Autor Tema: Comentarios del estandar de 1999 (el criticado)  (Leído 6711 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado el doguito

  • Ya Caza Jabalí
  • ******
  • Mensajes: 774
Comentarios del estandar de 1999 (el criticado)
« en: 14 de Julio de 2006, 17:39 »
Comentarios del Dr. Víctor Valiño y de Don Ruben Passet Lastra al texto del Standard de la raza Dogo Argentino elaborado por la Comisión del "Club del Dogo Argentino" en el año 1977 (en Buenos Aires)

Clasificación F.C.I.: Grupo 2 (Perros Tipo Pinscher y Schnauzer-Molosoides y Boyeros Suizos). Sección 2-I (Molosoides, tipo Dogos).

Reseña Histórica

Esta raza es originaria de la Provincia de Córdoba, situada en la región central mediterránea del territorio de la República Argentina.
Su creador fue el Dr. Antonio Nores Martínez, miembro de una tradicional familia de esta provincia y de profesión médico.
Su pasión por los perros, tal vez por legado familiar, lo llevó en el año 1928 a fijar las bases y un estándar para una nueva raza canina a la que denominó Dogo Argentino.
Su trabajo partió del cruzamiento metódico entre varias razas puras como el "Viejo Perro de Pelea Cordobés", ejemplares estos de un gran poder y fortaleza, pero inestables psíquica y genéticamente, productos de un mestizaje de Mastines, Bulldogs y Bullsterriers, y que eran muy conocidos y apreciados en esa época entre los fanáticos y encarnizados peleadores de perros, actividad común por esos entonces y donde se mezclaban todas las clases sociales. (1) Tras una intensa y minuciosa selección y estudio de caracteres, en varias generaciones logra su objetivo, formando la primera "Familia". (2) En sus orígenes fue considerado por muchos como un perro de lidia, pero el fervor por la caza del Dr. Nores Martínez hace que le de participación en una de sus habituales partidas de "montería", donde quedan demostradas sus cualidades a estos fines, pasando a ser figuras principales en todas sus salidas. La gimnasia funcional y la metamorfosis producida por el medio ambiente, lo convierten rápidamente en un excelente "Perro de Montería".
Esta misma metamorfosis lo lleva hoy, a través de los años, a un can versátil en sus funciones, ya que ha demostrado ser un noble ejemplar de compañía y un fiel e infranqueable protector de lo que ama. Su fortaleza, tenacidad, olfato y bravura, lo hacen inigualable dentro de los canes de jauría para la caza de jabalíes, pecaríes, pumas y otras especies predadoras de la agricultura y la ganadería que habitan las vastas y heterogéneas regiones del territorio argentino.
Su armonía y balance, la excelente musculatura, propia de un atleta, lo hacen el perro ideal para soportar largas travesías bajo climas muy diversos y tras ellas sostener un arduo combate con la presa perseguida. (3) El 21 de Mayo de 1964 es reconocida como raza por la Federación Cinológica Argentina y por la Sociedad Rural Argentina, quienes abren sus "Dog Boob", iniciando sus registros.
Recién el 31 de Julio de 1973 es aceptado por la Federación Cinológica Internacional como la primera y única raza argentina, gracias a la vehemente pasión y al inigualable trabajo y esfuerzo del Dr. Agustín Nores Martínez, hermano y continuador de la obra del creador. (4)

1.- En esta pretendida "Reseña Histótica" rica en errores y omisiones que inducen a equivocaciones de diversa importancia cuyas consecuencias pueden ser imprevisibles, sobre todo en aquellos que recien se aproximen a la raza.
El Dogo Argentino es una de las poquísimas razas cuya formación está debida y minuciosamente acreditada. Conociéndose no sólo cada una de las sangres raciales que le dieron origen, sino también los lugares de que provenía cada uno de los progenitores usados y quiénes eran sus propietarios, como lo hicimos constar en nuestro libro "Nuestro Perro Dogo Argentino" y lo reprodujimos en la actualizada versión (pgs. 17 a 29). Lo que hace que en un documento tan importante como el que comentamos no pueda dejarse entrever que el encuentro del Perro de Pelea Cordobés sólo seguido de la gimnasia funcional y la metamorfosis producida por el medio ambiente hayan hecho de aquel un excelente perro de montería, sin mencionar para nada que las "familias" que alude muy de pasada estuvieron constituidas concretamente por diez razas que se fueron incorporando para que cada una de ellas aportara una estudiada deseable aptitud utilitaria para el desempeño en la función a la que se le dedicaría

2.- "En sus orígenes fue considerado por muchos un perro de lidia", dice textualmente la pretendida relación histórica. Ningún coetáneo de los creadores o conocedores de la creación de la raza podría incurrir en tan craso error. Tal es así que cuando el actual presidente de la comisión que se ha atrevido a redactar el estándar que aquí reproducimos osó emitir una opinión semejante, el doctor Agustín Nores Martínez no titubeó en emplear para con él los más duros calificativos en correspondencia de puño y letra que obra en nuestro poder.
El propósito de hacer un perro de caza mayor y no un animal de pelea está palmatoriamente demostrado por el hecho de que los primeros cruzamientos fueron con Pointers y Gran Danés, dos razas de consagrada ineptitud para la pelea.

3.- Si se quiere hacer "Historia" con mayúscula no puede caerse en la ligereza de desconocer fechas tan importantes como los reconocimientos por nuestras instituciones nacionales.
Las fechas de aprobación por la Federación Cinológica Argentina fue el 23 de marzo de 1964 y la Sociedad Rural Argentina el 21 de mayo del mismo año.

4.- Es mezquino considerar al Dr. Agustín Nores Martínez solamente como hermano y continuador de la obra del creador y al que con su trabajo y esfuerzo se aceptó el reconocimiento oficial de la raza, ya que al actuar desde el primer día en constante colaboración ideológica y práctica con Antonio, aportando laboriosidad e intercambiando ideas con éste ideas y convirtiéndose en propulsor y difusor del Dogo Argentino, así como posteriormente, reconstructor de la raza cuando parecía extinguida. Y por este accionar se debe el origen de todos los ejemplares de la raza criolla que hoy pululan en todo el mundo, lo que le hace, indiscutiblemente, el co-autor de ella.







ASPECTO GENERAL


Moloso normotipo, mesoformo y macrotálico dentro de las proporciones deseadas y sin que se considere gigante.
De aspecto armónico y robusto por su poderosa musculatura, que hace relieve bajo una piel considerada elástica, adherida al cuerpo por un subcutáneo poco laxo.
De andar tranquilo y seguro, sagaz y de rápida reacción, mostrando permanente alegría en sus movimientos. (5) De carácter cordial y afectuoso, su blancura y sus virtudes físicas lo muestran como un verdadero atleta

5.- Menos mal que esta referencia se hace con relación a nuestro perro, si no los firmantes de este pretendido patrón de la raza podrían ser acusados de discriminadores, ya que no sabemos por qué "su blancura" lo muestra como un verdadero atleta.¿O es que la gente de color no puede ser atleta?


PROPORCIONES IMPORTANTES

Al ser una animal mesoformo, ninguna de sus regiones sobresale del conjunto general, que armónico y balanceado
Mesocéfalo, la cara debe tener el mismo largo que el cráneo.
(6) La altura a la cruz es igual a la altura a la grupa.
La altura del tórax es igual al 50% de la altura a la cruz
(7) El largo sobrepasa en un 10% la altura a la cruz.

6 y 7.- No hay razón técnico-científica para que se siente como requisito para que el largo sobrepase en un 10% la altura a la cruz" ni para sustituir la prescripción "Columna: más alta en la espalda, inclinada hacia el anca en leve pendiente" por "La altura a la cruz es igual a la altura a la grupa", lo que modifica el impulso traccional perjudicialmente.

CARÁCTER Y COMPORTAMIENTO
Cazador alegre, franco, humilde, amigable y poco ladrador, demostrando siempre ser consciente de su poder.
Jamás debe ser agresivo sin causa justificada, característica esta que será severamente observada. (8) Su condición dominante lo muestra en continua competencia territorial con ejemplares de igual sexo, característica esta más notoria en los machos.
Como es astuto y silencioso, valiente y aguerrido.


8.- Se presenta como natural comportamiento:"Su condición dominante lo muestra en continua competencia territorial con ejemplares de igual sexo".
Disparatada prescripciónn tratándose de un cazador que debe cumplir su misión en jauría. Si así fuera cobraría realidad el axiomático dicho del poeta Martín Fierro:"Si entre ellos se pelean,, se los comen los de fuera."



CABEZA
Del tipo mesocefálico, de aspecto fuerte y poderosa, sin ángulos abruptos ni marcados cincelamientos, muestra un perfil con una línea superior cóncavo-convexa, convexo en el cráneo, dado por el relieve de los músculos masticadores y de la nuca , y ligeramente cóncava en la cara.
Articula con el cuello formando un arco de fuerte musculatura.


Región Craneal:

Macizo, convexo en sentido antero-posterior y transversal. Con arcos cigomáticos muy separados de la bóveda craneal para originar una amplia fosa temporal que da espacio al gran desarrollo del músculo del mismo nombre.
Cresta occipital borrada por el desarrollo de los músculos de la nuca.
El surco central del cráneo es ligeramente notorio.

Stop:

(9) Levemente definido, dando la transición de la convexidad craneal a la ligera concavidad facial. Desde el perfil nos da una imagen de definido, por el relieve de los párpados.

9.- El stop debe ser definido, pues una indefinición en el ángulo ¿-facial traería como consecuencia una disminución del perfil convexo-cóncavo que tipifica la cabeza del masticador.olfativo que lo identifica.

Región facial:
De igual largo a la craneal.

Nariz:

De amplias narinas. Pigmentada de negro (*)
Se eleva ligeramente hacia anterior, dando la terminación a la concavidad del hocico.
Visto de perfil, la línea anterior es perpendicular y recta, coincidente con el borde maxilar o ligeramente anterior a él.

(*) Esta condición se refiere sólo a ejemplares que han finalizado el periodo de cachorro, ya que estos nacen carentes de pigmentación y ésta se va acentuando en la primera etapa de vida

Hocico:

Fuerte, algo más largo que alto, de buen desarrollo en sentido transversal, sus caras laterales son levemente convergentes. (10).
Su línea superior es ligeramente cóncava, es decir, que la parte de la misma se situará por debajo de la línea imaginaria que va desde su nacimiento hasta la punta de la nariz, característica casi exclusiva del Dogo Argentino.

10.- Ninguna razón justifica las caras laterales del hocico convergentes. Por el contrario, la necesaria amplitud de la mordida para el cumplimiento de su funcionalidad ha de ser favorable al mayor paralelismo de ambas caras.

Labios:

Moderadamente gruesos, cortos y tirantes. Con los bordes libres y preferiblemente pigmentados de negro.

Maxilares:

Fuertes y bien adaptados, sin prognatismo ni enognatismo.


(11) Las ramas maxilares deben ser levemente convergentes, dando homogeneidad a las arcadas dentarias, lo que asegura la máxima capacidad bucal.

11.- Nada justifica la convergencia de las ramas maxilares, por las mismas razones de potencialidad y amplitud de la mordida ya comentadas.

Dientes:

Grandes, con buen desarrollo, alineados y de firme implantación, se verán limpios y libres de caries. Se recomienda una boca completa, advirtiendo que en estándar primitivo y original, la falta de premolares no se consideraba motivo de penalización, siendo prioridad la homogeneidad de las arcadas dentarias. Esta falta, recién será considerada como defecto, salvo otra consideración previa, a partir del año 2001.
Oclusión dental en pinza, admitiéndose el cierre en tijera.

Mejillas:

(12) Amplias y semiplanas, libres de pliegues, sin relieves ni cincelamientos; cubiertas por una piel fuerte.

12.- La imprecisión en la terminología cinológica que campea toda la redacción está aquí presente. ¿Qué quiere decir mejillas amplias? ¿ En qué sentido? ¿En largo? ¿En ancho? ¿En espesor?...
Y luego agrega "sin relieves". Otro error de concepto. Las mejillas de un mordedor tienen que tener el relieve que le dan los músculos masticadores.
Ojos:

Oscuros o de color avellana, protegidos por párpados de bordes preferiblemente pigmentados de negro, sin considerarse la despigmentación de los mismos una falta penalizable.
(13) De forma de almendra, inserción mediana y amplia separación entre ambos.
El conjunto se verá acompañado de una mirada atenta y vivaz, pero a su vez de marcada dureza, especialmente en los ejemplares machos.

13.- Decir "ojos protegidos por los párpados preferiblemente pigmentados de negro, sin considerarse la despigmentación de los mismos una falta penalizable", es algo redundante, pues si se prefieren los pigmentados, se está penalizando a los que no lo son; pero hay algo más significativo, y es el adjudicarle a los ojos la condición de almendrados, pues al ser encapotados pierden curvatura y son triangulares, lo que favorece la expresión de dureza requerida.

No queremos entrar a analizar la ilustración que acompaña al texto y que pretende presentar un modelo de Hembra Dogo Argentino, y a la cual parecen faltarle varios centímetros de profundidad pectoral. Si sólo es un defecto de fotografía, habría de haberse tenido un mayor cuidad en la elección del retratito, ¿no?


Orejas:
De inserción lateral, alta y buena separación entre ambas, dada por el ancho del cráneo.
Funcionalmente, deben presentarse cortadas y erectas., en forma triangular y de un largo que no supere el 50% del borde anterior del pabellón.
Sin amputar son de mediana longitud, anchas, gruesas, planas y redondeadas en su ápice. De pelaje liso y algo más corto que en el resto del cuerpo y donde pueden aparecer pequeñas manchas, no penalizables.
Portadas naturalmente colgantes, cubriendo la región posterior de las mejillas. En alerta, tienen la capacidad de semi-erección.


EXTREMIDADES


Miembros anteriores:

Vistos en conjunto, representan una unidad fuerte y de robusta conformación óseo-muscular, proporcionales al tamaño del animal
Aplomos, tanto de frente como de perfil, perpendiculares a la horizontal.

Espaldas:

Altas y proporcionadas. Muy fuertes, con grandes relieves musculares sin ser exuberantes.
Con una oblicuidad con la horizontal de 45º.
Ángulo escápulo-humeral de 90º.

Brazos:

De largo medio y proporcionado al conjunto.
Fuertes y de importante musculatura, mantiene un ángulo con la horizontal de 45º.

Codos:

Robustos, cubiertos de una piel algo más gruesa y elástica, sin pliegues ni arrugas. Ubicados naturalmente contra la pared costal, pareciendo formar parte de ella.

Antebrazos:

De igual largo que los brazos y perpendiculares a la horizontal, de hueso robusto y rectos con buen desarrollo muscular.

Carpos:

Largos y en una misma línea con los antebrazos, libre de sobrerelieves óseos y rugosidades.

Metacarpos:

Algo planos, de buen hueso y con una oblicuidad respecto a la horizontal de 70 a 75º.

Manos:

Redondas, con dedos cortos, robustos y bien cerrados.
Almohadillas plantares carnosas y duras, cubiertas de piel gruesa y áspera al tacto.

Miembros posteriores:

De angulación mediana.
Vistos en conjunto son fuertes, robustos y paralelos, dando la imagen de fuerza y potencia que su función requiere, asegurando la suficiente impulsión y determinando el típico modo de andar.

Muslos:

De largo proporcionado al conjunto.
Fuertes y de importante y muy visible desarrollo muscular.
Articula con el coxal en un ángulo próximo a los 100º.


Rodilla:

Ubicada sobre el mismo eje del miembro.
Ángulo fémoro-tibial cercano a los 110º.

Piernas:

Levemente más cortas que los muslos, fuertes y continuando la desarrollada musculatura del miembro.

Garrón:

El conjunto tarso-metatarso (garrón) es corto, fuerte y firme, asegurando la fuerza de propulsión del miembro posterior.
Tarso robusto, con la punta del garrón evidente.
La articulación tibio-tarsiana forma un ángulo cercano a los 140º.
Metatarso robusto, casi cilíndrico y aplomado en 90º con la horizontal.
El dedo aberrante o 5º dedo, en caso de existir, debe ser extirpado.

Pies:

Similares a las manos, aunque algo más pequeños y levemente más largos, manteniendo iguales características.

MOVIMIENTO (Andar):

Ágil y firme, con cambios notorios al mostrar interés hacia algo, donde se torna erguido y rápido de reflejos, típico de la raza.
Paso pausado. Trote amplio, de buena suspensión anterior y potente propulsión posterior; en el galope muestra toda su energía, desarrollando toda la potencia que posee.
Marca rastros simples y paralelos.
No se acepta la ambladura (pasuqueo), considerándose un grave defecto.

PIEL:
Homogénea, algo gruesa, pero suave y elástica. Adherida al cuerpo por un subcutáneo semilaxo que le permite el fácil deslizamiento, sin formar arrugas relevantes, salvo en la región del cuello, donde el tejido celular subcutáneo es más laxo.
Con la menor pigmentación posible, aunque ésta se va incrementando con los años. Los animales jóvenes, con la piel excesivamente pigmentada, deben ser considerados no aptos para la crianza.
Se prefiere los ejemplares con los bordes de las mucosas labiales y palpebrales pigmentadas de negro.

MANTO o PELAJE:
Uniforme, corto, liso y suave al tacto, con una largo aproximado de 1,5 a 2 cm.
Varía su densidad y grosor según los climas. Siendo raleado y fino en climas tropicales, donde deja traslucir la piel, haciendo visibles las regiones pigmentadas, lo que no es motivo de penalización (*) y más grueso y denso en las regiones frías, donde puede aparecer subpelo.


(*) Es muy importante que el juez distinga las zonas de piel pigmentadas y que se traslucen a través del pelaje blanco, de aquellas que se acompañan de pelos negros o de otro color.

Color:

Íntegramente blanco. Se admite sólo una mancha, sea negra o de tonalidad oscura, en la cabeza.
Las pequeñas manchas, consideradas pintas, que pueden aparecer en las orejas, no son motivo de descalificación.
Entre dos ejemplares de iguales condiciones, siempre el juez deberá optar por el más blanco.

TALLA Y PESO:

Altura a la Cruz:
Machos: 62,50 cm - 67,50 cm
Hembras: 60 cm - 65 cm

(17) Peso aproximado:
Peso promedio en los machos: 45 kg. Y de un 10 a un 15% menor en las hembras.

17.- Si bien las medidas de altura y peso sólo tienen carácter indicativo, para indicar el soma, la primera es la unica que cobra importancia descalificatoria cuando es inferior al mínimo de 60 centímetros, el promedio de 45 kilos es demasiado bajo para un perro que hace uso de su peso para combatir con el jabalí, que en Argentina sobrepasa muy a menudo los 200 kilos y que en algunos casos anda alrededor de los 300, cifras que necesariamente han de ser superadas por jaurías de 4 ó 5 perros.
La relación tamaño-peso puede compararse con la de otros Dogos como el Dogo de Burdeos, que con una medida de los 60 a 68 centímetros debe pesar como mínimo 60 kilos; el Dogo Español con 65 centímetros debe estar alrededor de los 65 kilos o el Mastín Napolitano, de 60 a 75 tiene fijado un mínimo de 50 kilos y un máximo de 70.
Una exigencia que sí debe controlarse es la armonía entre toda la contextura estructural.


DEFECTOS o FALTAS:
Toda desviación a los criterios mencionados en este estándar será considerado como tal y debe ser juzgado evaluando su grado, siempre en relación al funcionalismo de la raza.
Cuando esta falta se agudice al extremo de hacer peligrar la funcionalidad del ejemplar, deberá considerarse grave.

Faltas graves:

Desequilibrios nerviosos- Falta de desarrollo óseo-muscular (debilidad) - Dientes pequeños, débiles o cariados - Nariz poco pigmentada - Labios colgantes - Ojos excesivamente claros. Entropión y Ectropión - Tórax de tonel - Pecho en quilla - Costillas planas - Garrón excesivamente largo - Excesiva angulación del miembro posterior - Excesiva pigmentación cutánea en ejemplares jóvenes - Aparición de pequeñas zonas con coloración del pelo (little spots) - Ambladura (Pasuqueo) u otros tipos de andares atípicos.


DEFECTOS DESCALIFICATORIOS:


Agresividad sin causa justificada - Ojos de diferente color o celestes - Manchas en el pelaje del cuerpo (*) - Pelo largo - Nariz sin pigmentación - Prognatismo o enognatismo - Tallas inferiores a los 60 cm. - Más de una mancha en la cabez - Sordera y las descalificaciones generales.

(*) Sepa hacerse la diferenciación entre mancha y las pequeñas marcas con pelos de color (litle spots).

Los ejemplares machos deberán poseer los dos testículos de aspecto normal y completamente descendidos en la bolsa escrotal.



Rubén Passet Lastra y Dr. Víctor A. Valiño

Criadores y Jueces Especialistas de la raza Dogo Argentino.-
 
« última modificación: 23 de Abril de 2007, 22:27 por Administrador »
Viva el Dogo de Cordoba

santi

  • Visitante
gracias por el aporte
« Respuesta #1 en: 17 de Julio de 2006, 22:03 »
hola el doguito, gracias por tus aportes, al menos para mi que se muy poco, me vienen muy bien y los leo tanto este como otros que has publicado con mucha atención.
saludos

Desconectado el doguito

  • Ya Caza Jabalí
  • ******
  • Mensajes: 774
Comentarios del estandar de 1999(el criticado)
« Respuesta #2 en: 07 de Agosto de 2006, 17:46 »
saludos santi!
nada, hay q compartir la cutura doguera, y difundirla.
Viva el Dogo de Cordoba

Dogo Argentino - Foro Dogo Argentino

Comentarios del estandar de 1999(el criticado)
« Respuesta #2 en: 07 de Agosto de 2006, 17:46 »

 

Legal: Si bien este foro requiere una registración, el mismo es de libre acceso y es por eso que los webmasters, administradores y moderadores no nos responsabilizamos por la veracidad de la información aquí publicada. Los comentarios publicados por los usuarios de este foro son responsabilidad de los mismos y no reflejan necesariamente la opinión de los webmasters, administradores y moderadores. El Foro Internacional del Dogo Argentino. Para ponerse en contacto con la administración del foro escribanos a webmaster(arroba)dogoargento.com.ar

Instalación Cámaras Seguridad Dogo Argentino