Autor Tema: COMENTARIOS DE RUBEN PASSET LASTRA ESTANDAR OFICIAL  (Leído 2646 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado el doguito

  • Ya Caza Jabalí
  • ******
  • Mensajes: 774
COMENTARIOS DE RUBEN PASSET LASTRA ESTANDAR OFICIAL
« en: 14 de Julio de 2006, 09:38 »
DE AGUSTIN( EL DE 13 DE JULIO DE 1973)   ESTE TEXTO ES EXTRAIDO DE SU LIBRO "NUESTRO PERRO EL DOGO ARGENTINO" PAGINAS 39-61, Y ASU VEZ YO DEL ENLACE http://groups.msn.com/dogoargentino/latuapaginaweb1.msnw

A continuación transcribimos el standard oficial de la raza, aprobado por la Federación Cynologique Internationale, con sede en Tuin, Bélgica, y a la que se hallan adheridas la mayoría de las entidades de todo el mundo

Este standard no es otro que el que aprobaran precedentemente la Federación Cinológica Argentina y la Sociedad Rural Argentina y adoptara para sí, posteriormente el Kennel Club Argentino, habiendo sido redactado por el Dr. Agustín Nores Martínez sobre la base del que confeccionara en el año 1928 su hermano el Dr. Antonio Nores Martínez.

            Al hacer la transcripción de cada cláusula, haremos un análisis de la misma a la luz de antecedentes históricos, cinológicos y de las opiniones de quienes tienen real autoridad para hacerlo válidamente y emitiendo nuestra interpretación con la ayuda de algunos diagramas, muy sencillos, pero que creemos didácticamente aclaratorios

CABEZA

CRÁNEO: Macizo, convexo en el sentido anteposterior y transversal por los relieves de los músculos masticadores y de la nuca

Consideramos que el standard es aquí suficientemente claro. Pero a efectos de no desviarnos de nuestra línea didáctica sistemática que rige toda la contextura de esta obra, agregamos a continuación algunos diagramas que demuestran cuáles son los cráneos correctos y algunos de los incorrectos más comunes

CORRECTO

Perfil y frente correctamente convexos en el sentido

Anteroposterior y transversal

CHATO

Perfil y frente faltos de convexión en los Sentidos especificados

GLOBOSO

Perfil y frente excesivamente convexos en ambos sentidos

CARA:  Del mismo largo del cráneo, es decir, que la línea que une las dos apófisis orbitarias del frontal estén a igual distancia del occipucio y del borde alveolar del maxilar superior

El Dogo Argentino es una animal muy armónico y balanceado. Ello se refleja también en las proporciones de su cabeza. Por lo tanto es lógico que la distancia entre el occipucio y la saliencia de los huesos orbitales que demarcan la iniciación del hocico sean de igual extensión a la existencia entre ese punto y el borde interno del labio.<O:P> </O:P>

            Nuevamente recurrimos al dibujo para que quede debidamente claro el concepto

Lamentablemente el standard omite expresar en esta parte que el hocico, por ser el de un perro de gran olfato, el de un venteador de altura, debe levantarse levemente del stop hacia la nariz, marcando una línea ligeramente cóncava

Obtiénese como resultante de la relación cráneo-hocico, que el perfil de la cabeza es convexo-cóncavo como corresponde a un masticador olfativo.

OJOS: Oscuros o color avellana. Encapotados por los párpados de bordes negros o claros, la separación entre ellos debe ser grande, mirada viva e inteligente pero con marcada dureza al mismo tiempo

El color de los ojos cobra singular importancia, ya que en base a ellos se puede llegar hasta la descalificación de un ejemplar, si bien aquí no se lo menciona, en las especificaciones insertas al final del standard se determina que aquellos Dogos que posean ojos “zarcos” deberán ser descalificados

Como la cuestión cobra tal magnitud y ha sido objeto de muchas interpretaciones, nos extenderemos algo en su consideración

La palabra “zarco” figura en todos los standard del Dogo Argentino conocidos hasta la fecha. Pero tratemos de ver qué quisieron decir tanto Antonio Nores Martínez, en el primer standard elaborado en 1928  y en el oficial, que está vigente en la actualidad, del que es autor Agustín Nores Martínez y que es el aprobado por todas las instituciones nacionales e internacionales

Para nuestro hombre de campo el vocablo en cuestión se aplica a aquella persona u animal que presenta sus ojos de diferente color entre sí

Para el idioma castellano, que lo ha incorporado de una voz árabe, “zarol”, quiere decir de color azul claro o celeste

Si bien el Dr. Agustín Nores Martínez, en su obra El Dogo Argentino, sostiene que zarco significa “la desigualdad de color”, lo que parecía dar por agotado el tema, en un coloquio celebrado en Santa Rosa, capital de la provincia de La Pampa el 4 de diciembre de 1977, en la comodísima residencia del señor von Der Lanken y del que fuimos partícipes miembros destacados de las dos entidades que en el momento nuclean el Dogo Argentino, el coautor de la raza admitió nuestra tesis, en el sentido que debía darse lugar a ambos significados; lo que se apoyaba en el razonamiento lógico que el Dr. Antonio Nores Martínez, si bien conocía el lenguaje de nuestros criollos, también dominaba, como hombre culto que era, la significación del vocablo en nuestro idioma castellano, por lo que los “zarcos” a descalificarse serán aquellos animales que posean ojos de colores desiguales o azules claros. También se tuvo en cuenta el razonamiento fundado en conocimientos científicos, que los colores eliminatorios son probadamente acordes a una indeseable inestabilidad de carácter

El condescendiente temperamento adoptado por el Dr. Nores Martínez obtiene una resultante de coincidencia con lo acordado en la “1ra. Convención de jueces Especialistas del Dogo Argentino”, reunida en marzo de 1977 en la ciudad de Rosario, y cuyas resultas, tal vez por lo mesuradas y beneficiosas para la raza y la concordia de los bandos en disidencia, nunca fueron publicadas. Debemos confesar que, para los que paerticipamos en esa convención ungidos por la buena fe, desprovistos de intereses personales y politiquería, este ocultamiento de las conclusiones nos resultó desalentador. Pero apartémonos de estas pequeñeces y lleguemos a conclusiones constructivas. Sintetizando todo lo antedicho: sólo son descalificatorios aquellos ojos que son desiguales o que se incluyen entre las variaciones del azul claro (celestes, azulgrisáceo, celeste verdoso etc.)

            Por el contrario solo restan puntos los ojos claros, debiéndose castigar con más severidad cuanto más se apartan del negro o marrón oscuro, para llegar por las gamas hasta el amarillo muy claro

Sin la pretensión de haber agotado el tema, pese a la extensión dedicada pero con la convicción de  haber aclarado suficientemente el panorama, pasamos a referirnos a otro aspecto: el referente al tamaño y forma de los mismos y sobre los que el texto no dice nada

Los ojos, al ser encapotados como lo determina el standard, han de presentarse como algo pequeños a la mirada del observador, de forma más bien triangular y con una sensación de gran penetrabilidad. Eso le da “la mirada viva e inteligente pero con marcada dureza” requerida

MAXILARES: Bien adaptados, sin prognatismo, fuertes, con dientes bien implantados y grandes

Al decir “bien adaptados sin prognatismo” debemos interpretar como correctas las mordidas en pinza o en tijera, siempre y cuando los colmillos se crucen bien al hacer presa. Pero lo ideal es que el Dogo muerda en pinza, ya que siendo su principal misión la de retener al enemigo e inmovilizarlo para que el cazador lo ultime, es preferible esa mordida ya que cuando se quiere agarrar algo se hace mediante una pinza o tenaza, mientras que la tijera se hace cuando se quiere cortar

EL “prognatismo” es la falta de coincidencia de ambas mandíbulas. De manera que  puede haber dos formas de prognatismo: cuando la mandíbula inferior supera a la superior o cuando ésta sobresale notoriamente a aquella. En el primer caso se dice que existe prognatismo inferior y en el segundo que hay prognatismo superior, lo que en lenguaje algo más técnico se denomina respectivamente “prognatismo propiamente dicho” y “enognatismo”. Ambas faltas producen la descalificación del  ejemplar que las posee

Dada la importancia que cobra el defecto se debe ser muy prudente en su apreciación, ya que en muchas oportunidades hemos visto confundir una mala inserción de dientes con el prognatismo. Perdónesenos que seamos reiterativos y expresemos que la falta de coincidencia debe ser de mandíbulas. Los dientes desviados sólo restan puntos, no descalifican

Mordida ideal                          mordida correcta                                mala oclusión

Cierre en pinza                       cierre en tijera                                 defecto dentario

 

Enognatismo                                     prognatismo

Descalificación                                 descalificación

Corresponde manifestar que los incisivos deben estar en una línea lo más recta posible, pues ello amplia el frente de la cara distanciando los caninos del lado derecho de los del izquierdo, contribuyendo estéticamente a dar cuadratura al hocico y funcionalmente le permite abarcar más superficie cuando hace presa. Por otra parte las mandíbulas en ojiva o de poco frente corresponden a perros de maxilares débiles y, por lo tanto, malos mordedores. Dentro del tema de este capítulo debemos mencionar un detalle al que no se presta la debida atención: el paralelismo que debe existir entre ambos maxilares examinados desde su frente

Cuanto menos paralelismo haya, menos apretará la mordida, conspirando contra la potencia de agarre

Como el standard da importancia a los dientes, Nores Martínez en su excelente obra “El Dogo Argentino” le dedica un comentario a estos, pero en una parte del mismo sostiene que “no tiene importancia el número de molares

En este punto no estamos de acuerdo en un todo con nuestro maestro

Si bien no hay que magnificar la significación del defecto de falta de molares, tampoco hay que restarle toda importancia, porque si así lo hacemos y cruzamos animales con la expresada falla en ambos individuos y que con casi seguridad descienden de otros que tenían la misma carencia, llegaremos a tener un Dogo cada vez más desdentado, lo que conspiraría contra los dictados de la Naturaleza

Por otra parte, a la teoría de que los ejemplares que tienen un hueco producido por la falta comentada muerden mejor que los que tienen todas las piezas dentarias, se opone la opinión de algunos criadores que han observado que los perros sin premolares no son afectos a morder los huesos que se les proporciona en la alimentación, lo que trae como consecuencia una menor ejercitación de los músculos masticadores y un posterior menor desarrollo de estos, resintiéndose la potencia de mordida que se quiere conseguir

Considerando ambas opiniones llegamos a la conclusión de que la falta de molares no debe ser rigurosamente penalizada, pero cuando hay paridad entre dos Dogos, sobre todo en las Exposiciones, debe darse preferencia al que tiene toda su dentadura

NARIZ: Fuertemente pigmentada de negro, con un ligero stop en la punta y ventanas nasales bien amplias

En este punto no hay lugar a dudas. La nariz debe estar bien pigmentada de negro. Es decir, debe ser totalmente negra y las despigmentaciones, el blanco y el rosado deben ser severamente castigados hasta llegar a la descalificación en los casos de narices blancas o muy manchadas de blanco

Respecto al requerimiento del stop en la punta de la trufa o nariz, es armónico con la línea convexa que debe tener todo el hocico, siendo esta la culminación de esa curvatura

Nariz correcta con la                                  nariz incorrecta

Punta levantada en stop                                  de punta caida

No sabemos si por considerarlas incluidas en las descalificaciones generales que alcanzan a todas las razas o a una simple omisión, no se han mencionado en esta parte del standard a las narices partidas y los labios leporinos, que indudablemente debieron ser considerados como índices degenerativos y debieran producir la eliminación de los ejemplares que posean ese defecto, tanto de la cría como de las exposiciones

Esperamos que si se redacta un nuevo standard de la raza se los mencione entre las descalificaciones. Por ahora los jueces deben limitarse a penalizar con tal severidad que implique, prácticamente, una eliminación de la competencia y los criadores prescindir por completo de ellos.

El Dr. Agustín Nores Martínez en su libro “El Dogo Argentino” al comentar lo referente a la nariz dice: “La nariz partida o labio leporino es motivo de  descalificación”, olvidando que éstas sólo pueden efectuarse cuando están expresamente consagradas en los standars o son de orden general para todas las razas, lo que no ocurre en este caso

OREJAS: Sobre la cima de la cabeza, erectas o semierectas, de forma triangular, deben presentarse cortadas siempre

Las orejas erectas o semierectas, volcadas en la cima de la cabeza y cortadas, no responden únicamente a un antojadizo criterio estético, sino que están encuadradas dentro de los cánones de la funcionalidad que gobiernan la cinología toda

Con este tipo de orejas se trata de evitar que en la lucha con sus contendientes éstos puedan hacer presa en ellas provocando dolorosas e incómodas heridas, ya que se trata de una zona muy irrigada y sensible

También, cortadas y erectas cobran una útil movilidad que no poseen las orejas colgantes y la aireación del oído es mayor favoreciendo la higiene y sanidad, eliminando en gran parte las otitis tan comunes en los oídos faltos de ventilación

Teniendo en cuenta estas consideraciones el redactor ha sido riguroso exigiendo en el standard la descalificación de aquellos ejemplares que se presenten en las pistas de las exposiciones sin haber llenado este requisito

LABIOS: Bien arremangados, tirantes, de bordes libres, pigmentados de negro

Con el requerimiento del labio corto y tirante se trata de evitar que cuando el perro haga presa el labio obstruya la respiración supletoria que realiza por sus comisuras labiales posteriores, cosa que ocurriría con un labio muy pendular, que obraría en este caso como una verdadera válvula, obligándolo a largar ante la sensación de asfixia

También aquí se emplea justificada severidad y si el labio es muy pendular, como dice el standard en sus últimos párrafos, el sujeto debe ser descalificado

Aclaremos que no basta que el labio sea algo colgante. Esto constituiría una falta, sino que la condición requerida para llegar a la descalificación es que sea de tal gravedad que a simple vista se aprecie que va a producir la obstrucción respiratoria en la circunstancia expresada más arriba

Occipuicio: No debe hacer elieve porque los potentes músculos de la nuca lo borran por completo, siendo la inserción de la cabeza y cuello en forma de arco

Fisiológicamente el occipucio es la superficie de inserción de los músculos que reunen la cabeza con el nacimiento del cuello. Como esos músculos deben ser bien desarrollados, borran por completo la prominencia ósea, apreciándose una curva que continúa la de la convexión del cráneo para proseguir por el cuello. Lo que hace que el contorno superior, que se inicia en el arco superciliar, llegue hasta la cruz sin brusquedades

Hemos transcrito y glosado el standard en lo referente a la cabeza, pero creemos que esta obra, que pretende ser didáctica, no cumpliría su cometido si no tratáramos de demostrar cuales son las regresiones atávicas más frecuentes de esta parte de la anatomía del Dogo Argentino

En aras del propósito anunciado, es que, con nuestro sistema de dibujos, en los cuales exageramos hasta lo caricaturesco, a fin de servir de base comparativa y en espera que el lector al realizar el examen analítico de un perro llegue a la conclusión que, cuanto más se parezca a algunos de los diagramas que insertamos como regresivos más lejos estará del Dogo ideal, debiendo desechar a esos ejemplares que denuncian la presencia dominante de genes nada deseables

Buena cabeza de Dogo Argentino<

Cabeza con evidente regresión                                  Cabeza de notable regresión

atávica al BOXER                                                       atávica al GRAN DANËS

El retorno atávico en esta cabeza                            En esta están extremadamente

es hacia el POINTER                                                 marcadas las características del                                          

                                                                                BULL TERRIER

CUELLO: Grueso, arqueado, esbelto, con la piel de la garganta muy gruesa, haciendo arrugas como las del Mastín, Dogo de Burdeos, Bulldog y no tirante como en el Bullterrier

El redactor del standard al decir grueso, de ninguna manera quiso significar grosero, tosco. Por ello agrega inmediatamente arqueado y esbelto. Lo que se desea expresar es que el cuello no debe ser débil y excesivamente largo como el “de cisne”, pero tampoco corto y pesado, como el “de toro

La unión del cuello con el cuerpo debe demostrar potencia, ya que los más fuertes músculos que mueven los miembros anteriores se insertan en él

Al requerir que “la piel de la garganta debe ser muy gruesa y haciendo arrugas” quiere significar que el Dogo debe poseer una buena “papada”, ya que encontrándose debajo de ella la vena yugular, cuando la garra o el colmillo toman esta parte, su tejido laxo permite que el cuero elástico se estire mucho, resultando sólo herida la piel y posibilitando que el perro pueda hacer presa

Cuello correcto de buen                                   Cuello penalizable. Corto y

grosor,arqueado y potente                               tosco, como “de toro

Cuello incorrecto, sin arqueo                            Cuello incorrecto “de cisne

demasiado recto y débil.                                  Débil. Generalmente sin “papada

 

PECHO: Amplio, profundo, con la sensación de poseer un gran pulmón. Visto de frente, el esternón debe rebalsar hacia abajo los codos.

Un perro de caza mayor que tiene que cubrir distancias a velocidad elevada para alcanzar en cualquier terreno a su presa y sostener la terrible lucha subsiguiente, es lógico que deba poseer una excelente capacidad pulmonar, y ello se manifiesta en la caja que contiene dichos pulmones y el corazón, que comparte con ellos la fragorosa tarea. Por eso la exigencia de que sea amplio y profundo

Esto se cohonesta con lo que prescribe al referirse al “tórax”, que debe ser “amplio, visto de lado, rebasa su borde inferior a los codos

Es decir que vista de frente o de perfil la caja torácica debe superar la línea de los codos y tener una buena amplitud

Sin embargo no ha de permitirse ningún detrimento de esa amplitud sin ser castigada, ya que en el primer caso se ve disminuida la capacidad pulmonar y conspira contra el tamaño y funciones del corazón y en el segundo, exceso de amplitud, se dificulta la inserción de la escápula y la posición del húmero en el ángulo correcto, necesario para el movimiento

Un defecto que engaña es el “pecho de paloma”, porque el animal visto de perfil aparece, para el ojo poco experimentado, como normal, pues sobrepasa el codo, pero visto de frente se presenta como colgante y enangostándose de golpe hacia el esternón

En cuanto al “antepecho”, este debe ser sobresaliente, dando la sensación de potencia que lo hace imponente

Permítansenos una reflexión acorde con el tema: no debemos olvidar que los pulmones ocupan un espacio igual al de todos los demás órganos, y en su mayor parte se alojan en el pecho

PECHO CORRECTO: frente                          PECHO INCORRECTO: frente

y perfil supera la línea (c-c) de                        y perfil poco profundo. No supera

los codos y es de buena amplitud                   la línea (c-c) de los codos y es

y relieve.                                                         de poco relieve

 

PECHO INCORRECTO                                           PECHO INCORRECTO

Excesivamenteb ancho                                                        “de paloma

 

MANOS: Rectas, bien aplomadas, con dedos cortos y bien unidos

Los miembros delanteros deben ser rectos, paralelos entre sí, revelando buenos huesos y aplomos, sin dedos largos ni abiertos

Los metacarpos deben tener una levísima inclinación, imperceptible desde adelante y apenas apreciable de perfil, pero lo imprescindible como para desviar la transmisión al cerebro de los golpes sobre el piso producidos en el transcurso de la carrera

Almohadillas plantares mullidas y de suelas gruesas y ásperas como para desempeñarse en cualquier terreno, sin lastimarse en el duro piso de las zonas pedragosas o de montaña ni en la espinosa maleza del monte

Correctas                              Correcta                     Falta paralelismo (junta abajo

Posición francesa                         Metacarpos abiertos        Metacarpos vencidos

Este requerimiento del standard concuerda con todo lo solicitado en materia de musculatura. Ante la buena masa muscular, el riñón pasa desapercibido

PIERNA: De muslos muy musculosos, con garrón corto y dedos bien cerrados, sin dedo aberrante

La breve enunciación no condice con la importancia que tiene en el Dogo su tren posterior, ya que el cuarto trasero es propulsor, sin ninguna duda, y el delantero colabora en dicha propulsión

Teniendo en cuenta lo expresado, lo que el standard reclama es una buena masa muscular en los muslos, debiendo dichos músculos ser firmes y trasuntarse a través de la piel, dando la sensación de la potencia que realmente deben conferir al perro

En cuanto a la angulación de las patas, no ha de olvidarse que deberán ser suficientemente buenas como para propulsar al perro en la carrera. Pero también ha de tenerse presente que deben realizar esfuerzos en sentido contrario al de la marcha cuando sostienen al contrincante, forcejeando para evitar su huida

Es decir que al invertir la fuerza de la palanca la angulación no puede ser igual a la del Ovejero Alemán, que, en razón a la función a la que se lo destina, su movimiento principal es hacia delante

De manera que llegamos a la siguiente conclusión: la angulación trasera suficiente como para permitirle desplazarse ágilmente en la marcha, pero sin llegar a ser tan exagerada que le impida su importante trabajo de retención en la lucha, que es su principal tarea

Los bosquejos que se reproducen al final de estos parágrafos aclararán, seguramente, estas explicaciones

Los corvejones serán paralelos, bien aplomados, sin juntarse, como en las vacas, ni separarse demasiado dando la sensación de ser duelas de un barril. Siguiendo los principios de dinámica esbozados, se les prescribe “cortos

El perro tiene sólo cuatro metatarsianos. El pie posterior no tiene pulgar

Sin embargo a veces se desarrollan algo así como dos pequeñas falanges, que serían como la prolongación de un metatarsiano rudimentario. Este falso dedo recibe varias denominaciones: espolón, dedo aberrante, uña cazadora, etc

Algunas veces también llega a duplicarse, es decir, constituye en “doble dedo aberrante

Si bien ni anatómica ni estéticamente resulta un gran inconveniente, esos dedos aberrantes en perros que, como nuestro Dogo, deben realizar sus trabajos de cacería entre la maleza, pueden causar mucho perjuicio al enredarse  y producir heridas durante la marcha en búsqueda del natural oponente

Por eso no hay que exagerar su importancia y eliminar de la competencia ni de la cría los perros con “dedo aberrante”. Debe en el primer caso restársele puntaje y en el segundo no insistir en cruzamientos donde ambos canes presentan ese mismo receso atávico

En cuanto a los cachorros que nacen con ese defecto, han de ser operados en los primeros días de vida, en que la eliminación de ese apéndice es completamente fácil si se observan las condiciones de asepsia e higiene

Sobreangulación                    correcta angulación                   falta de angulación

Correcto                                  garrón de vaca                              En barril

ESPALDA: Alta, muy fuerte. De grandes relieves musculares

Como el perro carece de clavículas, la espalda la constituyen las escápulas u omoplatos, que se articulan con el húmero aproximadamente a 90º y siendo la inclinación de ellas respecto a la columna vertebral de unos 45º. La sobresaliencia que producen ambas escápulas a terminación del cuello se denomina “la cruz

Todo este sector que constituye la espalda del perro debe ser “alta, muy fuerte y de grandes relieves musculares”. Como el Dogo ha de constituirse en un verdadero atleta, se explica perfectamente el requerimiento, ya que allí se insertan los músculos que intervienen en la marcha y participan de los grandes esfuerzos que debe hacer el perro contra sus oponentes en la lucha que le es propia

Deben ser tan prominentes los músculos que, conjuntamente con los situados en el otro extremo del cuerpo, la grupa, producen a simple vista impresión de que el dorso fuera ensillado por estar bastante más bajo que el contorno de esa musculatura

TORAX: Amplio. Visto de lado, rebasa borde inferior a los codos

Al referirnos al pecho nos hemos ocupado de este acápite, por lo tanto nos remitimos a lo allí expresado

COLUMNA: Más alta en la espalda, inclinada hacia el anca en sueve pendiente

La breve enunciación es de tal claridad que parece innecesaria cualquier explicación. Sin embargo vamos a ampliar aquí esas expresiones con conceptos que creemos corresponde emitir a efectos de que la visión de nuestros lectores sea bien amplia al respecto

La columna debe ser recta, sin curvarse hacia abajo (ensillarse) ni arquearse hacia arriba (como en el “dorso de camello

Lo dicho cobra importancia porque a menudo se confunde el desnivel que provocan los úsculos de la parte anterior y posterior del perro, como lo explicamos al referirnos a la espalda, con el verdadero ensillamiento producido por un defecto de la columna

Dorso correcto

Dorso de camello

Dorso ensillado

Alto de grupa

 

COLA: Larga y gruesa, pero sin sobrepasar los corvejones. Llevada naturalmente caída. Durante la lucha la mantiene levantada, en un continuo movimiento lateral, como cuando hace fiestas al amo

 

La cola es un gran complemento funcional, ya que sirve de timón y contrapeso que equilibra al perro en las cerradas curvas que se ve precisado a realizar en la persecución de sus presas

Una vez alcanzadas éstas, enfrentados en la lucha la cola desempeña un importante papel como punto de apoyo y sostén, cual si fuera una quinta pata, con la ventaja de que su articulación vertebral la hace flexible

Dadas esas funciones es lógico que se le exija “larga y gruesa

Lo de larga debe interpretarse como que no ha de ser amputada, pero su largo no será excesivo, no debiendo prolongarse, cuando el perro la presenta naturalmente caída, más debajo de los corvejones

PESO: De 40 a 45 Kilos

(Trataremos ese punto conjuntamente con la altura

 

ALTURA: de 60 a 65 centímetros

 

Consideramos que, dada la gran concordancia entre este y el punto precedente, es conveniente tratarlos en conjunto. Entramos aquí en uno de los terrenos más delicados y sobre el que se han mantenido las más enconosas divergencias entre quienes se interesan por la raza

Apresurémonos a decir que esta prescripción reglamentaria no figuraba en el primer standard que redactara el Doctor Antonio Nores Martínez y que fuera publicado en la revista Diana y que el lector tiene a su disposición, reproducido en las páginas de esta obra con fidelidad que certifica el señor escribano don Jorge Cervini. Con lo que queda desvirtuado el contenido de unas copias fotográficas que circularon con pretensiones de autenticidad y que presentaban, burdamente agregados con máquina de escribir, límites de altura. Esto no merece llamarse ni siquiera falsificación dada la forma infantil en que se hizo la añadidura

La única referencia que hace el Dr. Antonio Nores Martínez se encuentra insertada en el comentario previo que apuntala ese standard, donde el cinólogo expresa:”he tratado de que el Dogo Argentino sea un mesoforme o normo-tipo y un macrotálico, dando preferencia a los de mayor talla, es decir, un perro pesado entre las razas de presa

Dejando libertad para que quien deba juzgarlo solo tenga por límites, dentro de lo expresado precedentemente “desde el punto de vista morfológico la armonía en la proporción y desde el punto funcional la eurritmia o sea la normal correlación orgánica, que se traduce por una mayor capacidad de fuerza

Como puede apreciarse la prudencia gobierna los requisitos, demostrando que el equilibrado cerecbro del imaginativo precursor le dicta que no ha de ser limitativo absoluto, ni centimetral estricto, ya que lo importante es la propoción, la armonía funcional y no estricta medición de los que, por no tener conocimientos suficientes o el golpe de vista imprescindible, necesitan, como los bolincheros, el metro o la balanza en espera de que lo que natura no les dio se lo preste el sistema métrico decimal

Porque no es posible admitir el temperamento de que un centímetro decida sobre la descalificación de un animal. Por ese camino llegaremos a hacer los juzgamientos mediante computadoras, lo que es notoriamente ridículo

Ya hemos dicho cual es la idea que tiene el creador de la raza sobre lo que es “un mesoformo o normo-tipo”. Sintetizando podríamos resumirla de la siguiente manera: perro armónico y proporcionado

Pero veamos cual es el concepto que el Dr. Nores tiene de “macro-tálico”. Lo define en el mismo trabajo: “los que poseen gran talla

Dejemos al lector que él mismo saque conclusiones sobre lo que significa “gran talla”, dándole los datos referentes a altura que los stándares establecen para algunas de las razas más populares, sin que ello importe someternos al centimetrismo, sino combatir dentro de su propio terreno a los que, participando de esa concepción, quieren limitar en tamaños menores a los 65 centímetros la talla del Dogo Argentino

Antes de darles esa información queremos aclarar que son muy pocos los que hacen de la medida u motivo de descalificación. Creemos que no ha de superar el 5% de la totalidad de las razas reconocidas. Cifra ínfima si se considera que algunas de ellas fincan gran parte de su belleza en el tamaño

RAZA                                     Medidas para machos                  Medidas para hembras  

 

Blood Hound Rhodesian     alrededor de 67 cm                                  alrededor de 60

 

Ridgeback                             de 63 a 68,5 cm                                        de 61 a 66

 

Weimaraner                           de 59 a 70 cm.                         de  57 a  65 cm

 

Spinone italiano                       de 60 a 70 cm.                         de 58 a 65 cm

 

Setter irlandés                      de 56 a 64 cm.                         de 54 a 62 cm

 

Setter inglés                           de 65 a 70 cm.                         de 61 a 65 cm

 

Setter Gordon                        alrededor de 66 cm.                         alrededor de 62

 

Afgano                                    de 68,58 a 73,66 cm.                              de 62,78 a 66,04

 

Borzoi   *                                alrededor de 75,5 cm.                  alrededor de 71

 

                                                Está permitido superar

los 82, siendo los más

Grandes los más estimados

Grey Hound            *                      de 71 a 76 c.                                        De 68,5 a 71

Irish Wolfhound  *              Mínimo 79 cm.                                  Mínimo 71 cm

 

Saluki                                     de 58 a 71 cm.                         Mínimo 54 cm

 

Ovejero alemán                        de 60 a 65 cm.                         de 55 a 60 cm

 

Ovejero belga                        de 60 a 64 cm.                         de 56 a 62 cm

 

Ovejero de beauce                        de 63 a 70 cm.                         de 61 a 68 cm

 

Ovejero de brie                 de 62 a 68 cm.                         de 56 a 64 cm

Bouvier de Flandes                       de 62 a 68 cm.                         de 59 a 65 cm

Komondor  *                          alrededor de 80 cm.                         alrededor de 70

Kuvasz  *                               de 65 a 80 cm.                         de 58 a 70 cmOvejero MaremMano-Abruces                      de 65 a 73 cm.                         de 60 a 68 cm

Boxer                                     de 57 a 63 cm.                         de 53 a 59 cm

 

Doberman                              de 68 a 70 cm.                         de 63 a 66 cm

 

Rottwiler                                de 60 a 60 cm.                         de 55 a 65 cm

 

Gran Danés            *                      Mínimo 80 cm.                                  mínimo 72 cm

 

                                                Deseándose superen esas medidas Perro de los<O:P>

 

Pirineos   *                             de 70 a 80 cm.                         de 65 a 72 cm

 

Mastín Napolitano                 de 65 a 72 cm.                         de 60 a 68 cm

 

                                               Con tolerancia de 2 cm. en más o en menos

Cao de Serra de

Estrella                                   de 65 a 72 cm.                         de 62 a 68 cm

 

San Bernardo             mínimo 70 cm.                         mínimo 65 cm

Terranova                              media 70 cm.                                     media 65 cm

 


 

Luego de examinar este cuadro de ejemplos, nuestro lector ha de tener una clara idea de cuales son los perros de “gran talla” sin llegar al gigantismo. (En el cuadro hemos señalado con un asterisco los que por nuestra parte creemos pueden ser considerados gigantes

 

 

            No dudamos que a conciencia se pueda sostener que un macrotálico sea un perro de 60 centímetros o el que pasa los 65 sea un gigante

Todas las divergencias se suscitan en torno a la inclusión, por parte de Agustín Nores Martínez, de las medidas precitadas en el standard que hizo aprobar por las diferentes instituciones. Pero ello sólo se debe a que, presionado por los centimetristas y queriendo dar una idea más o menos concreta de lo que es un Dogo mediano a los que desconocían totalmente la raza, cae en la trampa de establecer un máximo y un mçinimo que no son realmente limitativos

El hecho de que no se haga del exceso de medida un motivo de descalificación apuntala definitivamente lo anteriormente expresado

De las manifestaciones de los autores de la raza se desprende que el límite hacia arriba no está fijado en centímetros sino por la condición de que no se ocasione “desproporción corporal”, como se significa en el rubro “descalificaciones” de ambos standars

Basta consultar el diccionario de nuestra lengua para enterarnos que desproporción es la “falta de proporción” y que proporción es “disposición, conformidad y debida correspondencia de las partes de una cosa con el todo

De manera que la desproporción corporal castigada es la falta de la debida correspondencia entre las diferentes partes del cuerpo, no la excesiva altura como se pretende querer hacer decir a los redactores, que han sido suficientemente claros

Es indudable que los perros de mayor estatura tendrán mayor dificultad para conservar la armonía requerida, ya que cuanto más se aumentan o disminuyen los tamaños de los seres vivos, mayor es la dificultad para obtener proporcionalidad entre sus diferentes partes. Esto está científicamente demostrado

En cuanto al mínimo que se establece en las “descalificaciones” del standard de Agustín, está motivado por el enorme temor a la disminución del tamaño que él, compenetrado de las ideas de su hermano mayor y como gran cazador que es, no puede dejar de evitar por todos los medios

Otra de las objeciones a que queremos responder es la que se hace a los canes de mayor talla desde el punto de vista funcional

Se sostiene que los más grandes no tienen la habilidad y resistencia de los más pequeños para (....falta una línea).........se ponen ejemplos de Dogos que generalmente son patilargos o evidentemente pesados. Es decir, desproporcionados, y es por ello que no son los más adecuados para cazar durante jornadas prolongadas o de gran rudeza

En nuestra experiencia personal los Dogos de gran talla y armónicos nos resultaron los mejores colaboradores. Ello es razonable porque no hay ninguna razón para que la resistencia y la habilidad sean privilegio de los más chicos. Menos aún la contundencia, tan necesaria en la lucha contra el zuino

Tampoco podemos dejar de expresar vuestro descreimiento en lo que se refiere a la ventaja que represente el perro de menor alzada para actuar entre el ramaje del bosque, pues es de esperar que si un perro de 65 centímetros puede abrirse camino y penetrar entre el mismo, también lo haga otro que mida dos o tres centímetros más, ya que la selva no es de cemento armado, ni de hierro, y con más o menos esfuerzo pasará uno y otro. Inclusive la posible mayor potencia del mejor dotado tal vez sería más determinante que la altura

En cuanto al peso, este guardará correlación inmediata con la altura, y los argumentos esgrimidos en cuanto al carácter no limitativo estricto del estándar son válidos para este condicionamiento. La armonía entre peso y estatura regirá la proporcionalidad requerida

Como corolario a todo lo expresado cabría agregar que el Dr. Agustín Nores Martínez, único responsable de la poco acertada inclusión de medidas de altura y peso, nos ha manifestado repetidamente su arrepentimiento, prometiéndonos que en su próxima obra dejará establecidas cuales fueron las razones que lo obligaron a expresarse en esa forma y cual es el verdadero espíritu de la cuestión que acabamos de tratar

Antes de finalizar el análisis de estos puntos del estándar debemos aclarar que si hemos hecho una defensa de los animales de gran talla es porque estos son atacados por un sector que, falto de información, desconocimiento de la parte histórica o guiados por la pasión, que a veces sirve como motor pero que no es la mejor compañera para la investigación –que debe ser ecuánime y objetiva -, ha repudiado lo que debió ser su bandera

Dicha calurosa defensa no basta para que dejemos también sentado que los ejemplares de 65 centímetros y algo menos sean tenidos en cuenta para optar premio en las exposiciones o para la reproducción, siempre que su conformación sea armónica, potente y funcional, pero sin olvidar tampoco la axiomática recomendación del creador de la raza “dando preferencia a los de mayor talla, es decir, un perro pesado entre los de las razas de presa”, como lo reitera en el tan recordado artículo publicado en el ejemplar del mes de mayo de 1947 en la revista Diana, página 35

Hay oportunidades en que la fuerza de la circunstancia llega a obligarnos a ponernos en un mismo nivel que el de nuestro interlocutor

Por eso, alguna vez que con un tono que quería ser ingenuo, pero que encerraba una segunda intención, se nos preguntó :¿Y si hubiera un Dogo de dos metros de altura? –Hubo que contestar con igual frescura: si con Dogos de sesenta y tantos centímetros cazamos jabalíes, con los de dos metros cazaríamos elefantes y a los jabalíes los haríamos pisar como si fueran hormigas

Pero no nos dejemos llevar por las insensateces y digamos que el gigantesco Dogo bimetral sería seguramente un inarmónico y ello traería aparejado su castigo por “desproporción física” que lo haría descalificar según el estándar vigente

 

Teniendo ante nosotros el magnífico libro de ese culto escritor, gran esteta y notable cinólogo que es Gaetano Carlevaro Pérsico, y que se titula “La Figura Humana”, nos encontramos con datos que nos apoyan en nuestra opinión acerca de que los mayores físicos, si están debidamente equilibrados, representan ventajas en la pelea aun cuando la habilidad no sea tan extrema

En el capítulo XVI, págs. 293 a 295 se analiza el físico de Primo Carnera, un italiano de 203 cms. Y 122 kilos que en 1933 llegó a ser Campeón Mundial de todos los pesos

Carnera era de enorme altura, pero todas sus medidas guardaban una equilibrada relación sólo equiparables a las de las más perfectas realizaciones ecultóricas. No era precisamente un boxeador de técnica excelsa, por el contrario sus falencias era, en este sentido evidentes. Sin embargo, apoyado en su físico privilegiado, llegó a ser, como ya lo hemos dicho, campeón mundial y dio batalla a hombres de la calidad de Mox Baer y Joe Louis

No dejaremos de hacer la diferencia entre un boxeador y un perro de caza mayor, ya que jamás confundimos los canes con los humanos, pero, para los que sostienen que el tamaño es una contra para la lucha, esto puede ser un ejemplo

Conformación Psíquica

Nada dicen los standars, los autores y articulistas sobre el carácter o la conformación psíquica de nuestro perro

Ante  tema de tanta importancia no queremos dejar de dar nuestra opinión

El Dogo Argentino, como buen perro de caza mayor, no debe ser de manera alguna agresivo. Por el contrario, ha de ser manso y si es posible amable con los amigos de su amo

Sólo en caso de ataque directo a sus seres queridos o por orden de estos debe agredir al atacante o luchar contra el indicado

Su condición de animal cariñoso y amable ha de manifestarse al contacto con los niños, teniendo para con estos una tolerancia extrema

En base a una educación impartida sin violencia y desde temprana edad, ha de frenar su natural instinto de pelea hacia otros animales y casi ignorar a  los que no son objeto de sus cacerías o incompatibles con sus tareas de preservador de las depredaciones del agro

Debe conducirse como un perro de jauría que es, integrándose a esos equipos caninos compuestos por él y otros perros y obedecer con humildad las órdenes del cazador aún en los momentos más difíciles. La obediencia y el ser humilde, condiciones esenciales del buen Dogo, le harán más útil y le prolongarán su vida, que de por sí arriesga muchas veces en demasía

Pero toda la mesura y obediencia deben estar al servicio de una combativa utilidad, y una vez en la lucha contra sus enemigos, como lo son el jabalí, el puma etc., ha de transformarse en inquebrantable ferocidad que no cesará hasta ver doblegado completamente a su opositor, no cediendo ni aún ante las heridas que recibirá más de una vez en el fragor de la pelea. Jamás ha de desvirtuar su fama de ser valiente hasta ofrendar su vida antes de ceder

Estas condiciones expresadas han de exigirse, naturalmente, en los animales adultos, no pudiéndose pretenderse en igual grado en los bisoños a los que, inclusive, pruebas demasiado severas llevadas a cabo con apresuramiento pueden atentar contra su futuro, que siempre es promisor en esta raza, ya que el valor y la acometividad hacia sus opositores va prendida en la naturaleza de sus entrañas

MANTO: Completamente blanco. Toda mancha de cualquier color, debe descalificarse como carácter atávico

El vocablo “manto lo usa aquí el redactor del standard para significar todo el pelaje del perro que cubre su cuerpo, con excepción de la cabeza. Es decir, que está ubicado detrás de la línea imaginaria que partiendo del occipucio pasa por las orejas y sigue en círculo por la prominencia posterior que demarcan los músculos masticadores. Para los que entienden de caballos, diríamos que ese límite lo fija el llamado “fiador” en los equinos

La opinión emitida resulta igualmente clara en el comentario con que Agustín Nores acompaña la disposición, así como el texto elaborado por su hermano Antonio, ya que ambos dicen que el manto debe ser “completamente blanco” o “íntegramente blanco

Las manchas negras u oscuras del pelo de cualquier parte del cuerpo descalifican, así como la presencia de más de una mancha en la cabeza

Decimos intencionadamente “cabeza”, pues estamos convencidos que, descuidando la precisión del léxico usado en el articulado de la redacción que comentamos, el Dr. Agustín Nores dice “cara” olvidando que él mismo ha fijado su concepto separando el cráneo de la cara u hocico. De esto podría deducirse que las manchas sólo serían penalizables si estuvieran radicadas en esta última zona, lo que es contrario al espíritu de la disposición

En ambos casos, sea en el cuerpo o cabeza, habrá de considerarse manchas a las que tienen alguna importancia y no pequeñas “pecas” aisladas, que son indeseables cuanto más numerosas sean, pero no alcanzan para ser descalificatorias

Son también penalizables los ejemplares que tengan la piel muy manchada de negro, dado el carácter atávico de esa pigmentación excesiva, que hace peligrosa las crías, máxime si se cruzan ejemplares con ese mismo defecto

En la actualidad la falta antedicha debe penalizarse agravando la sanción según la intensidad y profusión, pero sin llegar a la descalificación como lo prescribía el primer standard de 1928

Aun cuando el standard y sus comentarios nada dicen con referencia al pelo en sí, tengamos presente que este debe ser corto, áspero y brillante

El pelo largo ha de castigarse, pues es una regresión al Mastín de los Pirineos o al Irish Wolf Hound. Por ello es descalificable

Son poco deseables los mantos de pelo sedosos o lanosos

 

MOTIVOS DE DESCALIFICACIÓN: Ojos sarcos, sordera, manchas en el cuerpo, nariz blanca o muy manchada d eblanco, prognatismo (sea inferior o superior), labio muy péndulo, cabeza agalgada, orejas largas (sin recortar), talla inferior a los 60 centímetros, más de una mancha en la cara y toda desproporción física. El dedo aberrante le resta puntos, sin llegar a la descalificación

Como los diferentes aspectos aquí contemplados los hemos tratado en el transcurso de esta obra, damos aquí por terminado el análisis del standard oficial vigente para la raza Dogo Argentino y que, repetimos, fue redactado por Agustín Nores Martínez, diferenciándose del primero que elaborara su hermano Antonio en los siguientes puntos

OJOS: Este último no decía que pudieran ser “color avellana”, lo que se agregó al redactarse el actual

CUELLO: Al ejemplificar sobre la piel de la garganta, Antonio dice “haciendo arrugas como la del Mastif”, mientras Agustín en el suyo expresa “como las del mastín, Dogo de Burdeos, Bulldog

En el primitivo se incluyen dentro de este tópico reglamentario el texto que luego se repite como agregado a efectos de glosar la disposición con fines aclaratorios

PESO Y ALTURA: Como ya hemos dicho sobre ambos temas el Dr. Antonio Nores Martínez, sabiamente, soslaya fijar kilaje y medidas, cosa que se hace en el texto aprobado por las instituciones nacionales e internacionales

MOTIVOS DE DESCALIFICACIÓN: Los mencionados en el primer standard son los mismos que los expresados en el actual, pero este le agregó a la prohibición de las narices blancas las “muy manchadas de blanco”, y a la del prognatismo, la razonada aclaratoria “sea inferior o superior”, con lo que quedan eliminados los con prognatismo propiamente dicho y los con enognatismo

A la proscripción del “labio péndulo” se la transforma en “labio muy en péndulo

Se adicciona la “cabeza agalgada”, que creemos hubiera estado aún mejor incluida si se hubiera agregado “toda otra atípica o regresiva a las razas que le dieron origen"” Porque tan importante es la regresión al galgo como al Bull Dog o al Pointer

Indudablemente que las cabezas descalificables deben ser las que tienen un marcado atavismo que las hacen poco funcionales y no aquellas que presentan una levísima inclinación a los antecesores, en cuyo caso es sólo un defecto que puede restar calificación

También encontramos en este importantísimo enunciado de condiciones descalificatorias las “orejas largas (sin recortar), que si bien el Dr. Antonio Nores Martínez no las incorpora en el texto de las vedas eliminatorias. Al referirse a “Orejas” dice “deben presentarse cortadas siempre”, lo que interpretado generosamente, puede considerarse similar

Y nos toca aludir a un tema que, por urticante y debidamente aclarada nuestra fundada posición, no creemos necesario volver a comentar: se elimina a machos y hembras que tengan una talla “inferior a los 60 centímetros”. Repetimos que esta medida fue fijada ante el fantasma de una posible pérdida de tamaño, esencial para el cumplimiento de la labor funcional del Dogo

Finalmente se adiciona la frase “el dedo aberrante le resta puntos, sin llegar a la descalificación”. Lo que de por sí está diciendo que su inclusión al apartado es totalmente extemporánea, máxime si se recuerda la correspondiente mención al referirse a las “piernas
Viva el Dogo de Cordoba

Desconectado dalmiro 2011

  • Ya Caza Pajaritos
  • **
  • Mensajes: 52
Re:COMENTARIOS DE RUBEN PASSET LASTRA ESTANDAR OFICIAL
« Respuesta #1 en: 02 de Octubre de 2011, 02:47 »
Muy,muy utíl la info del texto facilitado por doguito,excelente muy ameno,claro realmente excepcional,muchas gracias!!

Dogo Argentino - Foro Dogo Argentino

Re:COMENTARIOS DE RUBEN PASSET LASTRA ESTANDAR OFICIAL
« Respuesta #1 en: 02 de Octubre de 2011, 02:47 »

 

Legal: Si bien este foro requiere una registración, el mismo es de libre acceso y es por eso que los webmasters, administradores y moderadores no nos responsabilizamos por la veracidad de la información aquí publicada. Los comentarios publicados por los usuarios de este foro son responsabilidad de los mismos y no reflejan necesariamente la opinión de los webmasters, administradores y moderadores. El Foro Internacional del Dogo Argentino. Para ponerse en contacto con la administración del foro escribanos a webmaster(arroba)dogoargento.com.ar

Instalación Cámaras Seguridad Dogo Argentino