Autor Tema: El desencadenante de una falsa fama  (Leído 2863 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Administrador

  • Dogo Argentino
  • Administrador
  • ******
  • Mensajes: 1515
  • Dogo Argentino = Dogo Argento
    • Dogo Argentino
El desencadenante de una falsa fama
« en: 11 de Mayo de 2006, 10:34 »
El desencadenante de una falsa fama

¿ÁNGEL O DEMONIO?


"Un perro asesino en España" es sólo uno de los muchos titulares similares que hemos leído en la prensa relativos al triste acontecimiento ocurrido en la isla de Palma, donde un dogo argentino ha dado muerte a un niño de pocos años.

Los creadores del dogo argentino, los hermanos Nores Martínez, nunca buscaron un perro agresivo sino un animal útil para la caza. Dos libros nos dejó escritos Agustín Nores, "Historia del dogo argentino" en el que narra los cruzamientos con varias razas para obtener el perro criollo y "El dogo argentino", consolidación de un trabajo que se inició en 1925. Del primero creo oportuno traer aquí estos párrafos: "Otro problema muy serio que encontré en los dogos que mi hermano me llevó a La Pampa fue el mal carácter para sus congéneres. Con la educación, la nueva sangre bonachona de Pointer y Galgo Irlandés, que les dieron buen carácter, conseguí hacerlos sociables extirpando ese ancestro peleador. El resultado inmediato fue obtener perros dóciles, cazadores y sin afán combativo con sus congéneres. El fin que nos propusimos hace medio siglo, con mi hermano Antonio: hacer un perro valiente, cazador de caza mayor, amigo de los niños, sociable con sus congéneres y guardián de nuestros hogares". Esta búsqueda de un animal sociable, amigo de los niños, no es propaganda al uso para la venta de cachorros sino una realidad constatada por quienes hemos convivido con la raza. Vuelve a la carga Agustín Nores, ahora en su otro libro "El dogo argentino": "Muchos aficionados a los perros me han formulado la pregunta con que titulo este artículo, "¿Es el dogo argentino un perro feroz?". Sin duda les surge la pregunta al enterarse de la forma en que son capaces de luchar hasta la muerte, del valor, decisión y temeridad, inconsciencia estoy por decir, con que acometen al jabalí o al puma o cualquier otra fiera contra la cual su amo los anime. De esta condición de su valor, ya legendario, viene la duda de que sea una raza de perros feroces, que matan o al menos muerden al primer ser humano que tienen a su alcance. Quien haya tomado contacto con algún dogo argentino comprenderá que lejos está de la verdad cuando se le supone un perro feroz. El dogo es el más dócil y manso de los perros de presa y sin duda ni aún los falderos tienen la bondad y paciencia para soportar las torturas que él es capaz de soportar de los niños. En mis largos años de contacto directo con ellos jamás me he enterado que un dogo haya mordido a alguien, y menos a un niño".

El perro del incidente de Palma es un dogo argentino de notable calidad racial, como hemos podido apreciar en las fotografías y reportajes televisivos que nos lo mostraban en su perrera. No podemos, por tanto, pensar en un mestizaje espúreo como el responsable de su comportamiento. ¿Que ha ocurrido entonces?. Indudablemente estamos frente a un sujeto tarado por circunstancias que precisarían un estudio detallado de su medio ambiente y educación para evaluar. Pero irremediablemente un drama excepcional y triste, la muerte de un niño por un sujeto tarado, es amplificado a propósito por los medios de comunicación social poniendo en entredicho la raza e incluso toda la población canina. Un perro que muerde es un perro al que se ha permitido que muerda, el luctuoso accidente es el resultado de una educación equivocada o de una tara genética. Debemos atribuir al hombre la máxima responsabilidad de una agresividad que ha desembocado en una muerte, lo que no quiere decir que exoneremos al perro alegando que es en todo punto inocente, pues entonces estaríamos hablando de un animal carente de personalidad. Ninguna raza es potencialmente mala u hostil hacia el hombre, pero en todos aparecen sujetos hiperactivos, batalladores, que se lanzan en persecución de personas en movimiento, niños que corren, etc., una actitud que debe ser corregida desde cachorro. En los sujetos potentes y con tendencia a la agresividad se debe aprender muy temprano a frenar sus manifestaciones de mal humor, sus gruñidos y sus deseos de morder.

Inteligencia versus raciocinio

No todas las razas poseen un desarrollo psíquico que represente la totalidad del diapasón intelectual del perro y aquellos que han convivido con variedad de razas, incluso mestizos, saben lo torpes que pueden ser unos individuos y lo despiertos que salen otros. En términos generales podemos afirmar que las razas que presentan mayor propensión a la observación visual, aquellas que fijan la mirada en el rostro y analizan su entorno por medio de la vista, es el caso de los perros de pastor y algunas razas de defensa, desarrollan más rápidamente la inteligencia y se relacionan mejor con el grupo humano. Disponen de una mayor complejidad psíquica que las razas con inclinación al rastreo olfativo. También sabemos que las razas muy especializadas, y la especialización se adquiere por una gran depuración genética, tienden a igualar el tipo de caracteres entre todos sus individuos, haciendo las características de su especialización muy profundas y arraigadas, pero perdiendo variedad. Para el raciocinio, no podemos negar que el perro interpreta lo que en su entorno se produce y responde a ello, es necesario captar el abanico más amplio de estímulos. El dogo argentino es una raza muy especializada y con claras facultades olfativas, pero también posee un instinto despierto que le lleva a contemplar el mundo con una mirada fija y estudiosa. Es una raza básicamente no problemática y que en contadas ocasiones ha provocado incidentes reprochable de ataques a personas.

Como por herencia genética el perro posee una tendencia innata a sentirse poseedor de su entorno responde frente a éste con el ladrido o la agresión, si ha realizado una interpretación equivocada del estímulo la agresión será injustificada. La actividad afectiva del perro domina todo su comportamiento, nace de su instinto gregario y muestra lo profundo de sus cualidades de convivencia. Podemos definir el perro como un animal anímicamente afectivo. Y es precisamente la afectividad y dependencia hacia el ser humano, presente en todos los estadios de su evolución, lo que ha permitido la pervivencia de la especie a lo largo de los siglos. Debemos aceptar que se produzca un pequeño porcentaje de comportamientos extraños, pues bien el carácter del perro es de procedencia genética, posteriormente se amolda a las experiencias de su medio ambiente, donde por torpeza del ser humano se estimulan de forma equívoca las reacciones naturales, creando, por inducción hábitos indeseables. Por ejemplo: si tras gruñir o amenazar a un desconocido premiamos al perro, llegará un momento, tras un numero determinado de experiencias gratificantes, que el perro agredirá sin estímulo natural que desarrolle su instinto de defensa.

¿Por qué muerde un perro? Desde cachorro aprendió a que mordiendo mantenía su supremacía sobre los demás, mordiendo lograba la mayor porción de comida cuando estaba con sus hermanos de camada, luego quizás a su dueño le hizo gracia verle atacar a otros perros jóvenes. Deseo de agradar y necesidad de proteger lo que estima que le pertenece lleva al perro a agredir. Este es un perro enfermo, un sujeto enfermo por una mala crianza, no una raza enferma, y no puede denostarse la raza por el comportamiento de un individuo.

Luis Arnanz - Revista "Perros y Compañía" (España) - Marzo 1999

Esta información fue tomada de
Código: [Seleccionar]
http://www.geocities.com/dogosargentinosrehalablanca/rd.htm#angel

Saludos
Para tener éxito: mira al maestro, sigue al maestro, camina junto al maestro, mira a través del maestro, pues solo jamás lo obtendrás.

Dogo Argentino - Foro Dogo Argentino

El desencadenante de una falsa fama
« en: 11 de Mayo de 2006, 10:34 »

 

Legal: Si bien este foro requiere una registración, el mismo es de libre acceso y es por eso que los webmasters, administradores y moderadores no nos responsabilizamos por la veracidad de la información aquí publicada. Los comentarios publicados por los usuarios de este foro son responsabilidad de los mismos y no reflejan necesariamente la opinión de los webmasters, administradores y moderadores. El Foro Internacional del Dogo Argentino. Para ponerse en contacto con la administración del foro escribanos a webmaster(arroba)dogoargento.com.ar

Instalación Cámaras Seguridad Dogo Argentino