Autor Tema: PARA LOS NUEVOS (Entender al perro).  (Leído 61681 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado pablo22279

  • Ya es como de la Familia
  • ********
  • Mensajes: 3410
  • Todo un sentimiento
PARA LOS NUEVOS (Entender al perro).
« en: 10 de Octubre de 2008, 09:03 »
ELEMENTOS BASICOS PARA COMPRENDER A NUESTRO PERRO





Parte I


En este resumen voy a tratar de guiar a aquellas personas que quieran comprender mejor a su mascota, de este modo lograrán una mejor comunicación con ella, y por consiguiente una convivencia mas tranquila y amena.

Debemos tener en claro que nosotros, los seres humanos, tenemos como principal medio de comunicación el lenguaje hablado. Los perros, en cambio utilizan, quizás, el más antiguo medio de comunicación del cual se tenga conocimiento, el lenguaje corporal.
Son una serie de posturas, actos y expresiones  que nos indican lo que trata de comunicar con nosotros el animal.
Muchas veces atribuimos equivocadamente conductas indeseadas de nuestro perro, las atribuimos a ‘’caprichos’’, ‘’carácter’’ etc., cuando realmente no estamos interpretando bien lo que nos quieren comunicar, y en la mayoría de los casos somos nosotros los que emitimos un mensaje incorrecto o confuso para el animal.

En este texto tocaremos las pautas básicas de la sociedad canina y del individuo dentro de ella. Veremos también los tipos de conducta que siguen los perros para comunicar o transmitir para con los demás miembros de la familia.
Trataremos de orientar al lector para que logre transmitirle al perro lo que se pretende que haga o deje de hacer, etc.



El Perro

No voy a extenderme sobre los posibles orígenes de la integración entre perro y ser humano, solo haré un rápido pasaje para entender mejor a quien tenemos en casa.
El perro convive con el ser humano hace aproximadamente 15 000 años.
Desde el principio de esta convivencia el ser humano buscaba ciertas características en los perros, siempre buscaba que el animal desempeñe alguna función que le sea útil.
Esto, en resumen, explica el porque de tanta variedad de razas dentro del mundo canino.
Al ser elegidos para cumplir diferentes funciones no todas las razas son iguales, no se comportan de la misma manera. Pero hay algo, que les viene de fábrica a los perros que los hace idénticos, sea el ejemplar un Gran Danés o un Chihuahua.
Algunos lo llaman instinto, y yo voy a usar ese término porque creo que es el que mas se ajusta a lo que queremos explicar.

Todos los perros son seres gregarios, tienen un orden social jerárquico, por lo general encabezado por un macho líder, y en ocasiones un macho y una hembra, ambos lideres.
Todos los perros responden a este orden, y si nada interfiere en su socialización temprana, absolutamente todos los perros respetan un patrón conductual que hace que la comunicación se establezca en orden dentro de la manada.

Un ejemplo muy fácil de ver, y me atrevo a decir que cualquiera que haya tenido un perro me dará la razón, es el siguiente: Tomaremos como ejemplo las mandas de lobos, que aunque existen algunas diferencias con respecto a nuestros perros, estos respetan el mismo patrón de sociedad.
Dentro de la manada, cuando el macho Alpha vuelve de una cacería, o de una ronda y se acerca a la manada, inmediatamente, aquellos ejemplares que le siguen en jerarquía se acercan como a saludarlo, lamiéndole la cara, girándole entorno, algunos adoptan posturas de sumisión, etc. Esto explica el porque, cuando nosotros llegamos a casa luego de un día de trabajo, o incluso luego de estar ausentes por breves periodos de tiempo, nuestros perros nos vienen a ‘’hacer fiesta’’.

Bien, este tipo de conductas nadie se las enseña a nuestro perro, nacen con ellas, quizás las perfeccionan o las moldean en la etapa de la impronta (entre la cuarta y octava semana de vida aproximadamente), pero no son actitudes aprendidas.

Tenemos que tener en claro que el perro se maneja socialmente por las jerarquías, si no encuentra alguien que sea líder, su instinto, automáticamente le dirá que es él quien debe tomar las riendas del grupo, y esto, para cualquier líder representa mucha responsabilidad y estrés.

Por este motivo debemos comprender bien el lenguaje corporal del perro, para de este modo saber interpretarlo y saber comunicarnos con él, darnos a entender. Para ser nosotros quienes lleven las riendas del grupo.

Antes de pasar a los siguientes puntos quiero aclarar esto de las jerarquías entre seres humanos y perros.
Cuando hablamos de jerarquías hablamos de un rango, una escala, donde nosotros somos los administradores de la sociedad, por ende de los recursos, llámense: comida, juegos, atención, etc.
Esto no significa que la relación debe convertirse en una dictadura, esto significa que los limites y las pautas las ponemos nosotros, pero siendo conscientes y actuando en la justa medida, tanto en el castigo como en los premios.
De nada sirve ser un jefe tirano, esto puede dar resultados a corto plazo, pero inhiben seriamente al animal logrando una conducta paralela indeseada.
Demás está aclarar que el maltrato físico es contraproducente, innecesario, injusto y deplorable.
Por lo tanto se trata de ser el ‘’jefe ideal’’ de nuestros perros, aquel que recrimina cuando se hace algo inapropiado y luego educa y corrige, y aquel que premia las buenas acciones, todo en la medida justa, respetando ciertos tiempos, espacios y actitudes que son naturales para el perro.
Algunos optan por castigar al perro sin siquiera tocarlo, existen muchos métodos. Yo sin embargo prefiero aquellos que están presentes en la naturaleza de ese animal.

No pretendemos convertir a ese perro en algo que no es. Debe seguir siendo un perro, mantener gran parte de su ‘’instinto’’. Entonces cuando se trata de aplicar un castigo que no nos parezca que estamos siendo crueles, debemos verlo desde donde lo ve el perro. Cuando hablo de castigo no hablo de castigo físico, o golpear al animal, hablo de punición. Entonces por ejemplo: Si el perro a los 5 meses tiene un problema y nos muerde al querer jugar, hablamos de una mordida fuerte, podemos hacer dos cosas:  Cortamos el juego sin mediar palabra y sin establecer contacto visual, o ante la insistencia, lo agarramos de la piel de la parte superior del cuello y hacemos que se ponga en posición acostado y luego también sin mediar palabra nos levantamos y nos vamos.
Con ambas opciones le estamos enseñando al perro en su lenguaje, tal y como haría su madre, o cualquier adulto con él. Esto no es ningún acto violento ni doloroso y no es una agresión que pueda comprometer la armonía y el orden entre nosotros, tampoco seremos vistos como un tirano por el perro, sino todo lo contrario, esto refuerza aun mas el orden entre ellos y nosotros, así como también la comunicación, porque somos nosotros los que tenemos que entender al perro para que luego el nos entienda a nosotros, entonces que mas natural que enseñarle en su idioma y no en el nuestro tratando de adaptarlo para ellos.



Desde el primer día en casa

Por lo general cuando traemos un cachorro a casa este tiene una edad de 3 meses aproximadamente.
Es una edad crucial en la vida de nuestro perro, y diría la más importante, porque dependiendo de cómo sea tratado y educado ese perro dependerá su conducta por el resto de su vida.

Debemos tener en cuenta que la educación con el cachorro empieza desde el momento que pasa la puerta, desde la primera noche, el primer contacto.
En esta etapa el perro es un receptor total, asimila todo, por eso es que debemos esforzarnos  y centrarnos en esta etapa para no lamentarnos mas tarde.

Con apenas 3 meses ese cachorro buscará su lugar dentro del grupo, tanteará los limites, verá hasta donde puede llegar, explorará el territorio nuevo, al cual mas tarde identificará como suyo, aprenderá a interpretar los movimientos corporales de todos y cada uno de los integrantes de su familia, se adaptará a nuevos horarios de comida, nuevos ruidos, olores, movimientos, etc. Que hasta hace poco le eran totalmente nuevos.

En esta etapa no podemos descuidar el afecto hacia el cachorro, la determinación de los límites, etc. De aquí en adelante se empezará a formar nuestro perro.

En algunos casos los cachorros son apartados de su madre a muy temprana edad (antes de los 2 meses) y esto genera una serie de complicaciones de conducta en el animal.
Es importante respetar estos tiempos, un perro que crece hasta por lo menos los 3 primeros meses con la madre y los hermanos es un perro que recibió una cuota invalorable de socialización con sus semejantes, esto implica que también respeta un orden, recibió castigo por acciones indebidas por parte de la madre y tuvo esa dosis de amor maternal que solo puede dar la naturaleza.
Es importantísimo respetar estos tiempos ya que es determinante para el futuro comportamiento del animal.



El juego

Para el cachorro el juego es una suerte de escuela de la vida, es donde aprende a conocerse, donde interactúa, donde explora, etc.
Para nosotros es muy importante jugar con el cachorro porque además de darnos una dosis de alegría y felicidad, también nos puede servir para enseñarles ciertas cosas que se pueden hacer y no.

En los seres humanos, cuando niños, la exploración del entorno se caracteriza por tocar todo y llevarse a la boca todo lo que encuentra. Bien, en el cachorro pasa más o menos lo mismo, el perro explora todo con la boca, trata de morder todo lo que encuentra, incluso nuestras manos o pies a la hora del juego.

Muchas personas se lamentan al decir que sus perros, a la hora del juego, son tremendamente bruscos, y con esos dientes tan finos y puntiagudos a veces logran lastimarlos.
Pues bien, este es un punto básico para empezar a poner limites.
Tenemos que tener en claro que si ese cachorro estuviera con su madre en ese momento y decidiera jugar, la madre no siempre le prestaría la atención al juego.

El cachorro puede tomar la iniciativa a la hora de empezar el juego, pero es la madre, por lo general, la que decide verdaderamente cuando empieza el juego, así como también cuando se termina.
También es la madre la que reprende al cachorro si este le ocasiona dolor, por lo general cuando esto pasa, la madre se levanta y se aleja ignorando al cachorro, en algunas ocasiones, ante la insistencia del cachorro la madre puede incluso reprimirlo en forma agresiva, lógicamente sin causarle algún daño físico.

Por lo general, en esta etapa del cachorro la indiferencia basta para que cese el juego.
Entonces nosotros, al igual que la madre del cachorro, cuando el juego se torna demasiado brusco o doloroso nos alejamos y lo ignoramos, pudiendo acompañar la acción con alguna palabra: ‘’NO’’, de forma que vamos enseñando al cachorro que el ‘’NO’’ significa, ‘’no me gusta lo ultimo que hiciste’’.

Como pasa también entre el cachorro y su madre, nosotros podemos permitir, a veces, que sea él quien inicie el juego, obviamente si adherimos es porque estamos de acuerdo, o sea que básicamente estamos diciéndole que puede jugar con nosotros, así que no hay ningún problema con la jerarquía en estos casos, siempre y cuando sea, a veces y no siempre.



La comida

Uno de los principales problemas de conducta por los cuales se lamentan las personas es porque el perro gruñe o muerde cuando está comiendo, y erróneamente atribuyen esto a que el perro es agresivo. Vamos a ir nuevamente a los lobos para explicar mejor este tema.

En los lobos, como ya dijimos, existe una jerarquía social. Al momento en que los lobos se disponen a realizar una batida de caza es siempre el macho Alpha quien dirige la orquesta, es quien toma la iniciativa a la persecución, quien decide el rumbo a seguir y la presa, y por lo general es quien da persecución a la misma, los de rango mas bajo se encargan de realizar la tarea de sustento, logran hacer una especie de red invisible, en forma de ‘’U’’ donde ellos van rodeando a la presa a la distancia, de este modo el líder siempre tiene a su presa delante, en el centro del triangulo.

Una vez abatida la presa el primero en comer es el macho Alpha, si la presa es muy grande, este permite que otros lobos o lobas disfruten el banquete al mismo tiempo, en estos casos las jerarquías reducen su espacio efectivo, es decir: Un lobo Alpha jamás podrá aplicar la jerarquía a un lobo que se encuentre a 50 metros comiendo una presa cazada por si mismo, o sea la jerarquía está directamente relacionada con el espacio físico y es inversamente proporcional con este.

Por lo tanto, al momento de la comida, luego de abatir la presa, la jerarquía se limita básicamente a lo que se llama comúnmente como ‘’distancia critica’’. Es un espacio en el que el lobo hace respetar su jerarquía y por el alimento, puede variar pero por lo general son como 40 cm. De distancia. Es decir que aun siendo el macho Alpha, su jerarquía es inaplicable en ese momento más allá de esa distancia. Esto a groso modo.

Bien, ahora volviendo al cachorro, cuando está comiendo, y nosotros nos acercamos, nótese que mas corta la distancia que nos separa y mas tenso se pone el animal, esto porque nos acercamos mas a la ‘’distancia critica’’.
A los 3 meses algunos cachorros ya manifiestan la agresividad natural para defender lo mas preciado para su especie, el alimento’’, otros no.
Cuando traemos un cachorro a casa es el momento ideal para modificar eso que le vino de fábrica a nuestro perro.
Lo mejor es acostumbrar al perro al contacto mientras come, esto no significa que tengamos que martirizarlo mientras está comiendo, pero si debemos habituarlo al contacto, a la manipulación de su alimento, a esperar a que demos el visto bueno para que empiece a comer, esto por lo menos durante el primer año de vida, dependiendo la raza.

Básicamente haríamos lo que haría un macho alpha, decidimos cuando comen los demás y obviamente comen una justa cantidad, pero aquí modificamos la ‘’distancia critica’’. Un alpha no puede acercarse a un sumiso a quitarle el alimento sin que el sumiso defienda lo suyo, es decir, por más jerarquía que haya, el sumiso, de ser necesario defenderá su alimento con la agresión. Es muy probable que el Alpha terminará quedándose con el botín, pero no sin recibir agresión, cosa que no funciona así cuando no hay alimento, a ningún macho se le ocurriría contradecir al Alpha, a menos que sea hora de un cambio de líder.
Lo que nosotros hacemos es disminuir o borrar la distancia crítica en el alimento, luego con la práctica, el cachorro se dará cuenta que nosotros nos acercamos pero nunca le quitamos el alimento, entonces no hay nada que temer.

 


Los limites


Al momento de marcar los limites para lo que está permitido y lo que no, debemos ser estrictos en algunas situaciones y flexibles en otras.
Los límites los ponemos nosotros porque de ninguna manera pretendemos que el dueño de la casa y cabeza de la familia sea el perro, por consiguiente todos y cada uno de los integrantes de la casa son los que se encargan de marcarle los límites al perro.

Debemos enseñarle al cachorro que hay una serie de cosas que no se pueden hacer de ninguna manera, también se le puede enseñar que hay cosas que se pueden hacer solamente cuando le viene permitido.
No estamos aquí para explicar como hay que hacer para enseñarles determinadas acciones, así que pasamos directamente a lo nuestro.
Cuando el perro se sube a la cama, cosa que para muchos puede ser algo muy tierno, tenemos que entender porque lo hace. No es solamente un lugar cómodo y mullido.

Para explicar esto recurrimos nuevamente a los lobos. Dentro del territorio que ocupa una manada cada individuo posee un espacio propio que al igual que el alimento es prácticamente inviolable. Ningún lobo sumiso que respete su vida se atrevería a acostarse en el lugar que le pertenece al Alpha, sobre todo cuando el Alpha se encuentra a la vista.

Con los perros pasa lo mismo, si le permitimos que suba a la cama estamos distorsionando la jerarquía, a menos que, nosotros decidamos cuando se sube y cuando se baje, y en nuestra ausencia el perro no se suba.

Como para algunas personas esto es algo que no piensan dejar de hacer entonces les aconsejaría que enseñen al perro a subir y a bajar cuando se les ordena, para evitar inconvenientes. Queremos que el perro se suba a la cama y no nos molesta que se suba en nuestra ausencia?, pues bien, al menos debemos enseñarle que  nosotros tenemos que darle la aprobación para que pueda subir y la orden para que baje. De este modo el perro se subirá y se bajará cuando se le ordene y en nuestra ausencia no se va a subir porque no hay una orden que se lo permita.
Esto se aplica obviamente para otros lugares o muebles.

Para aquel que viva en una casa con patio y jardín lo mejor es que, así como cada integrante de la familia humana tiene su propio espacio, el perro también tenga el suyo, y este por lo general debe ser afuera, también aquí pueden haber excepciones por varios motivos, raza, enfermedades, clima, etc.

Partiendo de lo común, la gente adentro y el perro afuera. El perro debe entender que él se encuentra en el jardín, que es nuestro territorio, y que prácticamente se le concede ese lugar para que viva. De ninguna manera el perro debe considerar ese lugar como un espacio totalmente suyo, porque si existen problemas de socialización o jerarquías, cualquier cosa que entre en ese territorio seria considerado como un intruso y esto comportaría una respuesta agresiva naturalmente lógica por parte del perro.

En las manadas de lobos el espacio se distribuye de la siguiente manera. Al centro del territorio existe una zona en la que son los líderes los que tienen derecho a estar, y en ocasiones también están permitidos los individuos que les siguen en orden jerárquico. Cada individuo, dentro de este territorio tiene un lugar de reposo.
A este territorio ocupado por los lideres y demás se le llama ‘’hogar’’.
Fuera de este se encuentra un territorio muchísimo mas amplio, que por lo general es donde se encuentran los lobatos y los demás individuos y es también donde se realizan las batidas de caza. Esto para explicarlo de forma clara y fácil.
Entonces llevando este ejemplo hacia el perro en la casa, nosotros vivimos en nuestro hogar y el perro en el territorio adyacente, a veces se le permite entrar en nuestro lugar, pero su territorio es nuestro, vive en lugar prestado.
Para los ejemplares destinados a la guardia no hay que preocuparse, cualquiera de esos perros considera invasión de cualquiera sea el territorio, el nuestro o el suyo,  si el intruso no pertenece a la familia.

Entonces decimos que el perro pasa la mayor parte del tiempo en el pedazo de territorio que le prestamos nosotros (el jardín), y que el ingreso a la casa es un permiso que le concedemos y no un derecho adquirido.
Con ejemplares con dotes de dominancia altos y con algunas razas esto es fundamental para reforzar nuestro liderazgo.



El cachorro se hace adulto


Luego de 7 meses de convivencia nuestro cachorro ya tiene un año de vida, aprendió las reglas de la nueva casa y de la nueva familia, aprendió también a interpretar nuestras señales corporales, nuestros tonos de voz, cuando estamos enojados, contentos, en desacuerdo, los movimientos rutinarios, los ruidos, olores, etc.

Y ahora se encuentra por pasar a su etapa de madurez (en algunos perros puede tardar mas, en otros menos, también dependiendo la raza).

Para los machos esto significa el volverse líderes, y es muy probable, dependiendo el ejemplar y la educación que haya tenido, que intente desafiar al dueño de casa, o ampliar su margen de acción, o subir una escala en el rango.
Repito, depende la raza, el individuo, y como haya sido criado.
Si hacemos todo como se debe las posibilidades de que esto ocurra son muy pocas.

Para las hembras es la etapa en la que empieza el ciclo natural de la fertilidad.
Por lo general, en esta etapa las hembras tienden a apaciguar sus comportamientos de cachorra, tienden a ser mas tranquilas y sumisas, obviamente dependiendo el tipo de educación que hayan recibido.

Los machos en vez tienden a ser, si se quiere decir ‘’orgullosos’’, las hormonas juegan un papel importante y se sienten, como todo adolescente, invencible y capaz de todo, esto en algunas razas lo notamos con mayor claridad que otras.
Pero existe algo que se llama ‘’neotenia’’ que es el mantenimiento de ciertas conductas que se tenían de cachorro, como el juego por ejemplo, que hacen que la especie canina mantenga una parte de si como si fuera un cachorro durante toda su vida. En algunas razas esto es mas notorio que en otras. Y para nosotros esto es algo muy importante ya que nos permite aun por medio del juego seguir enseñándole al perro aun de adulto.




 Parte II


Cómo entenderlos y hacernos entender

Hoy en día existen dos corrientes de la psicología humana que explican, a su modo, como funciona la mente del perro. Por un lado tenemos el conductismo y por otro el cognitivo-emocional.

El conductismo es aquella corriente de la psicología que dice que todo lo que hacen los perros lo hacen por condicionamiento, osea no es mas que una serie de reflejos condicionados aprendidos.
En su momento esto servia, y sirve para explicar muchas cosas sobre el comportamiento canino, pero deja demasiados espacios vacíos.
El conductismo sostiene que el perro no piensa, que funciona como una especie de computadora donde todo se encuentra pre- programado.
Sin extenderme mucho en esto quiero comentar un caso en particular que es muy conocido aquí en Argentina, con el cual no he logrado que algún conductista me sepa dar una explicación basada en sus creencias.

Era un fin de semana soleado, la gente estaba en el río, algunos tomando sol, otros disfrutando de una caminata y otros pescando. Uno de los pescadores había ido acompañado por su perro, era una hembra de raza Dogo Argentino.
El pescador era un hombre del pueblo y la perra no había tenido ningún tipo de adiestramiento en obediencia ni nada que se le parezca.
Resulta ser que el pescador decide volver a casa, y cuando se está alejando de la orilla nota que la gente que estaba en la zona empieza a dirigir la mirada de asombro hacia el agua. Otro pescador había caído al río y por desgracia no sabia nadar.
Como por arte de magia, le perra del pescador sale a la carrera, se mete en el río, y se pone delante del pescador que se estaba ahogando, este se agarra como puede y la perra empieza a nadar hacia la orilla.
Logran llegar a una distancia de la orilla donde la gente presente en el lugar pudo ayudar al pescador salvándole así la vida.

Esta historia fue una noticia en todos los medios de prensa Argentinos.
El asunto es que este hecho de por si dice mucho en contra del conductismo.
Como explicaría esto un conductista?, la perra nunca recibió entrenamiento, nunca la educaron en obediencia, nunca se había metido al río a salvar a alguien. Es mas, según el dueño de la perra, era la primera vez que se metía en el río.
Nunca había rescatado a  nadie en ninguna situación.
Es decir no había nada de reflejo aprendido ni de asociación ni de condicionamiento en ese acto.

Por otro lado tenemos el cognitivo-emocional que contrario al conductismo sostiene que los perros piensan, son seres inteligentes y pueden aprender situaciones nuevas y usar la experiencia para resolver situaciones pero desde el pensamiento y no solo desde la mecanicidad.
Sostiene además que las emociones juegan un papel importantísimo en el aprendizaje del perro y la posterior ejecución de las normas aprendidas.
Es decir considera al perro como un ser que entiende, aprende y resuelve problemas a su medida y a su forma. No haciendo comparación con el ser humano, pero dejando muy en claro que no se trata de una maquina pre- programada.

Partiendo de esta base, estas son las dos grandes corrientes ideológicas que tenemos, y en las cuales voy a tomar lo que yo considero más oportuno y conveniente de ambas.

Para que el perro nos entienda primero debemos entenderlo nosotros.
Si bien muchos perros logran asociar palabras con acciones, e incluso varias palabras  unidas, no entienden cuando les hablamos, por más cara de serios que pongan, y a nosotros nos parece que verdaderamente nos entienden, esto no es así.
Entonces como nos entendemos con nuestro perro?. De la misma manera como él se entendería con sus similares pero realizando algunas modificaciones.

La memoria en los perros no funciona del mismo modo que en los humanos. Nosotros tenemos un tipo de memoria a la cual podemos recurrir para no cometer los mismos errores, en los perros funciona en forma parecida, es decir: Si llegamos a casa y vemos un zapato destruido por el perro, es inútil querer castigarlo o retarlo, o refregarle el zapato en la cara al perro gritándoles de todo y maldiciendo porque era el par de zapatos nuevos. Simplemente el perro no tendrá ni idea de porque nos ponemos así, por mas que vea el zapato y por mas que pueda entender o no, que haya sido él quien lo rompió.
El efecto negativo que se puede conseguir con este ejemplo es que el perro relacione nuestra llegada a casa con el enojo, entonces muy probablemente la próxima vez no venga a recibirnos cuando entremos en casa.

Cuando queramos corregir este tipo de actitudes debemos pescar infraganti al perro, dos minutos después de la acción el reto no sirve de nada porque el perro no lo relaciona con la última acción ejecutada.

El perro es capaz de distinguir diferentes tonos de voz, aunque se use la misma palabra.
Es decir, cuando decimos ‘’NO’’ significa ‘’eso no me gusta’’, pero también, dependiendo el tono que utilicemos puede ser informativo para el perro.
Si bajamos el tono de voz y mantenemos la calma puede ser un ‘’NO’’ a modo de advertencia. Si levantamos el tono de voz puede ser a modo de ‘’acá se termina’’, etc.

Es inútil gritarle al perro, aunque a veces se nos haga imposible, el efecto que queremos lograr no es el mismo que transmitimos. Al gritarle desaforadamente al animal no estamos haciendo más hincapié en el reto, sino generando miedo, y esto para cualquier aprendizaje es contraproducente.

Como ya vimos al principio del texto, en las mandas de lobos, cuando se quiere corregir alguna acción se limitan a ignorar al cachorro, ante la insistencia de este puede ser que venga aplicado algún ademán correctivo que no representa un daño físico.
La jerarquía, como medio de educación solo es aplicable en las conductas instintivas del perro. Es decir, si lo vemos mordiendo un zapato nada vamos a solucionar ignorándolo.
Por ejemplo: Cuando llegamos a casa nuestro perro tiene por costumbre saltarnos encima. Si nosotros lo ignoramos totalmente, continuamos haciendo lo que tenemos que hacer, no establecemos contacto visual, y una vez que se calma, pasados unos cuantos minutos, lo llamamos y le hacemos unas caricias, al termino de una semana lograremos que el perro a nuestra llegada esté tranquilo y no nos salte encima buscando nuestra atención. Básicamente ignoramos una conducta instintiva que no queremos que haga, y logramos que el perro entienda el mensaje en su lenguaje. Sin complicaciones ni castigos de por medio.

Claramente, aplicando el ejemplo anterior, si en vez de ignorarlo le damos un golpe vamos a lograr lo mismo y en solo 2 segundos.
Pero con esto lograremos que la próxima vez que entremos el perro venga con miedo, y lo ideal de la convivencia, como lo dijimos al principio, es que seamos los administradores de recursos, además de buenos amigos, y no un dictador cruel.
Recuerden además que el miedo como condicionamiento es como una bomba de tiempo, que no se sabe donde, ni como, ni cuando va a explotar.
Y los daños o los resultados pueden ser más o menos graves dependiendo la raza.

Otro punto importante a tener en cuenta son las posturas, pero en este caso las nuestras.
Al igual que las posturas que adopta el perro son importantes para poder entender lo que está expresando, del mismo modo lo son nuestras posturas para el perro. Debemos tener en claro esto para poder transmitir sin confusión lo que deseamos que el perro entienda.

No voy a extenderme en un sin fin de situaciones, solo dejar en claro los criterios básicos.
Al momento de retar al perro la postura ideal es la de estar de pie y completamente derechos, bajando apenas la cabeza para mirarlo. Nunca de rodillas ni bajando a la altura del perro. O sea como un macho líder, erguido y mirando por encima a todos.

Nunca arrincone al perro retándolo, siempre tiene que dejarle una vía de fuga.
El perro al sentirse acorralado va a interpretar que lo que tiene delante es una agresión, y al no tener vía de escape no queda mejor herramienta que el ataque como defensa.

El reto debe ser preciso y efectivo en el momento, no sirve de nada seguir enojado con el perro durante unas horas, esto confunde al animal, porque no tiene ni idea porque está recibiendo gritos y amenazas.
El castigo, así como también el premio debe ser acorde a la situación, es importante no exagerar en ninguno de los dos casos.
Los métodos de castigo o corrección son muchísimos como para dar ejemplos, lo mejor es contratar un adiestrador quien nos va a guiar con la corrección y el manejo del animal.
Por este motivo nos limitamos a enmarcar las pautas básicas para poder comprender el porqué de algunas acciones que vemos en los perros, de lo que estamos interpretando y de lo que interpretan los perros.

 


Parte III

Quiero aclarar algunos puntos que hoy en día quizás se encuentran desvirtuados por falta de información o mal uso de la información.
Al perro, es decir, a nuestro perro, al de cada uno de ustedes, lo debemos ver de la siguiente manera: En primer lugar ese perro es un individuo único, tiene características positivas y negativas que lo hacen diferente a cualquier otro perro del planeta.
En segundo lugar (si es un perro de raza) tiene una serie de características físicas y conductuales que son características de la mayoría de ejemplares de esa raza.
Osea, varían de ejemplar en ejemplar, pero ciertas conductas o características son una constante en la raza.
En tercer lugar, ese perro, si fue criado desde pequeño con nosotros, es el resultado de nuestra enseñanza, buena o mala. Es decir, que lo bueno o malo que sea ese perro es solamente responsabilidad nuestra.
El perro no nace sabiendo que no se debe hacer pozos en el jardín, no nace sabiendo que no se puede morder un teléfono celular. No nace sabiendo cual de nuestros amigos es efectivamente un amigo o un intruso, etc.
Está en nosotros amoldar lo que le viene de fábrica, más lo aprendido, para que logremos estar en armonía, pero con la forma de enseñar que le sirve al perro.
Osea aplicando el lenguaje que entiende el perro, no el que entendemos nosotros.

Dicho esto quiero tocar un tema que hoy en día está tristemente de moda, las razas peligrosas.
Si se entiende como raza peligrosa a cualquier perro de dimensiones tales que un ataque de este puede poner en riesgo la vida de algún otro animal o persona, entonces estamos de acuerdo con el término.

Pero, si por razas peligrosas se entiende aquellas razas que tienen cierta tendencia a la agresión hacia el ser humano entonces aquí tenemos mucho para discutir y entrar en desacuerdo.

Lo primero que quiero dejar ver es que estas ‘’supuestas’’ razas peligrosas, por casualidades del destino ‘’seguramente’’, son las razas que se ponen de moda por periodos que van entre 5 y 10 años, también mas.
Miremos para atrás: décadas del 60’ Ovejero alemán, 70’ doberman, 80’ en adelante rottweiler, 90’ pitbulls, y desde hace ya varios años el Dogo Argentino.

Nótese también la dimensión de esas razas. Hoy en día se está poniendo de moda el Dogo de Bourdeux, veremos en unos cuantos años las consecuencias. Que casualidad que cuando una raza de dimensiones considerables se pone de moda empiezan a salir noticias terribles en los diarios. No es que esté diciendo que esas noticias no son ciertas. Digo que son un claro indicador que cuando una raza como las mencionadas se pone de moda empiezan las tragedias. Esto nos lleva a un punto.

Como están de moda la gente compra este tipo de perros porque le gustan o todos lo tienen, etc. No existe un verdadero interés o necesidad por una de estas razas que los haga decidirse, simplemente están de moda.
Como están de moda y todos tienen y todos quieren tener, empieza la oferta y la demanda. Se arruinan años de selección para mejorar una raza y se pasa a fabricar perros en cantidades industriales con el único fin de engordar los bolsillos y satisfacer la demanda, primando la cantidad sobre la calidad.

Al haber mas demanda bajan los precios, y para bajar los precios hace falta abaratar costos, esto repercute en la calidad del ejemplar en todo el sentido de la palabra. Esto obviamente viene hecho por gente que verdaderamente no tiene otro interés para con la raza que lo económico. Existieron, existen y existirán siempre buenos criadores, a quienes solo les interesa el bien de una raza y no su economía personal, por ello siguen trabajando por y para la raza y no para satisfacer las necesidades del mercado.

Al mismo tiempo se abre un mercado paralelo de ejemplares sin pedigree, sin una selección programada y destinada a la mejoría, creando perros muy parecidos, o no, por fuera y muy distintos por dentro.
Por consiguiente los precios eran ya bajos, y el mercado paralelo de perros sin pedigree baja más los precios, entonces muchísima gente puede acceder a tener un ejemplar cualquiera.
Muchas veces estos ejemplares caen en manos de personas que no están en grado de mantenerlos adecuadamente y tampoco de educarlos debidamente, sea por ignorancia, desinterés, factores económicos, de espacio,  etc.
Muchas personas también reflejan frustraciones propias en sus perros, logrando crear un animal terrible, intratable, antisocial y agresivo, que esto es simplemente lo que sus dueños llevan por dentro o transmiten.

Entonces ocurren las tragedias y se catalogan las razas según su índice de agresividad, pero no se tienen en cuenta otros factores. Simplemente se cuentan las cantidad de ataques producidos, se separan por razas y listo, ya tenemos un informe con valor oficial.
El tema, lamentablemente, es muchísimo mas complejo que esto.

No voy a dar un a explicación de 5 paginas del porque esas razas en realidad no son agresivas por naturaleza hacia los seres humanos porque creo que esto se sabe hasta el cansancio. Solamente aclarar, sin tantos estudios, censos, informes etc., que el simple hecho de que haya un solo ejemplar de estas razas que no sea agresivo hace que la teoría de las razas peligrosas caiga por si sola.
Al hablar de razas peligrosas se engloba a todos los ejemplares de determinada raza, en consecuencia, todos los ejemplares deberían ser peligrosos o peligrosos en potencia, y esto felizmente no es así.

Que hayan perros agresivos nadie lo discute, pero deben ser tratados como individuos particulares, no como pertenecientes a tal o cual raza, porque esto lo único que hace es agrandar el problema y desviarnos de la solución.
Además, lo que vemos en las noticias es el desencadenante del problema, pero no el problema en si. La ley debería ser para ‘’Propietarios Peligrosos’’, seria mucho mas efectivo y se centrarían las soluciones en aquellos que verdaderamente están haciendo las cosas mal, o directamente no están en grado de hacerlas bien.

Además, el sensacionalismo de la prensa ayuda a generar mitos. Hablan del perro como si de golpe se vuelve loco y ataca. Esto deja ver la falta de información que se tiene sobre el perro, y la falta de claridad a la hora de dar una noticia porque obviamente nunca hablan ni hablaran de cómo había sido educado, corregido y tratado ese animal.

Estamos acostumbrados a leer en las noticias solo unas cuantas razas, nunca leemos ataques de perros medianos o pequeños, las razones son obvias.
Y esto es porque las exigencias son diferentes dependiendo la raza.
A veces escucho gente hablar por ejemplo del rottweiler diciendo: ‘’Esas razas no son para la ciudad, el dogo, el pitbull, el rottweiler, son todas razas de peleas, si quieren tener estos perros que los tengan en el campo’’.
Fíjense cuanta ignorancia, cuanto aprenderían si se tomaran 2 minutos en leer. En este caso, el origen del rottweiler, se darían cuenta que es como un ovejero alemán con mas dotes de guardia y defensa, que nunca fue creado para pelear o cazar, simplemente para cuidar el rebaño. No digo que sea un perro pastor, pero comparten muchas características entre si.

Otros hablan de los pitbulls cuando estos atacan a una persona y dicen: ‘’Claro si son perros de pelea, como no van a salir así de agresivos?’’.
Y lo curioso de esto es que esos perros, que efectivamente fueron creados para pelear hace ya unos siglos atrás, fueron creados para combatir entre si, no con humanos.

La herencia funcional está claramente dirigida a hacer pelear dos perros, no a convertir un perro en una fiera asesina de humanos ni indomables.
Además, si tenemos un pitbull que sea ya la cuarta generación de perro que no es criado y entrenado para pelear, perdió todas sus características psíquicas.
Es decir lo único que le queda de perro de pelea es el cuerpo, no el cerebro.
La función se pierde muy fácil y es muy difícil de transmitir, y las posibilidades que tenemos hoy en día, de tener un pitbull ‘’funcional’’ son verdaderamente escasas, a no ser que nos dediquemos a criarlos para pelear.

Otros hablan del dogo diciendo: ‘’Ese perro es para el campo, esta hecho para cazar, es demasiado agresivo’’.
Y efectivamente ese perro es para cazar, al igual que el cocker, los terriers, los setters, los pointers, braco, labrador, Golden retriever, Beagle, podenco, galgo, Basset hound, y cientos de etcéteras mas.
El dogo fue hecho para cazar pumas, jabalíes y zorros, no para cazar personas.
Para que un dogo vea un jabalí y salga a cazarlo hay que enseñarle.
Siguiendo el criterio de esta gente se podría pensar que cualquier dogo que ve corriendo una persona sale a cazarlo inmediatamente.
Es un perro medianamente grande, muy potente, y con carácter, hasta aquí todos de acuerdo, pero de ninguna manera puede ser un perro agresivo o malo, sino no podría ser manejado durante la caza, y mucho menos cazar en grupo con otros perros.

El problema con estas razas es que es más fácil equivocarse en su crianza, y las consecuencias son mas graves. Porque es mas fácil equivocarse?, porque son perros que fueron creados para cumplir tareas que requieren mucho valor, tareas que a veces van en contra de la naturaleza, como ‘’la falta del instinto de supervivencia’’, de esto excluyo al rotwailler,  y para poder lograr ciertas tareas o hazañas necesitan tener una valentía, coraje y carácter que van mas allá del común denominador de las razas caninas y de las leyes de la naturaleza.
Pero esto no quiere decir que son perros agresivos o malos.
Cuando son cachorros son iguales a cualquier perro, funcionan de la misma manera, aprenden de la misma manera, es aquí donde falla la gente.
Estas razas requieren de un cierto conocimiento sobre perros y su educación. Requieren de un propietario responsable y con carácter firme para poder llevarlos bien durante su primera etapa, de este modo el perro puede llegar a la adultez siendo perfectamente equilibrado.

Si se detienen a pensar, un labrador de unos 30 Kg. es capaz de hacer mucho daño o causarle la muerte a un niño por ejemplo.
Pero que pasa, el dote de dominancia en la mayoría de labradores machos es muy bajo, y la dosis de dependencia hacia el amo es muy alta, esto lo hace un perro muy sumiso con su familia, muy dócil, muy dispuesto a seguir a un líder sin discutir su autoridad.
Pero, si por cosas de la vida, ese labrador viene criado de forma tal que hacemos todo mal en su crianza, ténganlo por seguro que la tragedia no tardaría en llegar.
No así la noticia en los diarios. ‘’Labrador ataca a su dueña’’ no seria una noticia que venda.
Los perros siempre mordieron, siempre atacaron a las personas por alguna razón. Siempre ha habido perros problemáticos, lo que pasa es que hoy los números en cuanto a ejemplares y diversidad de razas son enormes.
Quien no conoció de chico un ovejero alemán que fuera malo, en el barrio, de algún amigo, un conocido etc.?. Antes esas noticias no salían en los diarios.
La diferencia entre ciertas razas malamente llamadas ‘’peligrosas’’ es con la potencia con la que aplican una agresión.
Fíjense que el problema es el mismo pero las consecuencias son mas graves.

Ciertas razas no inhiben la mordida, no paran hasta ver la presa muerta o inmóvil, entonces las consecuencias son gravísimas. Pero los ataques de perros hacia seres humanos existieron siempre, esto si que no está de moda.
Solo que antes la gente se equivocaba con un perro mestizo, o con las razas más comunes, hoy en día la equivocación con ciertas razas se paga muy caro.
Así que viendo esto a través de los años me pregunto, cual es el factor común?. La mala educación del propietario, producto de la ignorancia en la mayoría de los casos.

Sin embargo las leyes, hechas por personas ‘’muy entendidas’’,  insisten en tratar el problema erradicando el síntoma (o sea las razas) y no el mal que origina este problema (el mal propietario).
Se tardan años quizás en hacer un proyecto de ley, es un montón de tiempo y dinero perdido, y para colmo de males, no es la solución más efectiva, y está también muy lejos de serla.

Cuado hablamos de agresividad en los perros automáticamente se nos viene a la mente un perro agresivo, ladrador, una fiera, malo, que quiere morder, y aquí es donde se crea en nuestra mente una falsa imagen.
La agresividad está presente en todo perro sobre la faz de la tierra, un gruñido es una agresión, una pelea entre machos es una agresión, entre hembras también es una agresión, ciertos ladridos son agresiones, el perro que se monta las piernas de tus amigos está demostrando un tipo de agresión.
La agresividad forma parte de la especie canina, la jerarquía del macho en una manada viene manejada por la agresión o la intimidación, que es también otra forma de agresión.

Tenemos que separar las cosas para poder entender el porque, un determinado ejemplar de cualquier raza muerde por suponer, a alguien. La mordida puede ser por miedo, en ataque o en defensa, por ataque, y por defensa, etc.

Los perros que protagonizan las tragedias que leemos en los diarios son seguramente perros que no fueron socializados en el modo correcto, o directamente no estaban socializados. Son perros que eran los dueños de la casa y la familia. Eran perros que siendo los dueños de la casa habían crecido siendo engreídos y mimados hasta el extremo. Y aquí la gente dice ‘’ Pero si lo trataban re-bien, con muchísimo amor, era un hijo mas, de golpe empezó a ponerse mas y mas malo’’ o ‘’Boby tiene su carácter bien fuerte como todos los dogos, a la hora de la comida si te acercas te gruñe’’.
Después se lamentan cuando alguien de la familia se acercó al perro mientras este comía y el perro hizo lo que naturalmente haría, defender su alimento.
Los propietarios no se dan cuenta que esto es paulatino, en forma ascendente, va de menos a más hasta que explota. Y cuando explota se preguntan: que pasó con el perro?.
Y la respuesta es muy fácil: ‘’Con el perro no pasó nada, él está funcionando de la misma manera que el día que lo trajeron a casa, solo que aprendió a comportarse del modo que le enseñaron, y responde de acuerdo a como fue guiado también, así que básicamente el problema no lo tiene el perro, el loco no es el perro.
El exceso desmedido y mal aplicado de demostración de afecto también es un problema, porque tenemos tendencia a humanizar al animal, a tratarlo como un hijo, a no decirle que no.
Y haciendo esto estamos diciéndole al perro ‘’Sos el mejor, el mas fuerte, siempre conseguís lo que querés sea como sea’’, y cuando no lo obtiene por los medios que le son comunes entonces lo exige, y al no recibirlo lo arrebata, y como lo arrebata?, agrediendo.
Es así de simple como funcionan las cosas, acostumbramos al perro a subirse al sillón, entendiendo por esto que lo estamos tratando bien y con todas las comodidades, y luego nos lamentamos cuando nos mordió al querer bajarlo.
Tenemos que aprender a enseñar, que aprenda que se puede subir y luego que se debe bajar.

El perro debe entender que ese sillón NO le pertenece, que esa comida NO se la van a quitar, que el patio o jardín es nuestro territorio, que en el orden social dentro de casa todos son lideres por sobre él, tiene que saber que una caricia se la damos nosotros, no la puede exigir siempre él, tiene que tener en claro que sin nosotros no come, este es uno de los puntos mas importantes de la relación con los animales de compañía, fue la primera condición por la cual se volvieron dependientes de nosotros, desde hace 15 000 años, un grupo de lobos dejó de cazar porque un grupo de humanos les daba comida, y esos humanos se dieron cuenta que dándole comida a esos lobos, ninguna otra bestia se acercaba a la aldea, y si alguna lo hacia los lobos aullaban y alertaban.

Fíjense cuan importante puede llegar a ser el que nuestro perro entienda que depende de nosotros para recibir el alimento, si el perro entiende esto, nunca morderá la mano que le da de comer. Si lo hace es porque piensa que el se merece el alimento. Que su conducta es la adecuada para recibir el alimento.


Entonces si se tiene o se pretende tener un perro, sea cual sea la raza, y si no es de raza también, hay que informarse, leer, aprender, es la única manera de convivir tranquilamente con el perro, es la única manera que tenemos de darle una mejor calidad de vida a nuestro perro, es la única manera de hacer las cosas bien, minimizar riesgos, y aprovechar todo el potencial de nuestro perro.

‘’El nivel de cultura de una sociedad se puede medir viendo el modo en el que tratan a sus animales’’.


P.D.: Me gustaría dejar en claro que en lo que a agresión se refiere, las causas pueden ser varias, solo expongo las mas viables para los ejemplos que se describen.
Las posibles causas de agresión suelen ser la mala socialización, pero existen otros factores además del patológico.
Este escrito no pretende ser un manual jerárquico conductista, solo se tocaron los temas de conducta que vienen con el instinto del perro, por ese motivo creo que lo mejor en estos casos es la jerarquización del perro, luego podremos utilizar otros medios o métodos de enseñanza o de procedimiento para enseñar o comunicarnos con el animal.
Independientemente sea cual sea la raza de nuestro perro debemos tener en cuenta que los factores externos, osea, nuestra crianza, el ambiente etc., representa un 70% de la formación del animal, tanto física como en conducta, y la herencia pesa solo en un 30%.
Motivo por el cual es determinante la forma como eduquemos a un perro, sea la raza que sea. Cada raza es diferente, y a su vez, cada perro es único.

Desconectado aslan

  • Ya Caza Jabalí
  • ******
  • Mensajes: 952
  • simplemente un sueño echo realidad
Re: PARA LOS NUEVOS (Entender al perro).
« Respuesta #1 en: 10 de Octubre de 2008, 10:24 »
En un lugar de la mancha cuyo nombre no quiero recordar.... :-D :-D :-D jejeje uf pense que nunca acababa ,no en serio muy buen documento y muy completo me aclarado alguna dudilla que rondaba en mi cabeza,gracias
saludos

Desconectado maggie

  • Ya Caza Chanchos
  • ****
  • Mensajes: 594
  • Natalia y Sasha
Re: PARA LOS NUEVOS (Entender al perro).
« Respuesta #2 en: 10 de Octubre de 2008, 11:07 »
Muuuuuuy buen articulo Pablo! a mi tambien me aclaró algunas cosillas.... gracias por compartirlo!

Desconectado pablo22279

  • Ya es como de la Familia
  • ********
  • Mensajes: 3410
  • Todo un sentimiento
Re: PARA LOS NUEVOS (Entender al perro).
« Respuesta #3 en: 10 de Octubre de 2008, 16:37 »
Si bueno, es largo  :-D,,, pero es para leerlo con tiempo.

Desconectado ASIS

  • Ya es como de la Familia
  • ********
  • Mensajes: 1070
Re: PARA LOS NUEVOS (Entender al perro).
« Respuesta #4 en: 10 de Octubre de 2008, 16:44 »
Ufffff  lo dejo para mañana....... (es que tengo gripe.... no es que sea malo el documento....) :wink:
Un saludo

Desconectado kiro1

  • Novato
  • *
  • Mensajes: 7
Re: PARA LOS NUEVOS (Entender al perro).
« Respuesta #5 en: 10 de Octubre de 2008, 21:18 »
Muy, pero muy buen articulo...de verdad...sin palabras...te felicito y te comento q me sirvio y mucho...jeje  :-D







Un abrazo





                                         



                                                  --_K!R0_--






Desconectado SandraM

  • Ya es como de la Familia
  • ********
  • Mensajes: 1229
  • Malevo de Antares
Re: PARA LOS NUEVOS (Entender al perro).
« Respuesta #6 en: 10 de Octubre de 2008, 21:47 »
Pablito... es muy bueno... y ademas la lectura es entretenida y clarisima!!!!! gracias... no solo sirve para LOS NUEVOS eh!!!! siempre somos nuevos en algo si es que hay voluntad y ganas de modificarnos y aprender siempre!!!! un beso
El corazón del hombre se refleja en su rostro ...para bien o para mal

Desconectado pablo22279

  • Ya es como de la Familia
  • ********
  • Mensajes: 3410
  • Todo un sentimiento
Re: PARA LOS NUEVOS (Entender al perro).
« Respuesta #7 en: 11 de Octubre de 2008, 08:28 »
gracias, traté de que sea lo mas facil posible para la lectura.

Desconectado analiansn

  • Ya Caza Jabalí
  • ******
  • Mensajes: 814
Re: PARA LOS NUEVOS (Entender al perro).
« Respuesta #8 en: 11 de Octubre de 2008, 09:38 »
Si Sandra totalmente contigo, siempre somos nuevos, a mi me pasa siempre que incorporo otro perro a la familia.
Pero... Pablo..ufff.. que largo!
ANA :-D :-D

Desconectado ASIS

  • Ya es como de la Familia
  • ********
  • Mensajes: 1070
Re: PARA LOS NUEVOS (Entender al perro).
« Respuesta #9 en: 11 de Octubre de 2008, 11:55 »
POR FIN !!!!!!  :evil: ja ja ja
Ya lo he acabado.

PABLO te felicito por este tratado sobre jerarquía y comportamiento del perro. Lo he leido detenidamente, no creas.... y básicamente coincido contigo en casi todo . Se nota que lo ha escrito un auténtico perrero, alguien con experiencia e informado.

Creo que el gran esfuerzo que has tenido que realizar ha sido compensado por UN GRAN TRABAJO.

Un saludo







Desconectado FCO_DRAKO

  • Ya Caza Pajaritos
  • **
  • Mensajes: 70
  • DRAKO
    • GRUPO FACEBOOK - DOGO ARGENTINO CHILE
Re: PARA LOS NUEVOS (Entender al perro).
« Respuesta #10 en: 11 de Octubre de 2008, 12:39 »
PABLO
QUE ECXELENTE TRABAJO DE VERDAD TE FELICITO, Y COMO DIJERON POR AHY SE NOTA QUE LO ESCRIBIO UNA PERSONA QUE REALMENTE SABE DE PERROS
MUCHAS GRACIAS POR TODA ESTA INFORMACION, ES DE MUCHA UTILIDAD PARA SABER EL COMO TRATAR CON NUESTRO PERRO, SEA ESTE DE CUALQUIER RAZA

SALUDOS

Desconectado Thor_Euskadi

  • Novato
  • *
  • Mensajes: 18
Re: PARA LOS NUEVOS (Entender al perro).
« Respuesta #11 en: 14 de Octubre de 2008, 12:49 »
Un aplauso, me quito el sombrero.

 Muy bueno el articulo, muy elaborado, pensado y articulado. Se nota que lo has hecho con ganas. El lenguaje me parece de lo más sencillo, tratas de ser lo más ameno posible y los ejemplos que pones son circunstancias que en mayor o menor medida todos hemos visto en nuestros perros.

Yo que soy novata, intento "empaparme" lo máximo posible sobre como entender a mi doguillo, como tratarlo.

Un millón de gracias y ENHORABUENA de nuevo.

Saludos y lametones!!!!

Desconectado Urundau

  • Novato
  • *
  • Mensajes: 27
  • BRISA
Re: PARA LOS NUEVOS (Entender al perro).
« Respuesta #12 en: 14 de Octubre de 2008, 15:46 »
Muy bueno gracias por compartirlo, me es de mucha utilidad

Desconectado pablo22279

  • Ya es como de la Familia
  • ********
  • Mensajes: 3410
  • Todo un sentimiento
Re: PARA LOS NUEVOS (Entender al perro).
« Respuesta #13 en: 14 de Octubre de 2008, 16:09 »
gracias, me alegro que sirva.

Desconectado ajulioc

  • Ya Caza Chanchos
  • ****
  • Mensajes: 425
  • Gracias y Adios :')
Re: PARA LOS NUEVOS (Entender al perro).
« Respuesta #14 en: 14 de Octubre de 2008, 16:29 »
muuuuchas gracias.... muyyy bueno!!!

lo guarde en el pen y en casa lo leo tranquilito... pero hasta donde hice el paneo, es excelente

salute

Muchas gracias a todos

Dogo Argentino - Foro Dogo Argentino

Re: PARA LOS NUEVOS (Entender al perro).
« Respuesta #14 en: 14 de Octubre de 2008, 16:29 »

 

Legal: Si bien este foro requiere una registración, el mismo es de libre acceso y es por eso que los webmasters, administradores y moderadores no nos responsabilizamos por la veracidad de la información aquí publicada. Los comentarios publicados por los usuarios de este foro son responsabilidad de los mismos y no reflejan necesariamente la opinión de los webmasters, administradores y moderadores. El Foro Internacional del Dogo Argentino. Para ponerse en contacto con la administración del foro escribanos a webmaster(arroba)dogoargento.com.ar

Instalación Cámaras Seguridad Dogo Argentino