Autor Tema: fueza de mordida de caninos  (Leído 8556 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado kevinGabriel

  • Novato
  • *
  • Mensajes: 1
fueza de mordida de caninos
« en: 02 de Enero de 2009, 11:29 »
quiero saber que fuersa de mordida tienen los rottweiler y los Pit Bull Terrier Americano y si son buenos acompañantes familiares. 8-)

Desconectado nicoallende

  • Ya Caza Perdiz
  • ***
  • Mensajes: 354
Re: fueza de mordida de caninos
« Respuesta #1 en: 02 de Enero de 2009, 11:54 »
Kevin lamento informarte que te equivocaste de foro, este es un foro de Dogo Argentino, no de rott o de pitt, busca en el google que hay paginas sobre esas razas. Saludos Nico
"El más perro de todos los de presa y el de más presa entre todos los perros de todas las razas"

Desconectado ariel muñiz

  • Ya Caza Pajaritos
  • **
  • Mensajes: 128
    • Von Grossermund
Re: fueza de mordida de caninos
« Respuesta #2 en: 02 de Enero de 2009, 14:05 »
Para aclararle el tema a Kevin adjunto un trabajo realizado por Alfonso Ignacio Picó Peris, sobre presion de mandibula en Canis Familiaris, El señor Picó Peris es asesor y terapeuta del comportamiento canino.

 

NOTA ACLARATORIA: El autor de dicho artículo movido por su amor a los animales y en especial a los perros se ve en la obligación de ofrecer a los aficionados ciertos datos de interés que sin duda arrojarán un haz de luz en un aspecto muy mitificado dentro de la cultura canina (o incultura en este caso). Se ha tratado de escribir con el lenguaje más coloquial posible dentro del margen de permitir expresar razonamientos científicos de modo que cualquiera pueda entenderlos .

FUERZA EN MANDIBULAS DE CANIS FAMILIARIS
Por Alfonso Ignacio Picó Peris
Asesor y Terapeuta del comportamiento canino.

Cuantas veces habré escuchado: El Pit Bull ejerce presiones de 1000 Kg. Y el Rottweiler de 850 Kg. O la de algunos pseudo expertos que para teñir sus opiniones de cierto halo científico, llegan a hablar de Kg./cm2(1).

Hasta donde se ha llegado en este caso es a estudios piloto donde se seleccionaban perros sin raza determinada (no importa la misma, ni el tamaño) donde se recogían medidas muy dispares, todas por debajo de las recogidas en lobos(2).

El Dr. I Lerh Brisbin comento a este respecto que no existe estudio alguno sobre comparativa entre las mordidas de diferentes razas de perros y que las medidas que tanto se parecen defender en determinados círculos de aficionados no son más que habladurías.

Pero el problema, el auténtico problema no viene de simples aficionados que sacan pecho y “vacilan” a los colegas de lo fuerte que puede morder su perro; ¿de donde han sacado esos datos que manejan con tanta familiaridad? Se preguntará el lector. Sencillo, muy sencillo, los sacaron de los libros, algunos de ellos como los que tengo en la mano en estos momentos que se aventuran a decir: “La raza x tiene una mandíbula cuatro veces más fuerte que un perro normal como pueda ser un Pastor Alemán”. Que sabe el lector que estos datos son simple y llanamente falacias en la mayoría de los casos, que sabe el lector de que las cifras que manejan no son propias de un perro de 30 kilogramos de peso sino de un Alligátor de 800 kilogramos.

Para realizar las mediciones con la sana intención de llevar a cabo un estudio serio sería necesario un aparato especial (Biteforce)(3) o dinamometros especiales (gnathodinamometros) que puedan presentar resultados objetivos.

También se deberían cumplir determinados parámetros que otorgarían validez al estudio en cuestión:

1) Se requiere un número elevado e igual de cada raza de perro para que se puedan realizar las estadísticas apropiadas y una comparativa cierta.

2) En los estudios se debería realizar un apunte exhaustivo del peso y talla del animal, del sexo y de sus cualidades temperamentales. No será lo mismo un macho, grande y agresivo que una hembra pequeña y tímida.

3) Se debe disponer de un mordisco a boca plena, y debe sacudir con toda su fuerza la manga del dinamómetro. Es por ello que siendo subjetivo la fuerza de bocado, se le darán tres intentos al perro, apuntando todos y teniendo en cuenta el más elevado.

4) Se medirá la fuerza peso ejercida sobre el dinamómetro en kilogramos y se apuntará la fuerza absoluta y relativa que ejerce el animal.

5) La presentación de dichas medidas nunca debería realizarse en psi o en Kg./cm2 porque podría inducir a errores. Si se presentan los resultados teniendo en cuenta las psi, podemos encontrarnos con que una simple rata común tiene aparentemente más fuerza de bocado que un León.

Dicho esto queda patente que ningún estudio de aficionados puede reunir las condiciones necesarias para ser resolutivo en medida alguna. Son variables que deben estandarizarse para que si se lograrán obtener resultados estos arrojarán medidas que pudieran ser registradas y comparadas.

 Ahora teniendo en cuenta estos puntos debemos repasar la anatomía del cráneo de un perro (de una forma muy básica) para hacer inciso en algunos puntos sumamente interesantes. En un resumen para el neófito diremos lo siguiente (sin involucrarnos en temas más avanzados como las inserciones musculares, etc.):

1º) El hocico: Teniendo en cuenta que la palanca mandibular se hace más fuerte a medida que el hocico es más corto, es de suponer que perros de morro corto (como los prognatos) posean una mandíbula más poderosa.

2º) El tamaño del cráneo: el cráneo óptimo para soportar y ejercer grandes presiones debe poder albergar una gran masa muscular siendo del tipo mordedor y no olfativo. Con esto se indica que a mayor masa muscular, muy posiblemente mayor capacidad de desarrollar fuerza. El cráneo no solo debe ser grande sino también robusto.

Podríamos hacer una clara diferencia entre perros cuyo cráneo tiene una morfología más “olfatoria” (caño nasal largo, cráneo fino propio de sabuesos y demás perros de caza que se dedican al rastreo) de otros que podríamos llamar “masticadores” (caño nasal corto, cráneo ancho y pesado como el de algunas razas de molosos).

Hay muchas razas, muchas que podrían superar en fuerza de bocado a perros como el American Pit Bull Terrier u otros, que parecen estar siendo condenados por su poder físico. Esto unido a algunas fantasías o mitos urbanos (4) está llevando a la perdición a perros que ni tan siquiera son tan potencialmente peligrosos como se está haciendo creer, ni por casuística han demostrado precisar de mayor control que otros de sus congéneres que pasean libremente por nuestros parques. No hay nada en los cráneos de perros como el American Pitt Bull Terrier, Rottweiler, etc., que nos haga pensar que tienen una mecánica de mordida distinta a la del resto de perros.

Evidentemente podemos intentar hacer una comparativa de diferentes mordidas y ver los resultados, pero no hace falta para saber que ejemplares más grandes tienden a tener mayor fuerza de bocado total y que cuando el cráneo reúne ciertas condiciones y el mordisco se realiza a pleno esfuerzo el poder de bocado es muy alto.

Entonces llegado a este punto ¿qué podemos esperar si hacemos tal estudio? ¿Cuántos kilos de fuerza debemos esperar de antemano?

Bien sabemos que el bocado de un lobo gris es de 1500N es decir, unos 153 kilogramos (5).

El bocado de un perro Labrador Retrivier también se ha medido y es la tercera parte, unos 50 kilogramos. Con estos dos datos podemos hacernos una idea de los resultados que obtendríamos al realizar las mediciones.

Es posible que si tomamos medidas de diferentes razas de perros, estén por debajo o por encima de 150 kilogramos. Dicho así suena muy poco resolutivo pero deje que se lo explique.

Un perro Labrador, Golden Retrivier, Setters y demás tipos de perro pueden presentar medidas cercanas a 50-60 kilogramos. Perros de menor volumen pero idéntica estructura tendrán resultados de menor fuerza total (que no relativa, pues esta podría ser mayor).

Como el estudio debería realizarse para intentar eliminar ciertos mitos con respecto a las mal llamadas razas potencialmente peligrosas, podemos esperar resultado cercanos a 150 kilogramos o incluso mayores. Tomemos por caso un ejemplar cuya mordida este muy mitificada, por ejemplo el American Pitt Bull Terrier y de la raza escojamos un macho de 30 kilogramos de peso que está muy entrenado físicamente.

Debido a su naturaleza fuerte y a que ha sido entrenado mediante el juego para asir con fuerza, puede que su fuerza de bocado sea superior a la del lobo gris (pues este no ha sido entrenado, y es un factor que hay que tener en cuenta). Tal vez la presión del ejemplar Pitt Bull sea de 150-175 kilogramos (algo asombroso en un perro de 30 kilos).

Ahora escojamos a un ejemplar de diferente raza; esta vez será un gigante de 80 kilos (como el Ovcharka, Boerboel, Tosa, etc.) que también entrenado arroja una medida cercana a los 250 kilogramos.

Todo esto no significa que el animal sin haber sido tratado por el hombre hubiera tenido semejante resultado; todo esto se ha debido a que el hombre ha sabido explotar las cualidades del animal entrenando su capacidad.

Para ejemplo diré que un hombre medio de 25 años y 75 kilogramos de peso solo puede levantar desde el suelo su propio peso. Por otro lado los atletas que participan en un deporte conocido como Halterofilia (levantamiento de halteras) en ese mismo peso, llegan a realizar una genuflexión con más de 150 kilogramos en sus hombros, para acto seguido alzarlo sobre su cabeza.

Con todo esto quiero decir que la preparación a la que el hombre puede someter al perro puede hacer que los resultados en una sola raza fueran muy variables (1-250 kilogramos dependiendo de tamaño, características físicas, carácter y preparación).

Pondré otro ejemplo: la mordida del hombre rara vez supera los 80 kilogramos de fuerza peso, pero el récord actual marca la increíble cifra de 435 kilogramos (como una Hiena)(5).

Evidentemente un perro por mucha preparación que cuente no obtendría los resultados de por ejemplo la Hiena (unos 435 kilogramos peso)(6), pero si que podrían ser tan variables que oscilarán tanto por abajo como por arriba con la medición del lobo.

Es después de tener todo esto en cuenta que las mediciones no nos proporcionarían resultados fiables y por lo tanto, debido al increíble número de variables que deberíamos registrar no da a lugar.

Cojamos a un grupo de Pastores Alemanes que trabajen Shultzhund y otro grupo que solo sea criado para las exposiciones de belleza. Obtendremos mediciones muy altas en el grupo de trabajo y mucho más bajas en el grupo de exposición; de hecho a la vista de los resultados parecerían dos razas distintas sobre el papel.

Esto nos pasaría con todas las razas, porque dentro de todas las variables, la que más afectaría sería la relación del perro con el hombre.

En el Lobo se han realizado estudios, arrojando datos muy similares entre individuos (no tienen la variabilidad marcada del Canis familiaris) y el interesado puede leer algunos de ellos en Internet (7).

En el caso que nos ocupa, es decir el perro, se han tomado mediciones con muy escasos ejemplares; demasiado escasos para tomar unas medidas modelo.

En unas mediciones tomadas para un reportaje del National Geographic los individuos a estudiar fueron:

-1 Bulldog Americano

-1 Mastiff (cuyo aspecto es más propio de American Bandog Mastiff o Tosa Inu que de Mastín Ingles)

-1 Pastor Belga Malinois

-1 Pastor Holandés

Evidentemente el ejemplar que mayor presión ejerció sobre el dispositivo para tal fin, fue el de mayor tamaño (el Mastiff) con 556 libras de peso. Esa medida es una auténtica barbaridad, pero es real, no como algunas supuestas presiones más propias de Cocodrilos de una tonelada de peso que de perros.

Conclusión: Visto lo aquí escrito no da a lugar el intento de erradicar determinadas razas por su “potencial” que no merecen estar condenadas por su morfología. De seguro que dichos mitos se crearon con la intención de vender más ejemplares de determinadas razas, pero con el tiempo estos bulos que pregonaban algunos criadores se han convertido en sus peores enemigos.

Ahora son muchas las personas que viéndose arropadas por la opinión popular cargar contra razas de perros bien sea para eliminar competencia (pues a su vez también crían y por lo tanto les iría mejor el negocio) o para erradicar un tipo de perro por “verdades” que a nada que el aficionado investigue parecen no ser ciertas.

Notas:

(1) Datos similares pueden encontrarse en Endangered Dog Breeds Assoc. Of Australia. En la misma no se indica el estudio realizado para afirmar tales datos, luego no son fiables.

(2) Measurement of bite force in dogs, a pilot study. Lindner, D.L., Marretta, S.M., Pijanowski, G.J., Johnson, A.L, Smith, C.W.

Editado en Journal of Veterinary Dentistry, 1995 (vol.12) (núm.2) 49-52.

Se registraron bocados de 22 perros cuyo peso oscilaba entre los 7 a los 55 kilogramos. Las medidas obtenidas registradas más baja y más alta respectivamente fueron de 13 a 1394 Newtons.

Estas medidas son más bajas que las obtenidas en el Lobo Gris de 1500 Newtons.

(3) Biteforce se refiere a un programa realizado por la National Geographic a cargo del Dr.Brady Barr que si bien no nos sirven sus mediciones como estudio (por la escasez de ejemplares a estudio) si arroja algo de luz sobre el tema.

En este caso fueron 3 los ejemplares que mordieron una manga con un dispositivo interno de medición. Un Pastor Alemán, un Rottweiler y un American Pit Bull Terrier. En este caso en concreto el ejemplar de American Pit Bull Terrier tuvo el registro más bajo en cuanto a fuerza ejercida. Es curioso como ciertos individuos intentan prohibir determinadas razas en base a un potencial destructor que no existe.

(4) el Dr.I.Brisbin de la Universidad de Georgia desmintió el mito de que cuando el American Pit Bull Terrier hace presa, sus mandíbulas quedan bloqueadas. El mito se origino como una leyenda urbana más.

(5) Bite force ontogenia en Aligator, Pág. 325. Sigue los modelos de Snodgrass & Gilbert 1967, Dechow & Carlson 1983, Thomason 1991, Strom & Holm 1992 y el de Binder & Van Balkenburgh. Tenga presente el lector que todo se ha simplificado para poder ser accesible al mayor número de lectores. En términos de masa un Newton viene a ser el peso de una manzana pequeña; un kilogramo de peso tiene unos 9,8 Newtons.

(6) Bite Club: compartiva el fuerza de bocado de distintos mamíferos. Autores: Stephen Wroe, Colin McHenry y Jeffry Thomason.

(7) Guinnes World Record.

Esperando que sea de su ayuda le saludo cordialmente, sin dejar de aclararle que NO EXISTEN EN EL MUNDO RAZAS MALAS NI AGRESIVAS, EXISTEN LOS MALOS PROPIETARIOS QUE TRANSFORMAN A EXCELENTES ANIMALES EN AGRESIVOS PARA CON EL HOMBRE Y SUS CONGENERES, y si, el Pitt Bull como el Rottweiler, y todas las razas de perros existentes son buenos acompañantes familiares, la pregunta que debe hacerse es si usted sera buen acompañante para un perro sea la raza que sea.


Ariel Muñiz
Toba Von Grossermund Campeon Mundial 2007 - Von Grossermund Kennel
http://www.vongrossermund.com.ar

Desconectado alejandrojuan

  • Ya Caza Chanchos
  • ****
  • Mensajes: 682
Re: fueza de mordida de caninos
« Respuesta #3 en: 02 de Enero de 2009, 14:53 »
Para aclararle el tema a Kevin adjunto un trabajo realizado por Alfonso Ignacio Picó Peris, sobre presion de mandibula en Canis Familiaris, El señor Picó Peris es asesor y terapeuta del comportamiento canino.

 

NOTA ACLARATORIA: El autor de dicho artículo movido por su amor a los animales y en especial a los perros se ve en la obligación de ofrecer a los aficionados ciertos datos de interés que sin duda arrojarán un haz de luz en un aspecto muy mitificado dentro de la cultura canina (o incultura en este caso). Se ha tratado de escribir con el lenguaje más coloquial posible dentro del margen de permitir expresar razonamientos científicos de modo que cualquiera pueda entenderlos .

FUERZA EN MANDIBULAS DE CANIS FAMILIARIS
Por Alfonso Ignacio Picó Peris
Asesor y Terapeuta del comportamiento canino.

Cuantas veces habré escuchado: El Pit Bull ejerce presiones de 1000 Kg. Y el Rottweiler de 850 Kg. O la de algunos pseudo expertos que para teñir sus opiniones de cierto halo científico, llegan a hablar de Kg./cm2(1).

Hasta donde se ha llegado en este caso es a estudios piloto donde se seleccionaban perros sin raza determinada (no importa la misma, ni el tamaño) donde se recogían medidas muy dispares, todas por debajo de las recogidas en lobos(2).

El Dr. I Lerh Brisbin comento a este respecto que no existe estudio alguno sobre comparativa entre las mordidas de diferentes razas de perros y que las medidas que tanto se parecen defender en determinados círculos de aficionados no son más que habladurías.

Pero el problema, el auténtico problema no viene de simples aficionados que sacan pecho y “vacilan” a los colegas de lo fuerte que puede morder su perro; ¿de donde han sacado esos datos que manejan con tanta familiaridad? Se preguntará el lector. Sencillo, muy sencillo, los sacaron de los libros, algunos de ellos como los que tengo en la mano en estos momentos que se aventuran a decir: “La raza x tiene una mandíbula cuatro veces más fuerte que un perro normal como pueda ser un Pastor Alemán”. Que sabe el lector que estos datos son simple y llanamente falacias en la mayoría de los casos, que sabe el lector de que las cifras que manejan no son propias de un perro de 30 kilogramos de peso sino de un Alligátor de 800 kilogramos.

Para realizar las mediciones con la sana intención de llevar a cabo un estudio serio sería necesario un aparato especial (Biteforce)(3) o dinamometros especiales (gnathodinamometros) que puedan presentar resultados objetivos.

También se deberían cumplir determinados parámetros que otorgarían validez al estudio en cuestión:

1) Se requiere un número elevado e igual de cada raza de perro para que se puedan realizar las estadísticas apropiadas y una comparativa cierta.

2) En los estudios se debería realizar un apunte exhaustivo del peso y talla del animal, del sexo y de sus cualidades temperamentales. No será lo mismo un macho, grande y agresivo que una hembra pequeña y tímida.

3) Se debe disponer de un mordisco a boca plena, y debe sacudir con toda su fuerza la manga del dinamómetro. Es por ello que siendo subjetivo la fuerza de bocado, se le darán tres intentos al perro, apuntando todos y teniendo en cuenta el más elevado.

4) Se medirá la fuerza peso ejercida sobre el dinamómetro en kilogramos y se apuntará la fuerza absoluta y relativa que ejerce el animal.

5) La presentación de dichas medidas nunca debería realizarse en psi o en Kg./cm2 porque podría inducir a errores. Si se presentan los resultados teniendo en cuenta las psi, podemos encontrarnos con que una simple rata común tiene aparentemente más fuerza de bocado que un León.

Dicho esto queda patente que ningún estudio de aficionados puede reunir las condiciones necesarias para ser resolutivo en medida alguna. Son variables que deben estandarizarse para que si se lograrán obtener resultados estos arrojarán medidas que pudieran ser registradas y comparadas.

 Ahora teniendo en cuenta estos puntos debemos repasar la anatomía del cráneo de un perro (de una forma muy básica) para hacer inciso en algunos puntos sumamente interesantes. En un resumen para el neófito diremos lo siguiente (sin involucrarnos en temas más avanzados como las inserciones musculares, etc.):

1º) El hocico: Teniendo en cuenta que la palanca mandibular se hace más fuerte a medida que el hocico es más corto, es de suponer que perros de morro corto (como los prognatos) posean una mandíbula más poderosa.

2º) El tamaño del cráneo: el cráneo óptimo para soportar y ejercer grandes presiones debe poder albergar una gran masa muscular siendo del tipo mordedor y no olfativo. Con esto se indica que a mayor masa muscular, muy posiblemente mayor capacidad de desarrollar fuerza. El cráneo no solo debe ser grande sino también robusto.

Podríamos hacer una clara diferencia entre perros cuyo cráneo tiene una morfología más “olfatoria” (caño nasal largo, cráneo fino propio de sabuesos y demás perros de caza que se dedican al rastreo) de otros que podríamos llamar “masticadores” (caño nasal corto, cráneo ancho y pesado como el de algunas razas de molosos).

Hay muchas razas, muchas que podrían superar en fuerza de bocado a perros como el American Pit Bull Terrier u otros, que parecen estar siendo condenados por su poder físico. Esto unido a algunas fantasías o mitos urbanos (4) está llevando a la perdición a perros que ni tan siquiera son tan potencialmente peligrosos como se está haciendo creer, ni por casuística han demostrado precisar de mayor control que otros de sus congéneres que pasean libremente por nuestros parques. No hay nada en los cráneos de perros como el American Pitt Bull Terrier, Rottweiler, etc., que nos haga pensar que tienen una mecánica de mordida distinta a la del resto de perros.

Evidentemente podemos intentar hacer una comparativa de diferentes mordidas y ver los resultados, pero no hace falta para saber que ejemplares más grandes tienden a tener mayor fuerza de bocado total y que cuando el cráneo reúne ciertas condiciones y el mordisco se realiza a pleno esfuerzo el poder de bocado es muy alto.

Entonces llegado a este punto ¿qué podemos esperar si hacemos tal estudio? ¿Cuántos kilos de fuerza debemos esperar de antemano?

Bien sabemos que el bocado de un lobo gris es de 1500N es decir, unos 153 kilogramos (5).

El bocado de un perro Labrador Retrivier también se ha medido y es la tercera parte, unos 50 kilogramos. Con estos dos datos podemos hacernos una idea de los resultados que obtendríamos al realizar las mediciones.

Es posible que si tomamos medidas de diferentes razas de perros, estén por debajo o por encima de 150 kilogramos. Dicho así suena muy poco resolutivo pero deje que se lo explique.

Un perro Labrador, Golden Retrivier, Setters y demás tipos de perro pueden presentar medidas cercanas a 50-60 kilogramos. Perros de menor volumen pero idéntica estructura tendrán resultados de menor fuerza total (que no relativa, pues esta podría ser mayor).

Como el estudio debería realizarse para intentar eliminar ciertos mitos con respecto a las mal llamadas razas potencialmente peligrosas, podemos esperar resultado cercanos a 150 kilogramos o incluso mayores. Tomemos por caso un ejemplar cuya mordida este muy mitificada, por ejemplo el American Pitt Bull Terrier y de la raza escojamos un macho de 30 kilogramos de peso que está muy entrenado físicamente.

Debido a su naturaleza fuerte y a que ha sido entrenado mediante el juego para asir con fuerza, puede que su fuerza de bocado sea superior a la del lobo gris (pues este no ha sido entrenado, y es un factor que hay que tener en cuenta). Tal vez la presión del ejemplar Pitt Bull sea de 150-175 kilogramos (algo asombroso en un perro de 30 kilos).

Ahora escojamos a un ejemplar de diferente raza; esta vez será un gigante de 80 kilos (como el Ovcharka, Boerboel, Tosa, etc.) que también entrenado arroja una medida cercana a los 250 kilogramos.

Todo esto no significa que el animal sin haber sido tratado por el hombre hubiera tenido semejante resultado; todo esto se ha debido a que el hombre ha sabido explotar las cualidades del animal entrenando su capacidad.

Para ejemplo diré que un hombre medio de 25 años y 75 kilogramos de peso solo puede levantar desde el suelo su propio peso. Por otro lado los atletas que participan en un deporte conocido como Halterofilia (levantamiento de halteras) en ese mismo peso, llegan a realizar una genuflexión con más de 150 kilogramos en sus hombros, para acto seguido alzarlo sobre su cabeza.

Con todo esto quiero decir que la preparación a la que el hombre puede someter al perro puede hacer que los resultados en una sola raza fueran muy variables (1-250 kilogramos dependiendo de tamaño, características físicas, carácter y preparación).

Pondré otro ejemplo: la mordida del hombre rara vez supera los 80 kilogramos de fuerza peso, pero el récord actual marca la increíble cifra de 435 kilogramos (como una Hiena)(5).

Evidentemente un perro por mucha preparación que cuente no obtendría los resultados de por ejemplo la Hiena (unos 435 kilogramos peso)(6), pero si que podrían ser tan variables que oscilarán tanto por abajo como por arriba con la medición del lobo.

Es después de tener todo esto en cuenta que las mediciones no nos proporcionarían resultados fiables y por lo tanto, debido al increíble número de variables que deberíamos registrar no da a lugar.

Cojamos a un grupo de Pastores Alemanes que trabajen Shultzhund y otro grupo que solo sea criado para las exposiciones de belleza. Obtendremos mediciones muy altas en el grupo de trabajo y mucho más bajas en el grupo de exposición; de hecho a la vista de los resultados parecerían dos razas distintas sobre el papel.

Esto nos pasaría con todas las razas, porque dentro de todas las variables, la que más afectaría sería la relación del perro con el hombre.

En el Lobo se han realizado estudios, arrojando datos muy similares entre individuos (no tienen la variabilidad marcada del Canis familiaris) y el interesado puede leer algunos de ellos en Internet (7).

En el caso que nos ocupa, es decir el perro, se han tomado mediciones con muy escasos ejemplares; demasiado escasos para tomar unas medidas modelo.

En unas mediciones tomadas para un reportaje del National Geographic los individuos a estudiar fueron:

-1 Bulldog Americano

-1 Mastiff (cuyo aspecto es más propio de American Bandog Mastiff o Tosa Inu que de Mastín Ingles)

-1 Pastor Belga Malinois

-1 Pastor Holandés

Evidentemente el ejemplar que mayor presión ejerció sobre el dispositivo para tal fin, fue el de mayor tamaño (el Mastiff) con 556 libras de peso. Esa medida es una auténtica barbaridad, pero es real, no como algunas supuestas presiones más propias de Cocodrilos de una tonelada de peso que de perros.

Conclusión: Visto lo aquí escrito no da a lugar el intento de erradicar determinadas razas por su “potencial” que no merecen estar condenadas por su morfología. De seguro que dichos mitos se crearon con la intención de vender más ejemplares de determinadas razas, pero con el tiempo estos bulos que pregonaban algunos criadores se han convertido en sus peores enemigos.

Ahora son muchas las personas que viéndose arropadas por la opinión popular cargar contra razas de perros bien sea para eliminar competencia (pues a su vez también crían y por lo tanto les iría mejor el negocio) o para erradicar un tipo de perro por “verdades” que a nada que el aficionado investigue parecen no ser ciertas.

Notas:

(1) Datos similares pueden encontrarse en Endangered Dog Breeds Assoc. Of Australia. En la misma no se indica el estudio realizado para afirmar tales datos, luego no son fiables.

(2) Measurement of bite force in dogs, a pilot study. Lindner, D.L., Marretta, S.M., Pijanowski, G.J., Johnson, A.L, Smith, C.W.

Editado en Journal of Veterinary Dentistry, 1995 (vol.12) (núm.2) 49-52.

Se registraron bocados de 22 perros cuyo peso oscilaba entre los 7 a los 55 kilogramos. Las medidas obtenidas registradas más baja y más alta respectivamente fueron de 13 a 1394 Newtons.

Estas medidas son más bajas que las obtenidas en el Lobo Gris de 1500 Newtons.

(3) Biteforce se refiere a un programa realizado por la National Geographic a cargo del Dr.Brady Barr que si bien no nos sirven sus mediciones como estudio (por la escasez de ejemplares a estudio) si arroja algo de luz sobre el tema.

En este caso fueron 3 los ejemplares que mordieron una manga con un dispositivo interno de medición. Un Pastor Alemán, un Rottweiler y un American Pit Bull Terrier. En este caso en concreto el ejemplar de American Pit Bull Terrier tuvo el registro más bajo en cuanto a fuerza ejercida. Es curioso como ciertos individuos intentan prohibir determinadas razas en base a un potencial destructor que no existe.

(4) el Dr.I.Brisbin de la Universidad de Georgia desmintió el mito de que cuando el American Pit Bull Terrier hace presa, sus mandíbulas quedan bloqueadas. El mito se origino como una leyenda urbana más.

(5) Bite force ontogenia en Aligator, Pág. 325. Sigue los modelos de Snodgrass & Gilbert 1967, Dechow & Carlson 1983, Thomason 1991, Strom & Holm 1992 y el de Binder & Van Balkenburgh. Tenga presente el lector que todo se ha simplificado para poder ser accesible al mayor número de lectores. En términos de masa un Newton viene a ser el peso de una manzana pequeña; un kilogramo de peso tiene unos 9,8 Newtons.

(6) Bite Club: compartiva el fuerza de bocado de distintos mamíferos. Autores: Stephen Wroe, Colin McHenry y Jeffry Thomason.

(7) Guinnes World Record.

Esperando que sea de su ayuda le saludo cordialmente, sin dejar de aclararle que NO EXISTEN EN EL MUNDO RAZAS MALAS NI AGRESIVAS, EXISTEN LOS MALOS PROPIETARIOS QUE TRANSFORMAN A EXCELENTES ANIMALES EN AGRESIVOS PARA CON EL HOMBRE Y SUS CONGENERES, y si, el Pitt Bull como el Rottweiler, y todas las razas de perros existentes son buenos acompañantes familiares, la pregunta que debe hacerse es si usted sera buen acompañante para un perro sea la raza que sea.







muy buena nota. Gracias por el aporte
El auténtico budo es el Sendero de la Paz.

Desconectado Doble V

  • Ya Caza Pajaritos
  • **
  • Mensajes: 97
Re: fueza de mordida de caninos
« Respuesta #4 en: 02 de Enero de 2009, 15:37 »
Increible ariel!!! Esperaba ver un estudio asi hace meses...
Los documentales del discovery ya los havia visto y son muy buenos!! tambien vi uno de las mordidas mas fuertes del mundo y se lleva la palma el cocodrilo del nilo con 2000Kg y el mamifero un oso que hizo 850.
Mis amigos dicen y aseguran que los bullterrier hacen 2000kg de presa.Curiosoo no? que un perro Iguale a un cocodrilo que pesa mas de una tonelada? pobres infelices...  :evil:
Gracias por el trabajillo!!!

Desconectado m0renoH

  • Ya Caza Chanchos
  • ****
  • Mensajes: 654
  • Déjate iluminar. Que la naturaleza sea tu maestra.
Re: fueza de mordida de caninos
« Respuesta #5 en: 02 de Enero de 2009, 20:01 »
Gracias y muy bueno esa esplicacion! Cosas asi se deverian ver mas amenudo por aqui :-P jeje

Aunque una cosa tengo claro, prefiero que agan con razas que sean PPP pero de otra manera y que no los descriminen, pero si uno va con su perro andando por la calle y le viene un yorsai mimado a morderle a tu perro te da = porque no le hace ni cosquillas, pero si te viene el tipic pitt de los flipadillos de barrio?? Creo que no aria tanta gracia, asi que deverian hacer algo para que perros que tienen una mordida mayor que otros no caigan en malas manos.

saludos
Ésta es la ley de la jungla, tan antigua e indiscutible como el cielo; y el lobo que la respete podrá prosperar, pero el lobo que la viole deberá morir. Porque la fuerza de la manada es el lobo, y la fuerza del lobo la manada

Desconectado troy42

  • Ya es como de la Familia
  • ********
  • Mensajes: 1082
Re: fueza de mordida de caninos
« Respuesta #6 en: 02 de Enero de 2009, 20:22 »
GRACIAS ARIEL EN BATBARA LA INFORMACION QUE SE PUEDE TENER ACA EN EL FORO
SALUDOS DESDE MEXICO
JUAN CARLOS

Dogo Argentino - Foro Dogo Argentino

Re: fueza de mordida de caninos
« Respuesta #6 en: 02 de Enero de 2009, 20:22 »

 

Legal: Si bien este foro requiere una registración, el mismo es de libre acceso y es por eso que los webmasters, administradores y moderadores no nos responsabilizamos por la veracidad de la información aquí publicada. Los comentarios publicados por los usuarios de este foro son responsabilidad de los mismos y no reflejan necesariamente la opinión de los webmasters, administradores y moderadores. El Foro Internacional del Dogo Argentino. Para ponerse en contacto con la administración del foro escribanos a webmaster(arroba)dogoargento.com.ar

Instalación Cámaras Seguridad Dogo Argentino