Autor Tema: informacion sobre la salud de nuestros perros  (Leído 19171 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado dankaiser

  • Ya Caza Jabalí
  • ******
  • Mensajes: 748
  • DANKAISER
informacion sobre la salud de nuestros perros
« en: 13 de Enero de 2007, 03:37 »
                                        OTITIS
Las causas primarias de otitis son las alergias, los parásitos (ácaros), cuerpos extraños (espigas), exceso de pelo en el canal (muy frecuente en razas como los Caniche o los Schnauzer), malformaciones anatómicas o trastornos hormonales.

Posteriormente actúan otras causas que perpetúan las otitis. Actúan de esta manera las infecciones con bacterias o con levaduras (Mallasezias).

Las bacterias son habitantes normales de los oídos de los perros. Sin embargo en determinadas situaciones el oído se vuelve un lugar extraordinariamente ideal para su multiplicación y ese exceso produce la infección. Las bacterias más habituales son Staphilococus y Pseudomona auroginosa.

La mayoría de las causas actúan en el oído externo (que lo forman el pabellón auditivo, el canal vertical y el canal horizontal).


¿Qué les pasa a los perros?

Los signos que nos permiten detectar el problema son la insistencia en rascarse alrededor de las orejas, frotar los oídos por el suelo o contra los muebles y, por último, las sacudidas frenéticas de la cabeza.

Si la inflamación es más grave e invade el oído medio aparecen signos de alteración del equilibrio como el dar vueltas en círculo, el torcer la cabeza hacia el lado del oído afectado, la perdida del equilibrio o el movimiento anormal de los globos oculares (nistagmus).

En algunas razas (en el cocker es muy frecuente) después de tener una otitis se produce un engrosamiento y estrechamiento del canal.

En algunos animales debido al traumatismo continuado se produce un acumulo de sangre en el pabellón auricular. Esto recibe el nombre de otohematoma y es debido a la rotura de pequeños vasos.

Cuando se produce un otohematoma no debe hacer nada si su tamaño no es importante. Si su tamaño es grande la realización de cirugías simples con el perro anestesiado o sedado son suficientes para solucionarlo.


¿Cómo se diagnostican las otitis?

La mayoría de casos el diagnóstico se realiza con mediante el siguiente abordaje clínico: valorar los signos clínicos - mirar el oído con un otoscopio - realizar una citología de las secreciones. En casos crónicos se pueden realizar otras pruebas complementarias como raspados, cultivos, biopsias o radiografías.


¿Cómo se tratan las otitis?

Siempre se debe tratar la otitis, si no se realiza vuelve a reaparecer el problema.

Los tratamientos son largos, normalmente de 21 a 30 días, y pueden ser tópicos (gotas dentro del oído) o orales dependiendo del caso.

Se deben limpiar los oídos una o dos veces a la semana con gasas húmedas o con limpiadores óticos.

Es preferible no utilizar los "palitos de las orejas" porque muchas veces sólo impedimos la salida correcta de las secreciones.

A veces hay que sedar o anestesiar al perro para hacer limpiezas más complejas.

Las otitis crónicas con infecciones purulentas deben limpiarse correctamente y, además, hay que tratar la causa primaria.

Si no responden al tratamiento convencional, alguna vez hay que realizar ciertas intervenciones quirúrgicas, por ejemplo, abrir el conducto vertical (llamada técnica de Zepp) o la ablación (eliminación) de todo el conducto auditivo.

Con las quirúrgicas se busca la mejora de la calidad de vida del perro, muchas veces se obtiene la curación completa y, en otros casos, mejora la ventilación y la limpieza del oído.

Las técnicas más agresivas se utilizan en los casos que existe un estrechamiento del canal o incluso una calcificación del mismo.

Los antiinflamatorios orales pueden mejorar y facilitar el tratamiento junto con limpiezas locales.

La Pseudomona auroginosa es muy problemática porque es una bacteria muy resistente que produce otitis muy graves, recurrentes y con muy mal olor. Hay que ser muy agresivos en su tratamiento, muchas veces hay utilizar antibióticos orales o locales.

Otra otitis muy típica en cachorros es la producida por los ácaros del oído (Otodectes cynotis). Se contagia de forma rápida entre perros a través de la cera y de las secreciones del oído. Su tratamiento se realiza con gotas tópicas.

Las limpiezas de los oídos preparan el camino y aumentan la eficacia del tratamiento posterior, sea local o sistémico.

No hay que arrancar los pelos que crecen en el oído porque aún inflama más.

Antes de colocar las gotas óticas de tratamiento, primero se debe limpiar el oído para sacar el exceso de secreciones y después de poner las gotas hay que extender el producto mediante fricciones externas del canal auditivo.

Es muy importante poner poca cantidad de producto. No por mucha cantidad mejora la eficacia.
La limpieza del oído es muy importante.
Las infecciones con gran producción de secreción son frecuentes.
Los perros con orejas caídas necesitan más cuidados

                                   

                                           alimentacion y primeras vacunas

La transición de la lactancia a la ración de crecimiento no debe ser brusca. Entre la tercera y quinta Semana de vida, se suministrarán al cachorrito pequeñísimas bolitas de carne cruda y picada. Superado ese tiempo, se aumentará progresivamente la cantidad de carne picada, incorporando los demás alimentos de la dieta (leche con quaker, arroz, sémola, zanahoria rallada, etc.).

La cantidad total de alimentos a ingerir por el animal durante el día, se dividirá en raciones que se suminitrarán de la siguiente forma:

 Hasta los 5 meses: 4 raciones

 de 5 a 8 meses: 3 raciones

     de 8 a 12 meses: 2 raciones

 de 12 meses en adelante: 1 ración.

Es recomendable aditar preparados vitamínicos, minerales, especialmente ricos en calcio. A tal efecto consulte con el médico veterinario, que le recetará lo que considere que su cachorro necesita.

Guía cronológica:

     30 a 40 días de edad: Tratamiento antiparasitario.

     90 días de edad: Vacunación contra Distemper (Moquillo).

    150 días de edad: Re-vacunación contra Distemper (Moquillo).

    180 días de edad: Vacunación contra la rabia

                                    higiene en los perros

                                           Limpieza de oídos

La acumulación de suciedad en los oídos del perro puede provocar otitis y otras enfermedades óticas. Por eso, al menos una vez al mes, es necesario proceder a su limpieza. Para ello se comienza limpiando el exterior con un paño húmedo, sobre todo en el caso de orejas largas y caídas, para después revisar el interior de las mismas. El conducto auditivo se limpiará sólo por su parte externa, con suavidad, con agua oxigenada rebajada en agua o con un producto específico aconsejado por el veterinario. También son útiles las toallitas de bebé impregnadas de aceite suave, siempre sin introducirlas demasiado profundo; por lo mismo, nunca se usarán bastoncitos ni otros objetos.

                               Limpieza dental

Lo ideal sería adoptar el uso regular del cepillo y la pasta de dientes, siempre específicamente formulada para perros. Si el perro no se deja, se le debería acostumbrar a que, al menos, se deje limpiar con agua y un paño. La revisión periódica de la dentadura e incluso las limpiezas dentales efectuadas por el especialista a base de ultrasonidos u otros sistemas indoloros son imprescindibles para conservar la dentadura del animal en óptimo estado hasta su vejez. La dejadez y el abandono puede provocar la pérdida de los dientes, a causa por odontalgias y gingivitis provocadas precisamente por la acumulación de sarro.
    el uso de huesos de higiene dental ayuda a mantener los dientes del perro limpios, sanos y libres de sarro
 
                        
                                      Reconocer sintomas

La observación atenta de nuestra mascota es fundamental para descubrir posibles señales de enfermedad. Cualquier manifestación anómala de su aspecto o su comportamiento deben ser tenidas en cuenta a la hora de decidir consultar con el veterinario o de tomar la iniciativa en las horas previas a la visita del profesional.

Síntomas tan comunes como vómitos, fiebre, diarrea y otras alteraciones pueden ser indicios de enfermedad y debemos estar preparados para valorar el grado de importancia de la misma.

También en caso de emergencias, como accidentes, shocks, fracturas, etc, nuestro conocimiento sobre primeros auxilios y la oportunidad de su aplicación puede resultar decisivo para la vida del animal.

                                      Diarreas

Pueden tener diversos orígenes, como una dieta inadecuada o ingestión de alimentos en mal estado que provocan infecciones bacterianas o víricas; o también pueden ser síntomas de enfermedades graves, como el moquillo, por ejemplo.
Hay que distinguir entre heces blandas, producto de una dieta errónea, y diarrea. Ésta última se caracteriza por
una consistencia acuosa, de color desacostumbrado, que va desde el blanquecino al sanguinolento, pasando por el amarillo o el verdoso.
Para determinar la gravedad de la diarrea se debe observar la frecuencia y abundancia de las deposiciones, si el animal presenta algún otro síntoma, como inapetencia o tristeza, repasar qué ha comido y revisar la dieta.
Una diarrea, leve o grave, debe cortarse desde el principio. Si progresa, el perro se deshidratará y se debilitará, formando un círculo vicioso. Se suprimirá cualquier alimento que tienda a laxar, como hígado, carne cruda, verduras, grasas, etc y se sustituirá por yogurt o arroz o un antidiarreico de venta en farmacias. Si no remite o mejora claramente en 24 horas, conviene acudir al veterinario

                                      Vómitos

Los vómitos son relativamente frecuentes en los perros que comen demasiado o demasiado deprisa, o cuando el perro come voluntariamente hierba para limpiar su organismo. En estos casos no hay de qué preocuparse pues es un comportamiento natural.
Si son repetidos, frecuentes o con sangre pueden deberse a otros motivos, como la ingestión de cuerpos extraños o envenenamientos. Si además de vómitos el perro tiene fiebre, son síntoma claro de infección. En todos estos últimos supuestos hay que consultar al veterinario

                                   Fiebre

Es una defensa del organismo ante inflamaciones e infecciones y siempre debe ser el veterinario el que averigüe sus causas.

Conviene aprender a tomarle la temperatura en casa, pues tanto la elevada como la baja temperatura requieren intervención médica. Para hacerlo se introduce un termómetro lubricado en el ano unos 2 centímetros durante 1 minuto. Los límites admisibles son de 39ºC, por arriba y 37,8ºC, por debajo.

La fiebre se detecta también a simple vista por el aspecto general del perro: con la nariz caliente y húmeda, calor, abatimiento y pelo sin brillo

                                     Conductas que revelan problemas

Los perros a veces manifiestan sus problemas de salud con determinados comportamientos, que hasta pueden parecer graciosos o simpáticos a los dueños novatos. Por ejemplo, "hacer el trineo" o arrastrarse sobre sus cuartos traseros puede revelar varios trastornos: estreñimiento, lombrices, presencia de un cuerpo extraño en el ano o inflamación de los *sacos anales* (link con higiene perros). Otro gesto es el de las sacudidas de la cabeza u orejas dobladas, que normalmente indican problemas en los oídos, como otitis, suciedad y hasta presencia de cuerpos extraños, que deberían ser extraídos por el veterinario, como es el caso de las espigas, un problema muy frecuente.
Toses y estornudos pueden relacionarse también con cuerpos extraños en la nariz, con alergias a algún producto de limpieza o a los humos de los coches o simplemente con resfriados. Si a los estornudos va aparejada la fiebre, hay que pensar en infecciones, entre ellas moquillo, una de las más graves.
El mal aliento puede producirse o bien por *infecciones dentales* (link con aseo perros), problemas gástricos alimentos no adecuados e incluso envenenamientos por arsénico, éter, etc. Por último, el típico rascado canino, si es muy insistente y acompañado de mordisqueo de ciertas zonas puede indicar desde pulgas a eczema.

                                   Los primeros auxilios

Las urgencias más comunes en perros son los accidentes de tráfico, las peleas con otros perros, las fracturas, hemorragias, envenenamientos e intoxicaciones.
Ante estas situaciones hay que intentar reducir al máximo las consecuencias del accidente, tranquilizar al animal, ponerle un bozal si pensamos que el dolor le volverá agresivo y dar soluciones rápidas mientras lo trasladamos con mucho cuidado al veterinario. Las acciones a tomar, según las distintas urgencias serían las siguientes:

                                  Hemorragias

Lo primero es presionar sobre la herida fuertemente con un pañuelo, toalla o gasa, siempre limpios para evitar la contaminación de la misma. Si la hemorragia no cede podemos taponar la herida realizando un vendaje compresivo, a base de gasas limpias, venda y sobre está más gasas y más vueltas de venda, cerciorándonos de que no queda floja. Si tenemos experiencia podemos hacer un torniquete, para corar la circulación, que debe aflojarse cada 15 o 20 minutos.

                                   Atropellos
La inmovilización del animal y el traslado al veterinario son las medidas urgentes.

Se puede improvisar una camilla con una tabla o con una manta, retirar al perro del lugar del accidente y cortar cualquier hemorragia visible, pensando que también pueden existir fracturas y hemorragias internas.

                                    Fracturas

La inmovilización es fundamental. En fracturas cerradas de patas se puede proceder a un entablillado con un cartón fuerte o incluso periódicos doblados. Se coloca la pata sobre la tablilla y se venda con cuidado de no cortar la circulación. En el traslado al veterinario hay que procurar que no se mueva ni cargue el peso sobre el miembro herido. Si las fracturas son de costillas se realiza un vendaje alrededor del costillar y se lleva así al veterinario. LAs fracturas abiertas no deben manipularse

                                    Quemaduras

Dependiendo de su gravedad las quemaduras pueden originar estados de shock. Los primeros auxilios consisten en aplicar sobre la quemadura compresas de hielo o agua fría, después se cubren con gasa estéril y se traslada al animal al veterinario procurando mantenerle caliente. También se le debe ofrecer agua para que beba.

                                     Venenos e intoxicaciones

Los perros se pueden envenenar por ingestión directa de sustancias tóxicas, por inhalación y por contacto. Es fundamental identificar la causa de la intoxicación para poder comunicárselo al veterinario.
Algunos de los efectos de envenenamiento pueden ser: descoordinación de movimientos, vómitos, depresión y abatimiento, movimientos musculares involuntarios, babeo, dolor abdominal, con contracciones evidentes del estómago, convulsiones y hasta la muerte.

                                    Shock

Quemaduras serias, golpes fuertes, mordeduras de víboras , envenenamientos... pueden producir estados de shock de desenlace fatal. Reconoceremos el shock por los siguientes síntomas: temblores, dificultad respiratoria, ojos vidriosos, cuerpo flojo, a veces inconsciencia, respiraciones primero profundas y luego lentas y superficiales.
La medida de urgencia consiste en tapar al animal para que recupere temperatura y colocarlo de forma que el riego sanguineo circule hacia la cabeza, situando ésta más baja que el resto del cuerpo.


                                   Insolaciones y golpes de calor

Las insolaciones pueden tener muy graves consecuencias y se manifiestan con letargia, falta de coordinación, tambaleo, pulso débil, piel seca y muy caliente e incluso se pueden producir convulsiones.
Las medidas inmediatas consisten en trasladar al perro a un lugar fresco y oscuro, colocar bolsas de hielo sobre su cabeza y refrescar con agua todo el cuerpo, con sabanas o toallas mojadas. Con el termómetro puesto deberemos vigilar que el descenso de la temperatura no sea muy brusco porque podría producirse un colapso. Cuando el animal empiece a recuperarse habrá que secarle friccionando para activar la circulación y después llevarlo al veterinario.

                         sintomas de etapa de celo

La aptitud para la procreación se manifiesta en la hembra con su primer celo, hecho que tendrá lugar entre los 8 y 12 meses; de edad. La duración del mismo será de 21 días, siendo su sintomatología la siguiente:


 A)  Inflamación de los labios de la vulva con pérdidas de sangre intermitentes (gotas).

B)  Nerviosismo y excitación.

C) Disminución del apetito en la mayoría de los casos.

Excepcionalmente se da lo inverso: voracidad.

 

Durante este período la perra deberá permanecer aislada y en 1ugar seguro, a fin de evitar el asedio de los machos y un eventual servicio "no deseado". Se deberá prestar atención al suministro de agua fresca en cantidad, pues beberá mucho. Finalizado el celo, el mismo se repetirá a intervalos regulares (cada 5 o 6 meses).

REPRODUCCION

Al decidir hacer procrear a la perra, procederá a la elección del macho, tratando en lo posible, que el mismo compense los defectos de que pueda adolecer su perra. Solicitará al dueño del mismo su pedigreé y lo someterá a estudio. Evite la consanguinidad. Si ese macho ya ha sido utilizado como reproductor, verifique la calidad de las crías que dio; y descártelo en caso de comprobar que transmite defectos graves. Observando estos detalles, y salvo circunstancias fortuitas, usted contribuirá al mejoramiento de la Raza en general, y de sus crías en particular. El momento ideal para efectuar el servicio se producirá entre 10 y 14 días, después de verificado el cual, se tomarán nuevamente "medidas de seguridad durante los 5 días subsiguientes. Ya en plena gestación, prestaremos preferencial atención a la adecuada alimentación de la perra, evitando la acumulación de grasas y siendo indispensable además, someterla a diarias caminatas, obviando lógicamente los esfuerzos excesivos (subir escaleras, etc.)

El periodo de gestación durará de 58 a 62 días. Durante los días previos a la parición es conveniente mantenerla tranquila y en reposo, y de ser posible en el lugar prefijado para que la perra deposite sus cachorros
« última modificación: 13 de Enero de 2007, 03:51 por dankaiser »

santi

  • Visitante
Re: informacion sobre la salud de nuestros perros
« Respuesta #1 en: 13 de Enero de 2007, 09:56 »
Gracias danka. Recuerden en este post solo material informativo.

sitios sobre displacia
http://www.veterinaria.org/personales/duranmm/pages/intro.htm

http://www.tuperro.com.mx/01_15_03_enferm_displasia_cadera.html

santi

  • Visitante
Re: informacion sobre la salud de nuestros perros
« Respuesta #2 en: 13 de Enero de 2007, 10:01 »
(subido por el doguito)
A) ADQUIRIDAS:

-Fotosensibilización o cuadros congestivos óculo palpebrales(por falta de pigmentación del tarso palpebral).
-Piodermas localizadas profundas.
-Dermatitis alérgicas.
-Piodermia interdigital
-Prurito acral.

B) CONGÉNITAS:

-Anacusia e hipoacusia(por la existencia de 1 antecesor y por consanguinidad)= sordera
-Maloclusión dentaria(prognatismo y braquignatismo)
-Mala alineación dentaria(incisivos)
-ojos zarcos y heterocromía
-enanismo
-Paladar hendido.

*DEFECTOS INCORREGIBLES
Se consideran defectos incorregibles por su natraleza los siguientes:

1-Prognatismo
2-Ojos zarcos
3-Sordera
4-Defectos de aplomos
5-Pisada en garrón de vaca
6-Pisada francesa
7-Codos hacia afuera
8-Rodillas hacia fuera

santi

  • Visitante
Re: informacion sobre la salud de nuestros perros
« Respuesta #3 en: 13 de Enero de 2007, 10:07 »
subido por danka

El control veterinario.
Si se ha adquirido el cachorro de un criador reconocido oficialmente, o de una tienda de animales de cierto prestigio, lo más probable es que ya haya recibido su primer lote de vacunas y esté sano. En el caso de que se haya recogido de la calle, regalado por un amigo, o comprado a un particular, lo primero que se ha de hacer es llevarlo al veterinario.

En los primeros meses de vida hay que administrarle una serie de vacunas cuya naturaleza y periodicidad determinará el veterinario; y en cuanto cumpla el primer año hay que inmunizarle contra la rabia; y a partir de ahí, una revacunación anual. En ningún caso hay que olvidarse de hacerlo puesto que, además de ser obligatorio por ley, la rabia es una enfermedad mortal y susceptible de contagiarse a las personas.

Además de la vacunación, no está de más aprovechar la visita anual para hacer al perro una revisión general con el fin de prevenir cualquier incidente.


--------------------------------------------------------------------------------

Parásitos internos.

Comúnmente se conocen como lombrices. Desparasitar al perro es una operación necesaria antes de la vacunación y para la cual el veterinario facilitará la información adecuada en cuanto a cuándo ha de hacerse y con qué medicamento.

En cualquier caso, si el dueño ve señales de lombrices (sobre todo en las heces), hay que extremar las medidas de higiene como: recoger siempre las deposiciones del perro para evitar contagios a otros animales, lavarse las manos después de un contacto prolongado con el animal, evitar su saliva, que puede transportar gérmenes; y mantener al perro alejado de otros animales.


--------------------------------------------------------------------------------

Parásitos externos.

Como regla general, y a nivel preventivo, se pueden resumir los cuidados en lo siguiente: uso de collares antiparásitos, mantener limpio el entorno del perro, cepillarle el pelo con frecuencia y usar después algún spray insecticida. También es muy importante la observación del animal; vigilando si se rasca demasiado; si se le cae el pelo; si tiene lesiones en la piel o si tiene garrapatas.

Los parásitos más habituales son las pulgas, las garrapatas, que son muy peligrosas porque pueden transmitir al perro la piroplasmosis y llegan a tener el tamaño de un guisante; y los piojos, que chupan la sangre del animal y anidan sobre su pelo pudiendo causar lesiones cutáneas de gravedad y en los cachorros una anemia grave y agotamiento del organismo, a veces con consecuencias fatales.


--------------------------------------------------------------------------------

La dieta adecuada.

Este aspecto dependerá de la edad, sexo, raza y tipo de vida del animal. La mayoría de las marcas de comida para perros tienen una gama variada de alimentos (para cachorros, para perros viejos, para hembras gestantes, etc) y, además, suelen proporcionar información acerca de la cantidad de comida que ha de contener la ración diaria en función del peso y raza del perro.

Hay que tener en cuenta que en determinadas situaciones, como en verano, el perro come menos cantidad de alimento debido al calor; y no hay que obligarle a que termine su ración. También hay que evitar darle comida después de que haga ejercicio, ya que pueden presentarse problemas en la digestión y cambiarle bruscamente la dieta, puesto que el animal debe adaptarse poco a poco a un nuevo tipo de comida.


--------------------------------------------------------------------------------

Ejercicio regular.

Para que la mascota esté sana y en forma, debe hacer ejercicio periódicamente. Sin embargo, hay que evitar las horas del día en que hace más calor; ya que el perro tiende a pasarlas durmiendo. Además, como las personas, los perros sufren lesiones, tirones, esguinces, por lo que habrá que controlar su actividad física y procurar que no se exceda en el ejercicio ni realice actividades peligrosas.


--------------------------------------------------------------------------------

Actuar ante las enfermedades.

Dado el elevado número de enfermedades que puede padecer el perro, resulta muy difícil realizar una lista, por lo que, ante cualquier síntoma irregular, conviene llevarlo al veterinario que actuará en consecuencia con las medidas oportunas.

Algunas de las señales que deben despertar la alerta del dueño son: caídas de pelo o lesiones en la piel, alteraciones en el ritmo respiratorio, tos persistente, cambios en el comportamiento o en el carácter, pulso acelerado, vómitos y diarreas continuadas, extrema delgadez, temblores, suciedad en la lengua, inapetencia continuada, parálisis o cualquier muestra de dolor.


--------------------------------------------------------------------------------

Accidentes más comunes.

Ante cualquier percance hay que fijarse en el estado de conciencia del animal. Si éste se encuentra consciente, es importante tener cuidado con las posibles reacciones producidas por el shock como mordeduras originadas por la ansiedad o movimientos que puedan agravar el estado del perro.

En caso de atropello, o en caídas desde cierta altura, hay que tener en cuenta que el carácter de las lesiones puede ser interno y externo, por lo que se tendrá que inmovilizar al animal y llamar al veterinario. Ante luxaciones o fracturas en las patas se tiene que evitar que el perro camine. Si no se sabe inmovilizar una fractura o luxación, es mejor hacer que se quede tumbado hasta que se consiga la ayuda necesaria.

Las heridas conviene tratarlas según su alcance. Si son superficiales pueden ser curadas por el mismo dueño con agua oxigenada, mercromina y gasas; pero si se precisa de puntos de sutura, hay que trasladar al perro a urgencias procurando que no se rasque o se muerda en la zona afectada. En caso de que las heridas se hayan producido en el transcurso de una pelea con otro animal, es necesario consultar con el veterinario ante el peligro de que haya contraído alguna enfermedad.

Cuando el animal presenta postración general, pulso acelerado pero débil, mirada con expresión de angustia, movimientos torpes y mal coordinados y temperatura elevada, es posible que haya sufrido una insolación. En estos casos, y aunque una sencilla prevención es la mejor medida, ha de refrescarse al perro con agua y acudir inmediatamente al veterinario.

Ante los golpes en la cara, lo principal es evitar que el perro se toque en la zona fracturada y acudir al especialista. Si se ha roto algún diente, habrá que hacerle un empaste para que no se deteriore. Además, si la rotura llega al nervio, necesita una endodoncia o, de lo contrario, cada vez que muerda algo le dolerá.
 

santi

  • Visitante
Re: informacion sobre la salud de nuestros perros
« Respuesta #4 en: 13 de Enero de 2007, 10:11 »
subido por danka

Enfermadades comunes.

Seborrea
Seborrea: es una enfermedad crónica de la piel del perro que se caracteriza por una excesiva producción de escamas, acompañada de caída del pelo en las zonas afectadas.

Generalmente viene como consecuencia de otras enfermedades de la piel, aunque también existe en forma primaria en perros jóvenes en los que la renovación celular de la epidermis se produce el triple de rápido que en perros normales.

Puede ser seca (se produce una acumulación de escamas no adherentes, con caspa seca) o grasa (se forman escamas que se adhieren a la piel y al pelo del perro, con caspa grasienta) y local o generalizada.

El tratamiento se hace a base de champús antiseborreicos y suele ser largo, ya que es una enfermedad crónica.

                                  Parvovirosis
Es una enfermedad muy grave producida por un virus que afecta principalmente a los cachorros sin vacunar, aunque los perros pueden verse afectados a cualquier edad. Produce gastroenteritis hemorrágicas con resultado mortal.

Se contagia por contacto con animales, suelos, heces u otros objetos infectados. Es un virus muy resistente a los desinfectantes y un lugar infectado puede permanecer así durante meses e incluso años. Por tanto, la mejor prevención es la vacunación.
                           
                                   Moquillo
(enfermedad de Carré): es una enfermedad de extrema gravedad (aunque no tanto como la parvovirosis), que está producida por un virus.

Afecta principalmente a los cachorros hijos de madres no vacunadas y a cachorros después del destete.

Algunos de sus síntomas son: fiebre, flujo nasal, vómitos, conjuntivitis, tos y diarrea.

Se trasmite por contacto con perros infectados, con sus excrementos o con otros objetos infectados.

La mejor prevención es la vacunación de las madres y de los cachorros.
 
                                   Otitis externa
Es muy común en los perros. Se debe tratar cuanto antes para evitar que se convierta en crónica.

Se puede producir por espigas, u otros cuerpos, que se introducen en el pabellón auditivo del animal y por ácaros. Los perros de orejas caídas tienen mayor predisposición a sufrirla.

Se manifiesta por que el perro afectado suele tener la cabeza inclinada hacia un lado y se rasca continuamente en la oreja enferma.

Una buena prevención consiste en revisar y mantener los oídos del perro lo más limpios posible.

                                   Tiña
Es una enfermedad de la piel que se produce por hongos que se alimentan de queratina.

Es más frecuente en perros jóvenes que no han desarrollado totalmente sus defensas y en animales enfermos, malnutridos y con pocas defensas.

Las manifestaciones de la enfermedad son muy diversas dependiendo del dermatófito causante de la tiña.

Se transmite principalmente por contacto directo con perros u otros animales infectados. La infestación puede ser generalizada, pero es más frecuente que se produzca de forma local.

La mejor prevención es la limpieza y desinfección. Se debe aislar al perro hasta que esté totalmente curado, ya que es una enfermedad muy contagiosa.

El tratamiento se puede hacer bañando al perro con enilconazol.

                                   Garrapatas
Son parásitos que se adhieren a la piel del perro en busca de sangre. La infestación se produce por contacto con animales y lugares parasitados. Cuando son pocas, no suelen aparecer síntomas.

No se deben arrancar de la piel del perro, ya que al hacerlo se nos quedará la cabeza del parásito dentro, lo cual puede provocar al perro una infección posterior. Conviene rociarla con un insecticida para hacer que se desprenda y así poderla quitar con facilidad.

Conviene evitar poner paja y alfombras peludas en el habitáculo del perro, en primavera y verano, donde los parásitos se refugien fácilmente sir ser vistos.

Se combaten con collares antiparasitarios e insecticidas. Las fumigaciones con insecticidas deben ser periódicas Al igual que las pulgas, son más frecuentes en perros que viven en el campo. También afectan al hombre.

                                  Pulgas
Son parásitos externos, de entre dos y 5 milímetros de longitud, muy comunes en los perros y en los gatos.

Se alimentan de la sangre de sus huéspedes. Se contagian por contacto directo con animales o lugares infectados.

Producen dermatitis que se traduce en enrojecimiento de la piel afectada y en pérdida de pelo. Los perros infectados se rascan con intensidad en las zonas parasitadas. Para combatirlas se suelen utilizar collares antiparasitarios e insecticidas en spray, loción o en polvo. Se debe fumigar, así mismo, en los lugares donde descansa el perro. También existen pastillas para administrar por vía oral al perro, que evitan que las pulgas se reproduzcan en el cuerpo del animal.


Desconectado dankaiser

  • Ya Caza Jabalí
  • ******
  • Mensajes: 748
  • DANKAISER
Re: informacion sobre la salud de nuestros perros
« Respuesta #5 en: 14 de Enero de 2007, 01:42 »
                      otras fotos sobre la displacia de cadera














Desconectado dankaiser

  • Ya Caza Jabalí
  • ******
  • Mensajes: 748
  • DANKAISER
Re: informacion sobre la salud de nuestros perros
« Respuesta #6 en: 14 de Enero de 2007, 01:46 »
Síndrome de Wobble

Generalidades
Síntomas y signos
Diagnóstico
Tratamiento
Pronóstico


Generalidades:
También llamada espondilomielopatía cervical o síndrome de inestabilidad vertebral cervical, denominaciones que ya nos van orientando hacia el lugar de la afección .
Afecta principalmente animales de talla grande : Gran Danés , Dobermann y también otras razas grandes.
La edad de afección suele ser a partir de los 4 a hasta los 10 años. Cuando es un Gran Danés el afectado, puede darse la enfermedad de manera mucho más precoz (a los 5-18 meses). Los machos en general son más propensos que las hembras.
Es un síndrome compresivo sobre la médula espinal a nivel cervical y que se produce por una mala articulación o una malformación de las vértebras cervicales aunque el origen único y exacto se considera desconocido, se cree que es una enfermedad multifactorial significa que en ella se combinan problemas genéticos, crecimiento rápido, trauma, sobrenutrición, desproporción entre la musculatura del cuello y la cabeza, etc. (la unión de factores es la causa, un factor sólo presente, probablemente, no determina que se manifieste la enfermedad ).

 

Síntomas y signos:
Puede ser de aparición aguda o crónica, en los casos crónicos lo signos suelen ser progresivos (incluso al principio pueden pasar desapercibidos por su propietario, hasta desarrollar una sintomatología aguda).
Se produce, por regla general, una incordinación (paresia / parálisis) progresiva en los miembros posteriores, pero sobre todo en los anteriores, tambaleo. Esta paresia e incoordinación es causado por la presión de la médula espinal en la región de las vértebras del cuello. El animal puede aparecer torpe y danzante.(Doberman danzante)
En superficies lisas se le hace difícil o imposible caminar. Puede haber rigidez de los miembros anteriores y dolor de cuello, por lo que el perro suele estar parado con el cuello doblado para aliviar el sufrimiento.

 

Diagnóstico:
La historia neurológica es parte de la base de datos mínima para cualquier posible paciente neurológico. Esto puede no sólo ayudar a describir el tipo de condición y posible causa del problema, sino también ayudar a confirmar que el problema es un desorden neurológico. Puede ser una de las partes más importantes del examen inicial, llevando a la formulación de un diagnóstico diferencial apropiado.
La descripción del propietario puede llevar a la determinación de la naturaleza exacta del problema, por cuanto tiempo ha estado presente y si ha sido progresivo.
Las Radiografías y Milografías (se hacen bajo anestesia general) son el estudio diagnóstico complementario por elección, se utilizan para buscar anomalías vertebrales que están causando la compresión de la médula espinal ( vértebras cervicales 5, 6 y 7 generalmente son las implicadas).
Con estos mismos estudios se podrá evaluar un diagnóstico diferencial ya que otras enfermedades pueden causar los síntomas vistos ( infecciosas, tumorales, vasculares, o traumáticos de la médula espinal.).

 

Tratamiento:
El tratamiento depende de la severidad de la implicación neurológica y de la longevidad del proceso de la enfermedad.
La forma aguda de síndrome canino del wobbler es una emergencia médica y se dirige en parar trauma adicional de la medula espinal y en disminuir los síntomas neurológicos , generalmente se medica el animal con diuréticos ( manitol) y esteroides en alta dosis para disminuir el edema e inflamación, tratamiento que suele durar por lo menos 2 a 3 días. Dependiendo del grado de mejoría, se evalúa la cirugía decompresiva o terapéutica farmacológica
Muchas veces si el animal recupera la función neurológica completa, la cirugía puede ser retrasada
La opción de la técnica quirúrgica es hecha por el cirujano traumatólogo o por un veterinario que ha tenido mucha experiencia con cirugía espinal y con la provisión de la instrumentación especial necesitada para este procedimiento complicado. Incluso con las instalaciones y las técnicas correctas hay siempre posibilidades de complicaciones posquirúrgica
Las dos técnicas quirúrgicas más usadas son laminectomía dorsal (cirugía donde se quita la tapa del canal espinal permitiendo que la médula espinal se descomprima) y /o laminectomía ventral ( descompresión usada generalmente cuando hay solamente un sitio comprimido del piso del canal espinal).

 

Pronóstico:
El pronóstico suele ser malo a largo plazo. Muchos perros se controlan durante meses con la terapia antiinflamatoria. Los estudios sobre el pronóstico de la enfermedad tras una técnica quirúrgica refieren un 40% de estabilizaciones del proceso.


Intoxicación

Los síntomas generales de las intoxicaciones incluyen signos nerviosos, digestivos, respiratorios, alteraciones de la temperatura corporal y hemorragias. Si se identifica el tóxico exacto se lee las indicaciones del envase que lo contiene y se siguen al pie de las letras las indicaciones para este tipo de emergencias, mientras se llama al Médico Veterinario. El tratamiento de urgencia se puede dividir en los primeros minutos en los cuales se debe estabilizar al paciente, en las primeras horas durante las cuales se evita que el tóxico se siga absorbiendo y en el resto del primer día donde se tiende a aumentar la eliminación del tóxico a través de la orina.
Las intoxicaciones más frecuentes incluyen al plomo, estricnina, ivermectina, anticoagulantes, anticongelantes, órgano fosforados, carbamatos, piretrinas y piretroides..


Tratamiento
- Llame al veterinario y luego realice los primeros auxilios
- Identificar el tóxico.(no realice primeros auxilios si no lo tiene identificado)
- Disminuir su absorción. Vaciado de estómago. (inducir él vomito con sal gruesa o agua oxigenada 10 v dosis de 10 ml cada 10 kg por boca) Este puede ser ineficaz si han transcurrido mas de 4 horas desde la ingestión, a menos que estuviera mezclado con comida o se sepa que retrasa el vaciado gástrico.
Esta contraindicado cuando el agente ingerido es corrosivo, un ácido mineral, estricnina o un destilado del petróleo de alta densidad.

- Aumentar su eliminación (darle aceite mineral o vaselina nunca aceite de cocina, ni tampoco aceite mezclado con leche)

- Se debe lavar al paciente pues los agentes que pueden producir toxicidad sistémica por absorción transcutánea comprenden los insecticidas clorados y organofosforados, hidrocarburos halogenados, cáusticos y corrosivos. Los tóxicos introducidos en los ojos deben lavarse con grandes cantidades de agua o suero fisiológico,


Tóxicos más comunes y aproximación del tratamiento
Warfarina y derivados cumarínicos : Encontrado en raticidas. Su antídoto es la administración de vitamina K a dosis de 25 a 150 mg IV; la velocidad no debe exceder de 10 mg por minuto.
Insecticidas con fosfatos orgánicos: Administrar sulfato de atropina y cloruro de pralidoxima.
Metales pesados: dar agentes quelantes.
Alcohol metílico (metanol): El tratamiento es la administración de alcohol etílico (etanol) para evitar la formación de metabolitos tóxicos de los alcoholes ingeridos.



Mi perro come caca


HABITO DE INGESTION DE MATERIA FECAL: COPROFAGIA

Generalidades
Síntomas y signos
Etiología
Diagnóstico
Tratamiento
Pronóstico

Generalidades:
La coprofagia implica la ingestión de heces, esto puede ocurrir con las propias, de otros perros y/o de otras especies (gatos).
Naturalmente, el perro no encuentra contrariedad en el sabor de las heces, ni oposición natural a esta conducta que el hombre toma como antinatural, pues la coprofagia es considerada como un comportamiento natural en el perro, es importante saber que el contenido de la materia fecal no es todo residuo en ella encontramos (y su perro también) una importante cantidad de nutrientes remanentes de la fermentación del intestino grueso, ricos en enzimas y elementos semi-digeridos que aprovecha el perro y complementan la alimentación del mismo.

 

Síntomas y signos:
Hasta acá todo era bárbaro (le servía !) PERO ES IMPORTANTE saber que la ingestión de materia fecal cursa con síntomas característicos primarios y secundarios a esta extraña obsesión :


* Halitosis ( aliento fétido característico)
* Poliuria ( orina abundante)
* Polidipsia ( sed en exceso)
* Materia fecal poco formada, blanda con esteatorrea (presencia de grasa) y maloliente.
* Los afectados son muy flacos, aunque voraces y no engordan
* Gastroenteritis ( la inflamación del estómago y el intestino).

 

Etiología:
La coprofagia no es mala educación ni es enfermedad en si misma ya que es un mal hábito cuyo origen puede ser de múltiple etiología (causas):

* Nutricionales: La falta de nutrientes y micronutrientes esenciales -vitaminas y/o minerales- induce al perro hacia la coprofaga por deficiencias nutritivas
* Médicas: trastornos digestivos de asimilación: insuficiencia pancreática exócrina (es la causa médica más frecuente en Ovejero Alemán) y en menor medida secundaria a hiperadrenocorticismo, administración de corticoides exógenos, sindrome de malabsorción intestinal, parasitismo intestinal (coccidiosis), diabetes mellitus, hipertiroidismo, etc.
*Comportamentales: cachorros (pica), adultos : stress, aburrimiento, soledad, síndrome de privación de su libertad y en la depresión por abandono.

 

Diagnóstico:
Como hemos visto para determinar cual es la causa exacta de cada paciente el Médico Veterinario deberá realizar un diagnóstico diferencial .
Con la ayuda de métodos complementarios, en general es un coprológico que es un estudio de la materia fecal del canino para detectar cualitativa y cuantitativamente las trazas de grasas e hidratos de carbono, así como un eventual parasitismo (en ese caso es un coproparasitológico).
También se podrá pedir un análisis de laboratorio alternativo para diagnosticar enfermedades primarias que estén relacionadas con la coprofagia.

 

Tratamiento:
El veterinario evaluará cada caso en particular y su causa subyacente:

* Comportamental: Mejorar las condiciones de vida en cuanto a la higiene del lugar, espacio, ejercicio y distracciones que puede ser otro perro joven y juguetón, una vez mejorado su ambiente de vida, puede intentarse:
* Eliminación rápida de sus heces, antes que el animal tenga acceso a ellas, administrar un premio alimenticio justo al defecar para incitar a que el animal espere dicha recompensa antes de comerse sus heces, colocar alguna sustancia aversiva sobre la materia fecal haciéndola desagradable al gusto (pimienta u otras sustancias picantes)
* Nutricionales: complementar con vitaminas y minerales, aunque no se corrige la patología original.
* Médicas: Cuando es un problema de insuficiencia pancreática exócrina se podrá intentar con un preparado enzimático que cubre la carencia de enzimas digestivas que padecen estos cánidos, los preparados constan de Glutamato sódico, Pancreatina, Tripsina, Quimiotripsina y excipiente, en general la mayoría se espolvorean en las comidas.

 

Pronóstico
Según la causa, en general se puede llegar a corregir y revertir el cuadro.


« última modificación: 14 de Enero de 2007, 02:05 por dankaiser »

santi

  • Visitante
Re: informacion sobre la salud de nuestros perros
« Respuesta #7 en: 21 de Enero de 2007, 13:06 »
La piómetra  (subido por danka)
 es una enfermedad hormonal del útero de la perra que cursa con una complicación infecciosa. La progesterona, hormona que alcanza altos niveles sanguíneos luego del celo, es la principal responsable de esta frecuente entidad patológica. A veces, la piómetra aparece también luego de tratamientos hormonales. El resultado es la acumulación de una colecta de pus dentro de la luz uterina, lo que provoca un paulatino deterioro del estado general de la perra pudiendo llevarla a la muerte.

El tratamiento tradicional de esta entidad es el quirúrgico, el cual consiste en la remoción del útero y ovarios. Este procedimiento señala desde ya, el final de la vida reproductiva de la hembra, situación especialmente frustrante cuando se trata de una perra reproductora. Los avances científicos en el entendimiento de la fisiopatología de la piómetra permiten, actualmente en muchas ocasiones, el manejo medico de la misma brindando la posibilidad de evitar la cirugía.

El tratamiento medico consiste en bloquear el efecto de la progesterona con medicación específica (antiprogestágenos) y favorecer la expulsión del contenido purulento uterino con otro tipo de drogas (análogos sintéticos de las prostaglandinas). Cabe destacar que para poder llevar a cabo exitosamente el tratamiento medico la perra no debe encontrarse en un grado avanzado de la enfermedad.

En resumen, el tratamiento quirúrgico sigue siendo la única opción en perras viejas o cuando el animal presenta un deterioro importante en su estado general. En tanto, el tratamiento medico es de elección en: perras sin grave deterioro del estado general ni enfermedades orgánicas (cardiopatías, diabetes mellitus, insuficiencia hepática o renal) previas y hembras reproductoras (ya que preserva su futura vida reproductiva) o cuyo propietario desea evitar la cirugía. Como conclusión decimos que el advenimiento de drogas especificas para bloquear la progesterona en el tracto genital de la perra se vislumbra como el comienzo de una nueva etapa para un viejo problema: la piómetra canina.

santi

  • Visitante
Re: informacion sobre la salud de nuestros perros
« Respuesta #8 en: 21 de Enero de 2007, 13:07 »
subido por danka
Qué es la vaginoscopía?

Es la visualización de la mucosa vaginal por medio de un vaginoscopio. El mismo es un tubo rígido de aproximadamente 30 cm de largo provisto de fibras ópticas y de una fuente de iluminación. La vaginoscopía sirve para ver los cambios de la mucosa vaginal a lo largo del ciclo reproductivo como así también las alteraciones de la misma, y es una herramienta de gran importancia en el asesoramiento del servicio.

¿La citología vaginal permite conocer la fecha de ovulación?

No. Sólo se utiliza para conocer el mejor momento para realizar las determinaciones hormonales de progesterona o de hormona luteinizante. También se la utiliza (como complemento de otros estudios) para diagnosticar infecciones vaginales y/o uterinas, y cuando se tiene la incertidumbre sobre la ocurrencia o no de un servicio (por ejemplo una perra que se escapó de su domicilio en celo), ya que la presencia de espermatozoides en un frotis vaginal confirma el hecho (aunque la ausencia de los mismos no lo descarta). Es decir que la citología vaginal es un estudio que, aunque sencillo es solamente orientativo.

¿Para que sirven las determinaciones hormonales?

Para determinar por ejemplo la fecha de ovulación de una perra mediante la medición de los niveles de las hormonas progesterona o luteinizante en sangre. La fecha de ovulación a su vez sirve para decidir el mejor momento para servir a la hembra, y para conocer la fecha de parición de la misma.

En caso de trastornos reproductivos se puede medir el nivel de tiroxina (hormona producida por la glándula tiroides) en sangre, cuya hipofuncionalidad causa problemas reproductivos

¿Qué es la inducción de celo?

Es el desencadenamiento de un nuevo ciclo estral. Se puede realizar con hormonas o con otras drogas. Está indicado en ausencia de ciclos o cuando el propietario quiere aumentar el número de camadas por año.

¿Existe alguna contraindicación para la inducción del celo?

Sí. Está contraindicado cuando existe alguna enfermedad reproductiva subyacente, por lo cual es muy importante realizar un estudio completo de la perra antes de iniciar el tratamiento.

¿Qué beneficio se obtiene con la realización de un espermograma?

Conocer la calidad fecundante del semen de un reproductor, como así también determinar alteraciones reproductivas tales como enfermedades prostáticas, obstrucción epididimal, eyaculación retrógrada, etc.

¿En qué casos es conveniente realizar inseminación artificial?

Es conveniente en razas problemáticas para realizar un servicio natural, como por ejemplo el Basset Hound, en aquellos animales que tengan "impotencia coundi" (imposibilidad de realizar la monta) como sucede en animales con trastornos locomotores, dolor de columna, etc, pero que tienen una muy buena estirpe reproductiva, o cuando la hembra presenta alguna alteración del comportamiento o de la conducta que haga que el servicio natural sea imposible.
 

Dogo Argentino - Foro Dogo Argentino

Re: informacion sobre la salud de nuestros perros
« Respuesta #8 en: 21 de Enero de 2007, 13:07 »

 

Legal: Si bien este foro requiere una registración, el mismo es de libre acceso y es por eso que los webmasters, administradores y moderadores no nos responsabilizamos por la veracidad de la información aquí publicada. Los comentarios publicados por los usuarios de este foro son responsabilidad de los mismos y no reflejan necesariamente la opinión de los webmasters, administradores y moderadores. El Foro Internacional del Dogo Argentino. Para ponerse en contacto con la administración del foro escribanos a webmaster(arroba)dogoargento.com.ar

Instalación Cámaras Seguridad Dogo Argentino