en contacto con la administración del foro escribanos a webmaster(arroba)dogoargento.com.ar

Instalación Cámaras Seguridad Dogo Argentino